» Convocatorias

  • BannerCEHRF Concurso para ocupar plaza de Profesor-investigador de tiempo completo »

    El Colegio de Sonora convoca a participar en el concurso para ocupar una plaza de Profesor-investigador de tiempo completo a fin de incorporarse en el [...]

  • quinto turismo Hospedaje para Quinto Coloquio Internacional Ciudades del Turismo »

    Los asistentes al Quinto Coloquio Internacional Ciudades del Turismo “El imaginario y la construcción del territorio turístico”, que se celebrará en la ciudad de Mazatlán, [...]

  • CARTEL-XXVI-SIMPOSIO-POSTER XXVI Simposio de Historia: “Sonora irrumpe ante la nación. Hermosillo, Sonora, capital nacional de la legalidad, 1913 – 2013″. »

    Se invita a investigadores y estudiosos de nuestro pasado histórico, a participar del 26 al 30 de noviembre de 2013 con el tema: “Sonora irrumpe ante la nación. Hermosillo, Sonora: capital nacional de la legalidad, 1913 – 2013″.

FOTO DE LA SEMANA: Marilyn y su hermano

La imagen fue capturada por Jesús Morales.

Los invitamos a publicar fotografías de su agrado para esta sección semanal. Enviar fotos al correo: asanchez@colson.edu.mx

documentos-502

Ignacio Almada Bay sobre “Agua, poder y escasez”

Comentarios a la presentación, en San Miguel de Horcasitas el día 11 de octubre de 2013, del libro Agua, poder y escasez. La construcción social de un territorio en un ejido sonorense, 1938-1955, de Esther Padilla Calderón, publicado por El Colegio de Sonora en diciembre de 2012.

“Cuando llegó el reparto” (95), “la sequía grande” (174), son palabras “con jalón” que rescató Esther de las pláticas memoriosas con ustedes.

Este libro es una muestra del compromiso de la autora, la doctora Esther Padilla Calderón, con la comunidad objeto de su estudio y con las personas que entrevistó, que le dieron parte del material de esta historia, y que le llevó a dedicar el libro “(…) a los hombres, mujeres y niños de San Miguel de Horcasitas y Los Ángeles, Sonora”.

La materia de estudio de este libro son las vidas, con sus vueltas y revueltas, de los abuelos y abuelas, de los padres y las madres de ustedes, quienes están aquí presentes, por un periodo de 17 años, entre 1938 y 1955. Este texto fue la tesis de Esther Padilla Calderón para obtener el grado de doctora en ciencias sociales en El Colegio de Sonora.

El contenido y la conclusión principal del libro son desafiantes: la sequía, que de manera recurrente azota a esta región, es una construcción social, una construcción humana, es resultado de la lucha por los recursos como el agua y la tierra.

Entre los méritos del libro, destaca que se haya ocupado de una región que en los estudios había sido marginal y había quedado olvidada. Esther Padilla ha rescatado del olvido a la villa de Horcasitas y al pueblo de Los Ángeles. Los ha plantado en el mapa del conocimiento académico y ahora hay que difundirlo entre ustedes para que se convierta en conocimiento social.

Una sociedad sin conflictos no existe en este mundo. El libro se ocupa de los conflictos que se suscitaron por el acceso al agua y a la tierra en esos años, 1938-1955, en la villa de Horcasitas y el pueblo de Los Ángeles. Y en especial de la construcción social de la escasez de agua en ambas localidades.

Repasar estas experiencias hoy es útil y aleccionador. Hay que aprender y reaprender a procesar los conflictos, hay que optar preferentemente por la negociación y no por el enfrentamiento, hay que aprender a agotar los recursos de negociación, lo que incluye recorrer las instancias institucionales. Lo que hicieron entonces los pobladores enfrentados de estas localidades.

Cabe felicitar a la autora del libro, a las veinte personas que entrevistó y que están mencionas en las páginas 261 a 263, y citadas a lo largo del libro, este es el momento para reconocer el rescate de historia oral que hizo Esther Padilla Calderón, para plasmarla en el texto y escuchar sus voces interviniendo en torno a la “sequía grande”.

Por todos estos motivos hay que estar de fiesta hoy y adquirir un ejemplar del libro para comentarlo en sus casas y reuniones.

También hay que reconocer el trabajo de corrección de estilo y compuedición de Fernanda Aguilar y la labor de todo el equipo de personas que laboran en el área de difusión, a cargo de Inés Martínez de Castro, que se involucraron en todas las etapas de la composición, impresión y difusión del libro, cumpliendo satisfactoriamente con sus tareas y haciendo posible este evento hoy.