» Convocatorias

  • BannerCEHRF Concurso para ocupar plaza de Profesor-investigador de tiempo completo »

    El Colegio de Sonora convoca a participar en el concurso para ocupar una plaza de Profesor-investigador de tiempo completo a fin de incorporarse en el [...]

  • quinto turismo Hospedaje para Quinto Coloquio Internacional Ciudades del Turismo »

    Los asistentes al Quinto Coloquio Internacional Ciudades del Turismo “El imaginario y la construcción del territorio turístico”, que se celebrará en la ciudad de Mazatlán, [...]

  • CARTEL-XXVI-SIMPOSIO-POSTER XXVI Simposio de Historia: “Sonora irrumpe ante la nación. Hermosillo, Sonora, capital nacional de la legalidad, 1913 – 2013″. »

    Se invita a investigadores y estudiosos de nuestro pasado histórico, a participar del 26 al 30 de noviembre de 2013 con el tema: “Sonora irrumpe ante la nación. Hermosillo, Sonora: capital nacional de la legalidad, 1913 – 2013″.

FOTO DE LA SEMANA: Marilyn y su hermano

La imagen fue capturada por Jesús Morales.

Los invitamos a publicar fotografías de su agrado para esta sección semanal. Enviar fotos al correo: asanchez@colson.edu.mx

fuera-ruta-502

Maquiavelo para nuestros gobernantes

 

Cristian Uriel Solís*

Aunque ya no estamos en los tiempos donde el Estado (principado) se heredaba o se tomaba por la fuerza, retomar el humanismo del valiente florentino que desenmascaró a los hipócritas cristianos de su época para mostrar la importancia de la política y desnudar los sentidos más profundos del hombre, me parece importante en estos momentos. Tomaré de muestra a Enrique Peña, a Miguel Mancera y a Guillermo Padrés.

Maquiavelo afirmó (tanto en el Príncipe como en los Discursos sobre la primera década de Tito Livio)  que un líder debe tener siempre el apoyo del pueblo, sin éste, su fracaso es seguro. Los tres gobernantes mencionados hacen lo contrario. Los desastres naturales en el sur revelaron a un presidente distanciado y torpe en su discurso, cuando en ese momento se necesitaba una oratoria fuerte y emocional que levantara la devastada moral de los cientos de miles de afectados. Peña debió instalar su gobierno en esas zonas para dirigir las operaciones, estar cerca del pueblo, animar y premiar a los soldados y policías que hicieron el trabajo duro y riesgoso, aquello le hubiera dado un alto grado de aceptación y autoridad en esas entidades donde el Estado se ve rebasado por cárteles, focos de guerrilla y disidencia.

Maquiavelo afirmó que a la gente le gustan los líderes decididos y justos. Peña aparentó ser un líder de consensos y decisiones, pero se dejó dominar por su ego  y ahora está fracasando en todos sus frentes; su pacto se desmorona y parece perder las riendas del país. Aunque aprendió de sus errores imperdonables en Atenco, las acciones de la CNTE lo siguen paralizando. ¿Cómo recuperar la legitimidad? El pueblo, según Maquiavelo, desea esencialmente dos cosas: que no se toque su patrimonio y la venganza. La reforma hacendaria afortunadamente ya fracasó, y con el universo de impunidad que hay en el país, sobra materia para saciar la venganza. La justicia al caso ABC, el  castigo a los responsables de la devastación y muerte en el sur del país, son sólo algunos casos que pudieran tener un alto impacto de venganza, que elevarían la legitimidad y autoridad del presidente.

Mancera se ha dejado superar por todas las fuerzas que lo agobian, quiere quedar bien con todos, pero no lo hace con nadie. Debe saber que la guerra con AMLO es inevitable, pues éste planea eliminarlo como posible candidato a 2018 y recuperar todas las delegaciones y secretarías del D.F. Según Maquiavelo, aplazar un conflicto inminente, sólo fortalece al enemigo, y AMLO ya afila sus espadas y alianzas para desquiciar al D.F. Mancera debe asumir una posición determinante, promoviendo los valores que han distinguido al D.F.: la diversidad, la tolerancia y la seguridad. Esta última debe ser su bandera de lucha. El trauma de Tlatelolco subsiste, pero Mancera debe hacer uso de su mejor virtud, el cálculo y el control de las emociones, y con un golpe certero, en el momento adecuado, apaciguar a los provocadores y desenmascarar a sus rivales, brindando así seguridad a la ciudad y claridad en el rumbo que se toma, pero, sobre todo, demostrar hasta dónde se permitirá la tolerancia.

A Padrés poco se le puede ayudar, no posee ninguna virtud y tiene todos los defectos, pero Sonora me importa, y especialmente Hermosillo. La reciente situación de estudiantes atropelladas puede representar un escenario donde Padrés rescate un poco de honor. Recientemente él y su equipo fueron a Europa, pero nada aprendieron de los detalles del primer mundo. Por primera vez, Padrés necesita rodearse de arquitectos e ingenieros virtuosos que no tengan intereses particulares ni relación política, ellos acudirán a su llamado y trabajarán con más responsabilidad y amor a su tierra, además le serán más fieles y le darán una mejor imagen. Debe construir con ellos un proyecto eficaz que beneficie a los peatones y usuarios de bicicletas, y aparecer ante el público con evidente empeño en construir con la mejor transparencia, dicho proyecto.

*Maestro en Ciencias Sociales por El Colegio de Sonora y responsable del área de Evaluación y Gestión Académica de la misma institución.