» Convocatorias

  • nota - cursos - portales Cursos de Actualización 2017-1 »

    La Coordinación de Posgrado de El Colegio de Sonora convoca a los Cursos de Actualización 2017-1, dirigido a investigadores(as), profesores(as) y profesionales vinculados(as) con las ciencias [...]

» Novedades Editoriales

  • Portada-La-industria-automotriz La industria automotriz en México. Relaciones de empleo, culturas organizacionales y factores psicosociales »

      La industria automotriz en México. Relaciones de empleo, culturas organizacionales y factores psicosociales. Coordinadores: Alex Covarrubias Valdenebro, Sergio A. SAndoval Godoy, Graciela Bensusán Areous, [...]

  • foto-novedades La sierra y el viento »

    Gerardo Cornejo Murrieta.  

FOTO DE LA SEMANA: La música es un transporte

La imagen fue capturada por Jesús Morales.

Los invitamos a publicar fotografías de su agrado para esta sección semanal. Enviar fotos al correo: asanchez@colson.edu.mx

columna-via-libre-portales

2017 de pronóstico reservado

Álvaro Bracamonte Sierra.*

El malestar del 2016 se volvió irritación social con el super gasolinazo en este inicio del 2017. Nada dibuja mejor la delicada coyuntura que los videos, ya famosos en las redes sociales, de hermosillenses reunidos alrededor del museo de la Unison intentando organizar las protestas contra el alza en el precio del carburante. El encono será la marca del nuevo año; el hartazgo imperante se alimentará de la interminable turbulencia económica y el incierto reacomodo en las relaciones con Estados Unidos. Si salimos más o menos bien librados, será solo para entrar al torbellino que nos depara el 2018. La economía nacional no crecerá o lo hará muy poco en el 2017. Los proyectistas han empezado tempranamente la tradicional rutina de ajustar la meta de crecimiento. La desaceleración viene acompañada con una alza de la carestía, derivada del gasolinazo; no ha faltado quien sugiera que el efecto se concentrará en los deciles altos de la pirámide de ingresos, dado que ahí están los dueños de la mayor parte de los autos que hoy circulan. No toman en cuenta que el incremento se transfiere automáticamente al conjunto de los bienes y servicios consumidos por el grueso de la población.

Por otra parte, un dólar caro afectará el precio de las mercancías cuya producción utiliza insumos importados. De esta manera, la carestía que se aproxima anulará irremediablemente el incremento de los salarios acordado para este año. Las estrecheces económicas acentuarán el mal humor que se respira en el ambiente, circunstancia que influirá en el desarrollo de los comicios en las entidades donde los habrá. El impacto se verá especialmente en el Estado de México, considerado el laboratorio político que anticipa el desenlace del 2018. El gasolinazo generará un desgaste adicional en el PRI, que requerirá un esfuerzo mayúsculo para obtener la victoria en territorio mexiquense; pavimentará también el camino para que la oposición, sobre todo la antisistema, dé el campanazo y se afiance en la carrera hacia Los Pinos. El deterioro que se sentirá en los bolsillos de los mexicanos puede convertirse en el combustible que amenace con incendiar buena parte del País, pues la inseguridad seguirá presente generando nuevos episodios de sangre y muerte; la corrupción de los cuerpos de seguridad hace prácticamente imposible detener esa espiral de violencia. A los problemas que se avecinan se agrega un inédito telón de fondo: la redefinición de las relaciones diplomáticas, comerciales y políticas con el nuevo gobierno estadounidense. A decir de los especialistas, pocas cosas buenas son las que pueden esperarse de DonaId Trump. Se necesitará un liderazgo fuerte para enfrentar sus deslices, y es de todos sabido que EPN dista mucho de ser el hombre que el delicado momento mexicano exige. Queda la posibilidad de que los malos presagios sean sólo eso y que el polémico empresario actúe distinto una vez sentado en la Oficina Oval.

Sonora no podrá mantenerse ajeno a esas sacudidas, aunque su circunstancia será distinta debido a que a simple vista no se advierten tensiones que amenacen la comodidad con que hasta ahora gobierna Claudia Pavlovich. Es posible advertir que sus mayores retos serán procesar las contradicciones al interior del gabinete que se entiende se armó más a partir de cuotas y menos considerando afinidades con la visión de futuro de la gobernadora. Este año deberá consolidar su liderazgo, de lo contrario corre el riesgo de ser atrapada por la vorágine incontrolable que caracterizará el proceso electoral del 2018. La oposición, por su parte, tendrá que esmerarse en definir mejor su identidad, pues de otra forma no pintará en las próximas piscas electorales. En resumen, en el 2017 se multiplicarán las tensiones sociales, no es improbable que alcancen una dimensión tal que ponga en riesgo la estabilidad de las instituciones nacionales que ya de por sí están bajo fuerte presión tras la sorpresiva victoria de Trump. Así, este año será de pronóstico reservado y de acontecimientos inesperados; hay que estar muy atentos. Por lo pronto, amable lector, le deseo un feliz año nuevo.

*Doctor en Economía. Profesor-Investigador de El Colegio de Sonora.