» Convocatorias

  • simposiohist-635 XLII Simposio de Historia y Antropología Edición Internacional.Tema: MUJER, GÉNERO Y FAMILIA »

    La Universidad de Sonoraa través del Departamento de Historia y Antropología, en colaboración con El Colegio de Sonora, el Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo, [...]

» Novedades Editoriales

  • Portada-La-industria-automotriz La Industria Automotriz en México. Relaciones de Empleo, Culturas Organizacionales y Factores Psicosociales »

    La industria Automotriz en México. Relaciones de Empleo, Culturas Organizacionales y Factores Psicosociales. Coordinadores: Alex Covarrubias Valdenebro, Sergio A. SAndoval Godoy, Graciela Bensusán Areous, Arnulfo [...]

  • extraviado-641 Ángel extraviado »
  • itinerarios-639 Itinerarios errantes italianos. Nostalgias de un italómano. »

FOTO DE LA SEMANA: “Cazador cazado”

La imagen fue capturada por Jesús Morales.

Los invitamos a publicar fotografías de su agrado para esta sección semanal. Enviar fotos al correo: asanchez@colson.edu.mx

foto-poder-portales

Poder ¿para qué?

Nicolás Pineda.*

Curioso, interesante y paradójico fue el evento de presentación del libro Poder ¿para qué? de Eduardo Robledo al que asistieron Manlio Beltrones y lo más granado de la clase política del PRI. Anoto aquí algunas impresiones y reflexiones.

El libro
El autor fue gobernador de Chiapas durante la rebelión zapatista en los años 1994-1995. Por presiones tuvo que renunciar. Solo duró poco más de dos meses en el cargo. Esta defenestración lo ha hecho reflexionar sobre el fenómeno del poder. Desde el año 2000 decidió dejar la política y dedicarse a la academia. Ahora nos presenta este libro.

La pregunta que hace el libro es clave: ¿para qué se quiere o se busca el poder? Es verdad que se habla mucho de cómo obtener el poder, pero se habla menos de para qué se quiere. Entonces, quien busca el poder debe tener una respuesta a la pregunta.

El autor diferenció claramente que no es lo mismo tener la autoridad que da un puesto a tener el poder. Poder es algo más que ocupar un cargo. También propone la “gerencia del poder” como parte de su respuesta a la pregunta. Anteriormente se hablaba de los medios como un cuarto poder, pero ahora el quinto poder son las redes sociales. Éstas condicionan e imponen limitaciones al poder que deben ser tomadas en cuenta y de las que no hay vuelta atrás. Los nuevos tiempos demandan que el poder se ejerza con transparencia y rendición de cuentas.
Hay cuatro amenazas que acosan al ejercicio del poder: la corrupción, la impunidad, el patrimonialismo y el nepotismo. Éstas son como los cuatro jinetes del Apocalipsis del poder. El considerar el poder como un fin y no como un medio lleva a los que lo detentan al desorden de la personalidad conocido como síndrome de Hybris. Dicho de otra manera, el poder puede facilmente hacer que alguien pierda la razón.
Las pruebas de que alguien que ejerce el poder no se ha enfermado son: que continúe con la misma esposa, que pueda mirar de frente a los ojos de sus hijos, que siga viviendo en la misma casa y que pueda deambular libremente por las calles de su ciudad. Estas pruebas son una aportación del autor al análisis de ejercicio del poder en México y que pueden servir para diagnosticar a muchos poderosos.

Manlio
La figura central del evento fue Manlio Beltrones. El auditorio de la Sociedad Sonorense de Historia, con capacidad para 180 personas, se abarrotó. Fue interesante observar cómo muchos se arremolinaban para saludarlo y tomarse la foto con él. Era una especie de profeta entre sus discípulos y seguidores. Él se dejaba querer y para todos tenía muestras de atención. No cabe duda, Manlio es el hombre fuerte de Sonora y marca la actual etapa política del estado.

En su alocución, después del autor y al final del evento, manifestó que el antiguo sistema político mexicano, que permitía gobernar, se ha roto como una taza. Son tantos los pedazos que ya no es posible recomponerlo. Ya no hay vuelta atrás. Hay que crear nuevas instituciones y formas de gobierno.

Estos conceptos son relevantes y motivo de observación porque vienen de un político que ha ocupado todos los cargos y a quien solo le falta ocupar la presidencia de la república. Ha sobrevivido en la política durante más de cinco sexenios, desde su ingreso a la Secretaría de Gobernación en los setenta hasta su reciente remoción de la dirigencia del PRI. Su estilo es motivo de polarización para los demás: o se le acepta, como fiel seguidor, o se le rechaza tajantemente. Sin embargo, su regla de sobrevivencia es el equilibrio en el punto medio; nunca va ni demasiado adelante ni demasiado atrás. Ahora, cuando tiene 63 años y todavía le queda más de una década de vida activa en la política, está en periodo de recomposición y reajuste. Veamos que le depara la rueda de la fortuna de la política mexicana.

*Profesor-investigador en El Colegio de Sonora.