» Convocatorias

  • luto El Colson expresa sus condolencias »

    Personal de El Colegio de Sonora expresa sus condolencias a los compañeros del cuerpo de trabajo de esta institución que perdieron a miembros de su [...]

  • BannerCEHRF Concurso para ocupar plaza de Profesor-investigador de tiempo completo »

    El Colegio de Sonora convoca a participar en el concurso para ocupar una plaza de Profesor-investigador de tiempo completo a fin de incorporarse en el [...]

  • CARTEL-XXVI-SIMPOSIO-POSTER XXVI Simposio de Historia: “Sonora irrumpe ante la nación. Hermosillo, Sonora, capital nacional de la legalidad, 1913 – 2013″. »

    Se invita a investigadores y estudiosos de nuestro pasado histórico, a participar del 26 al 30 de noviembre de 2013 con el tema: “Sonora irrumpe ante la nación. Hermosillo, Sonora: capital nacional de la legalidad, 1913 – 2013″.

FOTO DE LA SEMANA: Waves

La imagen fue capturada por Jimmy Maldonado.

Los invitamos a publicar fotografías de su agrado para esta sección semanal. Enviar fotos al correo: asanchez@colson.edu.mx

ysinembar-506

Con el Aguah al cuello

Nicolás Pineda*

Ya se divulgó el dato de que el agua que el acueducto trae de la presa El Novillo le cuesta a Agua de Hermosillo (Aguah) 8 millones de pesos mensuales. Además, hay que pagar otros 2 millones por concepto de servicios ambientales o derechos de algún tipo. Se habla incluso de que habrá además un impuesto por este concepto. Es un pago de 120 millones de pesos anuales que recae en una empresa municipal que el año pasado, sin acueducto, tuvo ingresos por 558.5 millones de pesos y un gasto de 670.2 millones de pesos. Más claro todavía, esta empresa tuvo pérdidas el año pasado por 112 millones de pesos. Por si lo anterior fuera poco, además tiene un pasivo circulante (deuda exigible a corto plazo) de 406 millones de pesos y una deuda bancaria de 48 millones de pesos. Si se tratara de un particular estaría a punto de que le quitaran la casa y el carro y lo dejaran en la calle o en la cárcel.

Agua de Hermosillo está quebrada y debe todo lo que recauda, y va todavía por más deuda y más crisis financiera. A las autoridades responsables sólo les preocupa administrar la situación (patear el bote le dicen ahora) hasta el 15 de septiembre de 2015, cuando entregan el puesto. Lo que pase después ya no les preocupa. Ellos se irán a otro puesto público, tal vez de mayor jerarquía. Pero la ciudad se queda y los usuarios del agua aquí seguimos, con el mal servicio, el agua del acueducto desperdiciada y con la deuda a nuestro nombre. Todos aquellos que defienden el acueducto, si quieren que subsista, tienen que establecer primero la manera de aprovechar de manera eficiente el agua que nos trae. No tiene caso pelearse por una agua cara que aquí no se cuida.

Elementos para un cambio

La pregunta es qué hacer. La solución no puede venir de las mismas autoridades que están cavando todavía más hondo en la crisis financiera de esta empresa pública; tampoco saldrá espontáneamente de los partidos o de otros políticos que están en el mismo “entendido”. La solución deberán empujarla las organizaciones civiles y ciudadanas  presionando a los legisladores, promoviendo el tema en los medios e impulsando las iniciativas en el Congreso. Mi propuesta es, entonces, directa al Consejo Consultivo de Aguah y a la Comisión de Agua del Congreso del Estado.

Entre los elementos que puede tener la iniciativa incluyo únicamente los que le escuché a Héctor Seldner, uno de los miembros más comprometidos del Consejo Consultivo, y son los siguientes: 1) que el director del organismo sea nombrado por el Consejo Consultivo Ciudadano por concurso de méritos en base a convocatoria nacional pública y abierta; 2) que el puesto de director sea por periodos de cinco años, sujeto a evaluación anual y con posibilidad de repetir con base en los resultados alcanzados; 3) que se establezca un sistema validado de indicadores de desempeño y razones financieras que permitan dar seguimiento a la salud operativa y empresarial del organismo. Este sistema serviría para establecer las metas anuales del propio organismo y evaluar el desempeño de sus directivos, debiendo estar vinculado a un plan de mediano y largo plazo para elevar la calidad del servicio y hacer competitivo, como empresa, al organismo público de agua.

Un tema pendiente sería examinar si esta modificación valdría para todos los organismos del estado o sólo para el de Hermosillo. Hermosillo no es el único organismo quebrado, pero a ningún otro se la ha construido un acueducto de 4 mil millones de pesos. De modo que, mientras se discuten otros puntos, hay que ir promoviendo estos cuanto antes.

Propuesta de reforma legal.

Diputado Luis Ernesto Nieves, presidente, y demás diputados de la Comisión de Agua del Congreso del Estado: Les propongo que promuevan una reforma a la Ley 249 de Agua del Estado de Sonora, vigente, para que se revisen y reformen los artículos del 73 al 89 a fin de que otorguen al Consejo Consultivo la facultad de nombrar al director con base en concurso público por méritos profesionales, así como para modificar el periodo del director y establecer el sistema de información y evaluación del desempeño del organismo. Señores del Consejo Consultivo de Aguah, tienen responsabilidad con toda la ciudad y no pueden quedarse con los brazos cruzados ante la situación del organismo; es necesario que se involucren en la solución del problema. En ustedes puede estar la solución. ¿Qué más hay que hacer para que esta iniciativa prospere y se tome en cuenta?

*Profesor-investogador de El Colegio de Sonora.nicolas.pineda.p@gmail.com