» Convocatorias

  • BannerCEHRF Concurso para ocupar plaza de Profesor-investigador de tiempo completo »

    El Colegio de Sonora convoca a participar en el concurso para ocupar una plaza de Profesor-investigador de tiempo completo a fin de incorporarse en el [...]

FOTO DE LA SEMANA: Sin título

La imagen fue capturada por Daniel Anguiano.

Los invitamos a publicar fotografías de su agrado para esta sección semanal. Enviar fotos al correo: asanchez@colson.edu.mx

ysinembargo-509

Sigue el dinero estatal

Nicolás Pineda*

Este gobierno estatal se ha ganado a pulso la imagen de mal administrador y de que trae un gran desorden en las finanzas públicas. Como prueba de ello están la falta de claridad en el financiamiento de obras del acueducto y del estadio, la gran cantidad de acreedores que no reciben el pago de sus servicios, los fondos extraviados en el Fondo para la Modernización del Transporte (Femot), las pensiones del Isssteson y, por si quedara duda, la reciente solicitud de 14 mil millones para reestructuración de la deuda estatal. Es en este contexto que se presenta ahora el proyecto de presupuesto estatal para el año 2014. Trataré aquí de hacer una breve reseña de la rápida revisión de la propuesta que está presentando.

Ingreso preocupante
Para el año próximo el Gobierno del Estado prevé ingresos por 46 442 millones de pesos. Esto significa un 9 por ciento más de lo que se presupuestó para el 2013 y, sobre todo, es un aumento muy superior a la inflación y al crecimiento demográfico del estado; es un incremento real neto en las finanzas estatales.

La pregunta es: ¿De dónde viene este dinero? Al revisar los diferentes rubros de ingreso y compararlos con los años anteriores, encuentro que 11 por ciento son ingresos fiscales del estado, es decir, impuestos y derechos que cobra el mismo Estado. Aquí observo que este rubro cayó drásticamente de 15 567 millones en 2012 a sólo 5 270 millones proyectados para el 2014. Se trata de una reducción del 66 por ciento que se explica aparentemente por la eliminación de la tenencia o impuesto llamado Contribución Municipal o Comun. Otro rubro de ingreso corresponde al 14 por ciento de los ingresos propios de las entidades y organismos estatales que cobran por algunos de sus servicios. Es importante anotar que estos dos rubros constituyen los ingresos propios de la administración estatal y que el resto, o sea el 75 por ciento, corresponde a participaciones y transferencias federales y a “financiamientos”.

Las transferencias federales ascienden al 69 por ciento de los ingresos estatales presupuestados para el año próximo (32 por ciento a participaciones y 37 por ciento a otras aportaciones). Hay, además, un 3 por ciento (1 500 millones) previsto como “financiamiento” o contratación de nueva deuda estatal. Pero el rubro que llama más mi atención es el que aparece como “Diferimiento de pagos” que aportará el 2 por ciento de los ingresos que equivalen a casi mil millones de pesos. Es la primera vez que veo este tipo de ingreso que, en mi interpretación, consiste en dejarle de pagar a los proveedores de servicios y otros acreedores. Es una política expresa de “debo no niego, pero pagar no quiero”. Esta política resulta muy riesgosa para el gobierno estatal ya que muchos no van a querer financiarlo por esta vía o lo van a hacer encareciendo considerablemente sus servicios. No me parece que sea una política sana de ingresos para las finanzas públicas.

En resumen, hasta donde se aprecia, el incremento o brinco considerable que dan los ingresos estatales para el año próximo proviene del 5 por ciento que obtiene por financiamiento por deuda directa y por financiamiento de proveedores.

Aumentos disparejos en el gasto
Como ya se dijo, el presupuesto del 2014 tiene un incremento de 9 por ciento, pero este incremento no es parejo para todas las dependencias sino todo lo contrario. Mientras que en algunas dependencias el presupuesto se reduce considerablemente, en otras se incrementa bastante.

Entre las principales dependencias castigadas a las que se les reduce el presupuesto están la Sedesol (-53 por ciento), la Secretaría de Economía (-45 por ciento), la Sagarhpa (-44 por ciento). Otras dependencias con menos dinero son Educación con una reducción de 6 por ciento y el Congreso del Estado con un presupuesto 3 por ciento menor al del año anterior. Como contraparte tenemos que las dependencias más favorecidas son: Salud con 5 por ciento más, el Ejecutivo (+6 por ciento), Isssteson (+17 por ciento), el Consejo Estatal Electoral (+22 por ciento), Hacienda (+23 por ciento), el Supremo Tribunal de Justicia (+28 por ciento), el Instituto de Transparencia (+34 por ciento). Un rubro que también aumenta es el de pago de la deuda que aumenta 40 por ciento. Pero la más favorecida de todas es sin duda la Sidur (Infraestructura y Desarrollo Urbano) cuyo presupuesto se incrementa 92 por ciento, es decir, casi se duplica. Es obvio que estas diferencias nos hablan de las prioridades y de la agenda de gobierno para el año próximo.

En otros temas, encuentro que, de acuerdo al analítico de plazas, el presupuesto contempla 13 996 plazas en la administración estatal directa, aunque este número no incluye a las de la Secretaría de Educación que significa otro tanto. Un dato curioso es que el presupuesto contempla un sueldo de 78 880.75 pesos como sueldo del gobernador del estado. ¿Qué tanto se apega el ejercicio de la administración pública a este presupuesto? El presupuesto es la guía que rige las acciones de las dependencias y organismos públicos. De su ejecución y buen uso depende en buena medida el desempeño del Gobierno del Estado. Habrá que ver ahora cómo se lleva a cabo la aprobación en el Congreso y qué cambios le hacen los diputados sobre todo para injertar sus propios proyectos y agendas.

*Profesor-investigador de El Colegio de Sonora. nicolas.pineda.p@gmail.com