» Convocatorias

  • quinto turismo Hospedaje para Quinto Coloquio Internacional Ciudades del Turismo »

    Los asistentes al Quinto Coloquio Internacional Ciudades del Turismo “El imaginario y la construcción del territorio turístico”, que se celebrará en la ciudad de Mazatlán, [...]

  • CARTEL-XXVI-SIMPOSIO-POSTER XXVI Simposio de Historia: “Sonora irrumpe ante la nación. Hermosillo, Sonora, capital nacional de la legalidad, 1913 – 2013″. »

    Se invita a investigadores y estudiosos de nuestro pasado histórico, a participar del 26 al 30 de noviembre de 2013 con el tema: “Sonora irrumpe ante la nación. Hermosillo, Sonora: capital nacional de la legalidad, 1913 – 2013″.

» Novedades Editoriales

  • lucia-baltico-492 Lucía del Báltico »

    Lucía del Báltico narra la historia de una joven escandinava quien junto con decenas de pasajeros aborda el trasatlántico Kungsholm que parte de la ciudad de [...]

  • region-57 región y sociedad número 57 »

    Publicación cuatrimestral. Año XXV, número 57, mayo-agosto de 2013. $80.00

  • politicas-sociales Alternativas en la crisis para la transformación de políticas sociales en México »

    Coordinadores: Luis Huesca Reynoso, Patricia Aranda Gallegos, Jorge E. Horbath Corredor y Enrique Valencia Lomelí COLSON, CIAD, ITESO, U de G y Konrad Adenauer Stiftung, [...]

  • port-pol Modelos para el análisis de Políticas públicas »

    Coordinador: Nicolás Pineda Pablos El Colegio de Sonora, 2013 Hermosillo, Sonora $250.00

FOTO DE LA SEMANA: Sin título

La imagen fue capturada por Anayeli Cabrera Murrieta

Los invitamos a publicar fotografías de su agrado para esta sección semanal. Enviar fotos al correo: asanchez@colson.edu.mx

observatorios-berlin-492

Berlín, capital de Europa

Cristian Uriel Solís Rodríguez*

 

Ninguna ciudad de Europa Occidental ha cambiado y sufrido tanto en el último siglo como Berlín, su historia está llena de dolor, sangre y lágrimas. Sucesos que marcaron el siglo XX se concentran en la capital alemana y su protagonismo sigue presente al llevar la batuta del viejo continente. Aunque la sede de la Unión Europea se encuentra en Bruselas, las decisiones importantes se están tomando en Berlín.

La capital está llena de recuerdos y memoria de los sucesos más extremos en la historia. Berlín fue el escenario de la lucha ideológica que se inicia con el levantamiento espartaquista brutalmente masacrado. La crisis de 1929 y el Tratado de Versalles castigan a los ciudadanos al propiciar la radicalización de las ideas y el ascenso del nazismo. En el Deutsches Historisches Museum y Deutsch-Russisches Museum se puede observar la propaganda extremista por parte de todos los partidos políticos de aquella época así como la historia general de Alemania, que es netamente una historia bélica.

Los berlineses soportaron la militarización y represión nazi, la ciudad sede de la Gestapo y las SS. Sobre las ruinas de esa macabra institución se encuentra hoy la Topographie des Terrors que es una exposición y centro documental de la propaganda nazi y de sus crímenes contra toda oposición. Hacia el norte se encuentra lo que fue el campo de concentración Sachsenhausen, una fábrica de muerte que avergüenza a los berlineses.

La Segunda Guerra Mundial devastó totalmente a la capital alemana, las huellas de la batalla  aún se observan en los pilares del Museumsinsel. Las mujeres quedaron a merced de un Ejército Rojo sediento de venganza. Con el reparto de Berlín, muchas familias ya no pudieron comunicarse; en diversas partes de la capital se observan vestigios del Muro y dedicatorias a quienes murieron en intento de fuga. Casi en medio de la Brandenburger Tor y del Reichstag está una exposición dedicada a los caídos en la sublevación de 1953 contra el sistema de la RDA, el nombre de la avenida que inicia ahí (Straße des 17 Juni) conmemora la fecha del alzamiento.

En el Este está el Memorial Berlín-Hohenschönhausen que fue la cárcel de la Stasi, donde se torturó y encerró a cientos de personas que pensaban diferente o intentaban escapar a Occidente. En el patio de esa terrible prisión está una piedra dedicada a las víctimas de la dictadura comunista. La caída del Muro significó el fin del comunismo y la Guerra Fría. Hoy las diferencias entre el Berlín oriental y occidental son nulas, el desarrollo es general, las obras no se detienen, toda la avenida Unter den Linden está en reconstrucción.

Berlín llega a una plena maduración después de haber sido el laboratorio de la democracia, la dictadura, el nazismo, y el comunismo. No hay idolatría a santos o ídolos y la presencia de iglesias es prácticamente nula, el berlinés no es religioso pues ha entendido que toda ideología radical que propone una felicidad o perfección universal (cristianismo, nazismo, comunismo) termina siendo un sistema genocida, represor y sádico.

La ausencia de supermercados y  grandes centros comerciales es parte de una visión que no prioriza el volumen y el consumo como forma de vida. Lo que realmente es grande en Berlín son los bosques, áreas verdes y espacios públicos en estado impecable. Basta tener una bicicleta para moverse tranquilamente por la ciudad y tener un picnic agradable con una rica cerveza cuyo consumo se permite en la vía pública, sin que eso altere el orden. El comportamiento de las mascotas es impresionante, las obligaciones y derechos que se les da, hacen que sean un reflejo de sus dueños.

Edificada sobre tanto sufrimiento, la ciudad ha aprendido a vivir de una manera envidiable. Aquel lugar donde hay una vasta red de transporte, donde los pequeños comercios hacen que los precios sean accesibles, y donde reina la tolerancia, el respeto al individuo, y la alta responsabilidad, se llama Berlín, la capital de Europa.

*Responsable de Evaluación y Gestión académica en El Colegio de Sonora.