» Convocatorias

  • BannerCEHRF Concurso para ocupar plaza de Profesor-investigador de tiempo completo »

    El Colegio de Sonora convoca a participar en el concurso para ocupar una plaza de Profesor-investigador de tiempo completo a fin de incorporarse en el [...]

  • CARTEL-XXVI-SIMPOSIO-POSTER XXVI Simposio de Historia: “Sonora irrumpe ante la nación. Hermosillo, Sonora, capital nacional de la legalidad, 1913 – 2013″. »

    Se invita a investigadores y estudiosos de nuestro pasado histórico, a participar del 26 al 30 de noviembre de 2013 con el tema: “Sonora irrumpe ante la nación. Hermosillo, Sonora: capital nacional de la legalidad, 1913 – 2013″.

FOTO DE LA SEMANA: Tarde en H

La imagen fue capturada por Antonio Morales.

Los invitamos a publicar fotografías de su agrado para esta sección semanal. Enviar fotos al correo: asanchez@colson.edu.mx

y-sin-embar-504

Experiencia con la transparencia

Nicolás Pineda*

He solicitado varias veces información —vía el portal de Infomex— a diversas dependencias del gobierno, y la experiencia ha sido razonable. A veces he tenido que batallar y repetir el proceso, y generalmente he llegado a resultados aceptables. Casi siempre solicito estadísticas relacionadas con algún tema de interés general. Me parece que esto es un avance significativo de nuestra vida política y ciudadana. Pero ahora quiero comentar la mala experiencia que he tenido con el tema del transporte urbano.

Los folios 513013 y 513213

Ayudado por uno de mis alumnos, el 15 de agosto presentamos al Fondo de Modernización del Transporte (Femot) dos solicitudes: la 513013 donde pedimos la “estadística de pasajeros diaria o semanal del transporte urbano en Hermosillo durante el año 2012” y la 513213 solicitando los “ingresos mensuales por concepto de la tarjeta BusSonora desglosada en normales o subsidiadas”. Previamente habíamos averiguado que era el Femot, y no la Dirección de Transporte, la dependencia que lleva el control de la tarjeta BusSonora. Yo consideré que esta es información no sólo de interés público, sino que el gobierno requiere y debe de tener para ejercer su responsabilidad de prestar, a través de concesionarios, el servicio público y para planear mejor el crecimiento urbano.

Sin embargo, la solicitud fue rechazada al día siguiente . Consulté a un conocedor del transporte y me dijo que le cambiara los términos y la volviera a meter. El problema era el uso de algunas palabras. Pero ambas solicitudes fueron nuevamente rechazadas. Los motivos aludidos para rechazarlas fueron, en un caso, que “el Femot no presta el servicio de transporte sino que lo hacen las empresas encargadas del transporte público” y en el otro, que “el Femot no tiene ingresos por pasajes y sólo emite credenciales” (sic). Luego me explicaban que el presupuesto del Femot aparece en la ley de ingresos. Aquí sí me molestó el mal sesgo, porque la tarjeta que yo tengo no es credencial, sino que le he metido dinero y no la uso para identificarme sino para pagar transporte.

Metimos entonces recursos de revisión ante el ITIES, pero el resultado fue el mismo: fueron nuevamente rechazadas. Acudí entonces a la Contraloría del Estado para que me ayudaran y orientaran. Ellos fueron y hablaron directamente con los encargados obteniendo resultados parciales. Que sólo podían darme el 27 por ciento de la información que es la que corresponde al uso de la tarjeta, y me invitaban a que pasara personalmente por la información.

Entonces acudí personalmente a tratar de obtener la información. Me atendieron con mucha amabilidad, pero siempre tratando de convencerme de que la información no me servía porque estaba “incompleta” y un estudio así no sirve. Les dije que ése era mi decisión, no de ellos, y que de todos modos quería la información. Aceptaron dármela, pero sólo la de la tarjeta y ninguna estadística porque ésta no la manejan ellos sino una empresa de Guadalajara. A la hora de la hora, me ofrecían entregarme un reporte y hacerme un resumen. Yo repliqué que quería la información completa no resumida. Quedaron entonces de enviármela “a más tardar al día siguiente”.

Como pasaron dos días y no recibí nada, les envié un correo con copia a la contraloría y al ITIES reclamando la información. Entonces, me hablaron por teléfono y me pidieron nuevamente una solicitud en hoja membretada y sellada. Finalmente, me entregaron información sobre las tarjetas expedidas y los ingresos habidos por este concepto. Las estadísticas no me las pueden entregar porque “no es información de ellos sino de las empresas (Sictuhsa y Bea) que la manejan y ellos no autorizaron que me la dieran”.

Algo está mal en la relación del transporte urbano con el gobierno

Más que la historia que les cuento, lo que me parece trascendente es el análisis de las respuestas y las evasivas recibidas. El responsable del servicio del transporte es el gobierno estatal, quien para poder cumplir su obligación concesiona o contrata a operadores del mismo —que en este caso son los concesionarios. La obligación de los concesionarios transportistas es cumplir con las condiciones que les marca el gobierno que los contrata, no lo que ellos quieran hacer. Por ello, el gobierno está obligado a conocer, a tener, toda la información del transporte urbano; de otro modo no se justifican los apoyos y subsidios que les entrega. Además, esta información es necesaria para planear el desarrollo y crecimiento urbanos; hay que mejorar el transporte público para mejorar la vialidad y reducir el tráfico de la ciudad. El Femot y el gobierno estatal no pueden decir que no tienen qué ver y que son las empresas privadas las encargadas de esto. Es como pedir que la carreta jale a los bueyes.

Pero tal vez mis solicitudes pisaron en terreno minado y coincidieron con la acusación de malversación de fondos en el Femot, pero eso no exime al Estado de su obligación de transparencia. Tampoco era mi intención hurgar en los malos manejos y desorganización, pero después de la experiencia vivida, es la impresión que me queda y es con lo que me topé. ¿Qué otra explicación de fondo hay?

*Profesor-investigador del Programa de Estudios Políticos y Gestión Pública de El Colegio de Sonora.nicolas.pineda.p@gmail.com