» Convocatorias

  • simposiohist-635 XLII Simposio de Historia y Antropología Edición Internacional.Tema: MUJER, GÉNERO Y FAMILIA »

    La Universidad de Sonoraa través del Departamento de Historia y Antropología, en colaboración con El Colegio de Sonora, el Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo, [...]

» Novedades Editoriales

  • Portada-La-industria-automotriz La Industria Automotriz en México. Relaciones de Empleo, Culturas Organizacionales y Factores Psicosociales »

    La industria Automotriz en México. Relaciones de Empleo, Culturas Organizacionales y Factores Psicosociales. Coordinadores: Alex Covarrubias Valdenebro, Sergio A. SAndoval Godoy, Graciela Bensusán Areous, Arnulfo [...]

  • extraviado-641 Ángel extraviado »
  • itinerarios-639 Itinerarios errantes italianos. Nostalgias de un italómano. »

FOTO DE LA SEMANA: “Cazador cazado”

La imagen fue capturada por Jesús Morales.

Los invitamos a publicar fotografías de su agrado para esta sección semanal. Enviar fotos al correo: asanchez@colson.edu.mx

foto panel portales

Agua desalada para ampliar cultivos

Puede el uso de una desaladora incrementar el rendimiento de diferentes cultivos hasta en un 30 por ciento, expuso el profesor investigador Germán Eduardo Dévora Isiordia, del ITSON, durante el tercer panel “Desalación en áreas urbanas y agrícolas: casos de Baja California y Sonora”, llevado a cabo el pasado 17 de noviembre, organizado por El Colegio de Sonora.

José Luis Moreno Vázquez, profesor investigador de EL Colson fue el encargado de moderar la mesa de análisis en la que también participó Felipe Correa Díaz, profesor investigador de la Universidad Autónoma de Baja California (UABC).

Dévora Isiordia indicó que en Ciudad Obregón el 70 por ciento del agua es para uso agrícola y la sobreexplotación del vital líquido ha provocado que haya abatimiento de pozos, por lo que se han implementado plantas desaladoras de ósmosis inversa que iniciaron como proyectos de investigación.

“Tomamos el agua salada, la pasamos a procesos de ósmosis inversa y obtenemos un agua producto que hemos empleado para diferentes cultivos como sorgo, tomatillo, remolacha, mango e higuerilla, y hemos visto que su rendimiento ha aumentado.

Comentó que se pretende trabajar con los desechos de las plantas desaladoras y evitar que tengan el mar como destino, a fin de generar productos de valor agregado y evitar la contaminación.

“En este caso, es el agua de mar. A ese concentrado le aplicamos una bomba de alta presión, el agua pasa por una membrana y obtenemos agua dulce y agua de rechazo. Se siguen procesos estratégicos con el agua de rechazo para que esa sal no vaya al mar y se obtengan productos que podamos comercializar como sal de mesa, biodiesel”.

Por su parte,  el panelista Felipe Correa Díaz, profesor investigador de la UABC, señaló que el problema de abastecimiento de agua ha alcanzado a Ensenada, a lo que se hará frente con la operación de una desaladora a partir del próximo año.

“Esta planta viene a producir agua, que es un recurso natural, lo introduce al ciclo. Y esta agua va a poder sustituir los caudales de agua que las fuentes naturales ya no nos están otorgando por cuestiones de crisis ambiental”.

Apuntó que se ha proyectado que la capacidad de producción de la planta sea de 250 litros por segundo, con la opción de, en ciertos casos, incrementar su capacidad de producción al doble.

Con esto, dijo, se podrán ver reducidos los cortes de agua desde el inicio del año 2017.