Tiene problemas para visualizar este e-mail? Puede verlo en su versión enlínea click aquí
Ver índice de Boletines anteriores

Viernes 27 de marzo de 2008, año 7, número 251  
PortalesPortales

Biblioteca Gerardo Cornejo Murrieta

Una de las tradiciones de los colegios de México y de otras instituciones de educación superior es nombrar a sus bibliotecas como sus fundadores. Este es el caso de la biblioteca “Daniel Cosío Villegas” de El Colegio de México o la biblioteca “Luis González y González” de El Colegio de Michoacán. Siguiendo esta tradición, El Colegio de Sonora ha otorgado a su biblioteca  el nombre de “Gerardo Cornejo Murrieta”, como un reconocimiento a la labor de su rector fundador.

Así, el pasado 13 de marzo, se llevó a cabo la ceremonia de develación de la placa de la biblioteca “Gerardo Cornejo Murrieta”, a la que asistieron como invitados especiales el gobernador de Sonora, ingeniero Eduardo Bours Castelo, el presidente municipal de Hermosillo, licenciado Ernesto Gándara Camou, el doctor Rafael Diego Fernández Sotelo, presidente de El Colegio de Michoacán y miembro de la Junta de Gobierno de El Colson, el doctor Juan Manuel Durán, director de la Biblioteca Pública del Estado de Jalisco “Juan José Arreola”, Universidad de Guadalajara, y quien fuera miembro de la Junta, el doctor Horacio Huerta Cevallos, subsecretario de Coordinación y Política Educativa en representación del Secretario de Educación y Cultura de Sonora, como anfitriona estuvo presente la rectora, doctora Catalina A. Denman y el homenajeado, el maestro Gerardo Cornejo. Además, asistieron exrectores del Colegio, funcionarios de los diferentes organismos públicos de la localidad, académicos, estudiantes y trabajadores de nuestra institución.

Después del acto protocolario de develación y de escuchar las emotivas palabras de los invitados, se celebró con un brindis y ambigú amenizado por el grupo musical Stretto.

 

 

Crónica mínima de tres milagros*

Gerardo Cornejo M.**

El hecho de que aquí y ahora, se esté bautizando a una biblioteca con el nombre de un bibliófilo, de un creador de libros, y de un adicto enamorado de la lectura, evidencia la sensibilidad y la tradición humanista y científica de esta noble comunidad académica de El Colegio de Sonora. Lo que hoy se me concede, es una honrosa distinción que aspiro a merecer y para la cual no me va a alcanzar toda la gratitud de mi vida.

Por eso me causa tanta alegría la presencia de tantos amigos, compañeros, funcionarios, como el señor gobernador Eduardo Bours, Ernesto Gándara, mis queridos exrectores, Jorge Luis, Ignacio Almada y Catalina, próxima ex rectora, e invitados especiales que nos distinguen como el doctor Juan Manuel Durán, el doctor Rafael Diego Fernández y todos mis queridos cómplices en mis aventuras culturales.

Reitero muy especialmente mi más entrañable agradecimiento a tres de los Padres Fundadores: Víctor Urquidi (que ya no está entre nosotros) el doctor Samuel Ocaña (que afortunadamente sí lo está) y el licenciado Eduardo Estrella que cambió su vuelo desde México para estar en este evento y Don Armando Hopkins quien donó su biblioteca personal entera a El Colegio de Sonora. A todos mis más emocionadas y jubilosas gracias porque, les confieso, que disfruto esta distinción como si la mereciera.

Por eso quisiera repasar, a vuelo de colibrí, la mini crónica de tres milagros que lograron que el hombre saliera para siempre de la oscuridad ágrafa y analfabeta: la invención de la escritura, el alumbramiento del libro y el nacimiento de la biblioteca.

Y eso me remonta 6200 años atrás cuando en la baja Mesopotamia, considerada la primera civilización de la historia; la civilización cultivadora de cereales y de cultura: la sumeria, concibió los primeros signos pictográficos e ideográficos que certifican “el comienzo de la historia” en el famoso nivel IV del Yacimiento de Uruk. Más tarde, ordenaron y grabaron aquellos signos cuneiformes en tablillas de arcilla y hacia el año 3500 a. c., se escribió en éstas la primera gran obra literaria: la Epopeya de Guilgamesh:

SE HABÍA INVENTADO LA ESCRITURA.

Pero todo lo disolvió el aire, lo que prueba una vez más el dicho sumerio de que “haga lo que haga, el hombre no es otra cosa que viento”.

Vinieron luego los egipcios con sus papiros, su escritura jeroglífica y su gran contribución al avance de la palabra escrita. Y tuvieron que pasar mil años para que los griegos inventaran las vocales, creando así el alfabeto y la foniké grámmata o gramática. Paralelamente se desarrollaba la escritura signográfica de China y la pictográfica y figurativa de la Cultura Madre Olmeca y de su heredera, la Maya.

Y pasamos a: EL ALUMBRAMIENTO DEL LIBRO.

El papiro griego en forma de rollo, data del siglo VII a. c. y se importaba de Egipto. Los griegos llamaban a la hoja de papiro en blanco chartes y a la hoja escrita biblión. Al rollo lo llamaban kilindrón y la palabra griega de tomós se aplicó al rollo compuesto por varios documentos pegados entre si. En la más antigua Grecia, el verbo nemein tenía el sentido de “leer en voz alta” para beneficio del público. Al mismo tiempo que inventaban la anagnósis o sea la lectura en silencio. El paso del rollo al códice se da cuando el pergamino se une en un cuaderno de tablillas llamado dipychun. Al principio del imperio romano esta forma unida al pergamino dio lugar al códex que llegó hasta nuestros días.

Durante siglos, en China, Corea y en Japón, los textos fueron impresos en planchas o xilografías. En Birmania, en esos tiempos, existieron textos plegables, con imágenes estampadas llamados parabik. Se atribuye a T’Sai Lun, ministro del emperador Wa Di, la invención de papel hacia el año 105 d. c. Allí se estamparon los primeros empastados en forma de volumen:

SE HABÍA INVENTADO EL LIBRO.

Ahora solo imaginen, cuantas inteligencias y cuantas manos intervienen en el alumbramiento de un libro: autor-editor-impresor-obrero… lector.

Llegamos así AL NACIMIENTO DE LAS BIBLIOTECAS:

Con los reyes egipcios Ptolomeo I y II, en Alejandría se construyó la biblioteca más famosa de todos los tiempos en la que se acumularon millones de libros (entre ellos La Iliada y la Odisea que conocemos gracias a esa maravillosa biblioteca). Se cuenta que ése tesoro de la humanidad fue destruido durante el ataque de Julio César a Alejandría para acabar con los remanentes de la flota naval de Cleopatra y que cuando sus subalternos le fueron a avisar, alarmados, que la biblioteca estaba en llamas, el bárbaro generalote respondió algo así como “dejen que se consuma, al fin que son puras ideas que, además, pueden ser peligrosas”. Afortunadamente acaba de ser reconstruida después de dos mil años.

El comercio de los libros en Roma fue floreciente. Era el librero o bibliópata el que hacía transcribir los libros a sus esclavos (servi literari o libran) Nació así la biblioteca pública por excelencia. En Bizancio, entre el siglo VI y VIII, se construyeron bibliotecas enteras y se preservaron miles de libros. Los árabes crearon la famosa biblioteca de Bagdad que atraía lectores de todo el medio oriente.

En el siglo VI los monjes benedictinos crean una cadena de bibliotecas en Europa y los monasterios irlandeses se convierten en el refugio más importante de la cultura clásica. En el siglo IX el sabio Alcuino y sus seguidores, mantuvieron en la Aquisgrán de Carlo Magno una portentosa biblioteca. A lo largo del siglo XIV la encuadernación en piel sustituyó a la de papel y los libros tuvieron que ser encadenados a los pupitres para evitar su desaparición.

El nombre de Johan Gutenberg estará siempre unido al libro desde que él inventó la imprenta y revolucionó el mundo libresco.
Los libros del México antiguo, llamados códices mexicas, con escritura pictográfica, ideográfica y figurativa que fueron redactados por los tlacuilos y atesorados.

Y finalmente los libros de ficción llegaron a América de contrabando debido a su prohibición en las colonias españolas por parte de la iglesia y el estado. Y no fue sino hasta el siglo XIX que la industria editorial comenzó a desarrollarse y se tomó todo el XX para llegar al prodigioso poder de producción de libros, de distribución nacional de ese patrimonio de la humanidad y de confección de la infinita variedad creadora de esos objetos de lectura.
Pero… ¡Ay de nosotros!... Porque vivimos en:

UN PAIS DE ESCASOS LECTORES.

Desafortunadamente, el nuestro sigue siendo un país que no lee. No necesito decirles que en un país de 105 millones de habitantes las ediciones de autores nacionalmente reconocidos son de 3 mil ejemplares; que en un país de esta magnitud sus habitantes leen un promedio de dos libros al año; que en toda ésta enormidad territorial hay menos librerías que en una sola ciudad europea; que el número de bibliotecas por habitante es de los más bajos del mundo; que…que tuvimos un presideignorante apellidado Fox que confesó haber leído, en toda su oscura vida solo manuales administrativos (seguramente de la Coca Cola) y que confundía Afganistán con Apatzingán y que aconsejó a un grupo de campesinos que no leyeran para que fueran más felices; un gobernador del estado más culto del país (Jalisco) Alberto Cárdenas que declaró en una rueda de prensa que no había leído un solo libro en 7 años; un exgobernador de Guanajuato apellidado Medina Plascencia que no había leído nada desde que se había cambiado a la capital porque sus libros estaban todavía empacados y cuando se le preguntó cuanto hacía de eso dijo: “solo cuatro años”. Y… ¿y para qué le sigo si eso  nos lleva derecho a los territorios del desconsuelo?
 
Lo que si puedo decirles a esos  (y a todos los no lectores) es que no saben de lo que se están perdiendo porque los que no leen viven solo el lado oscuro de la vida: que los que no leen tienen ojos, pero son ciegos. Recordarles que, según don Edmundo Valadés “las hojas muertas no son las que caen de los árboles en otoño sino las que yacen en los libros no leídos”. “Si no puedo leer, dice Otto Minera, si no puedo escribir, ¿qué puedo decir a todo aquel cuyo oído no está al alcance de mi voz?. Y, repite Valadés, “el libro no leído es el peor tiempo perdido… porque leer es ya no volver a estar nunca solo”. Porque…porque resulta que la ignorancia derivada del no leer, “es la noche de la mente” según Lao Tse, “pero una noche sin luna y sin estrellas”.

Pero… para nuestra fortuna, también hay quienes disfrutan de:

LA ADICCIÓN LUMINOSA DE LA LECTURA,
                                                               como aquel amantísimo padre que al despedirse de su hijo, en su lecho de muerte, le dice “cuando yo ya no esté contigo, trata de que un libro sea tu mejor amigo”. Y aquel viejo maestro sufi que aconsejaba a su discípulo: “Si tu vecino quieres conocer, averigua los libros que suele leer… y si algún día te abandonan los amigos, compra libros: ellos te acompañarán, te instruirán, nada te pedirán y, y nunca se te irán”.

“Leer, es como amar”, dice Gabriel Zaid, “es solamente una de las formas de felicidad”; “Leer es pasar los ojos, la voz, las orejas y el entendimiento por la escritura de alguien con mejores luces que las nuestras” dice Ricardo Garibay, “por eso el pueblo que no lee, no sabe oír, ni ver, menos aún pensar”. “Yo creo que el hecho literario se completa con la lectura”, agrega Juan Villoro, “solamente cuando se lee un libro, se está auténticamente vivo”. Soy el resultado de los libros que leí cuando niño –dice don Andrés Henestrosa, –de las canciones, de los refranes, de las coplas que me sé de memoria; de los poemas que aprendí a través de los libros…”. García Márquez dice que el que no lee, no puede entender el placer que hay en la lectura mucho menos saber de lo que se está perdiendo. Y creo que fue Borges quien dijo que “hay cuatro cosas en la vida, que se saborean en la boca: la comida, el vino, los besos y las palabras”. Y… todavía reitera la reina japonesa Sarachi na Nikki, “el ser emperatriz no significa nada, en comparación con el goce de leer”. Y, finalmente agrego yo que “debe ser muy triste morirse, sin haber leído suficiente.

Así es que, estar cultivando una biblioteca significa nada menos que estar construyendo el pensamiento, estimulando la creación, la inventiva, la fantasía y la imaginación infinita del ser humano.

*Texto leído en la ceremonia de nombramiento de la Biblioteca Gerardo Cornejo de El Colegio de Sonora. Marzo 13 de 2008.

**Rector fundador y escritor de El Colegio de Sonora, gcorne@colson.edu.mx

FUERA DE RUTA

Salud en Sonora desde una perspectiva de género

Catalina Denman, Carmen Castro y Patricia Aranda*

El género es una construcción social que define de manera diferente roles, responsabilidades y obligaciones para hombres y mujeres estableciendo normas sociales que determinan su acceso desigual al poder social, económico y político; analizar los datos de mortalidad desde este enfoque hace más claros los patrones culturales por los que ambos se rigen, y pone en relación distintos ámbitos de su vida. En esta reflexión se hace un análisis de las principales causas de muerte para dos grupos de edad de hombres y mujeres: de 15 a 24 años y de 25 a 34 años, donde ocurre la mayor parte de los eventos reproductivos y se desarrollan una serie de prácticas de riesgo que desembocan en muertes por accidentes, agresiones y suicidios, VIH-sida y cánceres femeninos.

La equidad de género no se refiere a que las mujeres y los hombres deban enfermar y morir por las mismas causas y en tasas iguales, sino que deben evitarse las diferencias en las oportunidades de sobrevivir y disfrutar de salud, y reducir la probabilidad de no padecer enfermedad, discapacidad, ni muerte prematura por causas prevenibles. La desigualdad de género señala que las mujeres están más expuestas, por su función tanto productiva como reproductiva, a un mayor número de riesgos que los hombres, y cuentan con menores oportunidades y recursos para el pago de servicios de salud. Por su parte, los hombres enfrentan una serie de riesgos al sujetarse a los modelos de masculinidad dominantes y que se manifiestan en tasas de mortalidad por causas violentas, entre ellos homicidios, suicidios, accidentes y prácticas de riesgo en la sexualidad.

Mortalidad en Sonora: un análisis de género

Las tres primeras causas de muerte de la población masculina sonorense, en ambos grupos de edad, son muertes violentas por accidentes, homicidios y suicidios, a diferencia de las mujeres de 15 a 24 años, en quienes sólo las dos primeras son de este tipo y el resto por causas relacionadas con el proceso reproductivo (muerte materna), mientras que en las del grupo de 25 a 34 años, sólo la segunda causa es por accidentes y las cuatro restantes son enfermedades crónica-degenerativas.

La primera causa de muerte de los jóvenes de 15 a 24 años de edad en ambos sexos, durante 2003, fue por accidentes, principalmente los de tráfico de vehículo de motor. El consumo de alcohol se asocia a este tipo de “accidentes” que en gran medida son sucesos prevenibles. Es triste reconocer que Sonora se ubicó entre los primeros diez estados con mayor tasa de mortalidad por esta causa; los varones alcanzan una tasa de 30.7 por 100,000 habitantes en 2004, a diferencia de las mujeres que alcanzaron una de 8.2. Según tasa de suicidios, la entidad también ocupa uno de los primeros lugares en el país; los hombres presentan una tasa de 11.3 por 100,000 habitantes, y las mujeres una de 0.9. Dichas diferencias expresan la gravedad de los conflictos existenciales en una etapa formativa de su vida, enmarcada en un modelo hegemónico de masculinidad, para el caso de los varones, que no permite la expresión de sentimientos, miedos y conflictos interiores, considerada  femenina. La masculinidad es un proceso de socialización que incita a una vida de mayor independencia, agresividad, competencia e incorporación de conductas violentas y temerarias en relación al uso de vehículos, adicciones, relaciones familiares y sexualidad. Sobre esto último, en el 2003 en Sonora, el VIH-sida representa la cuarta posición como causa de muerte de hombres entre los 25 y 34 años, y es asociada a las prácticas sexuales poco seguras que aumentan la probabilidad de contagio.

Otro problema de salud que debe leerse a través de la lupa de género son las muertes por cáncer de mama y el cervicouterino que representan la primera y segunda causa de muerte de mujeres de más de 25 años en el estado; ambos lugares se han mantenido relativamente estables en los últimos cinco años. Estudios han reportado las dificultades de las mujeres en la búsqueda de atención, ya que como parte de su rol social,  ellas cuidan a los miembros de su familia, pero no a sí mismas, aunado a deficiencias en los servicios de salud en la enseñanza de la autoexploración, acceso oportuno a los servicios de  detección oportuna, la práctica de la mamografía y un seguimiento efectivo de casos.

Uno de los mayores retos de los gobiernos actuales, tanto a nivel federal como estatal, es implementar la perspectiva de género de manera transversal, en todos los espacios que reproducen o fomentan los riesgos de muertes violentas y los problemas relacionados con estas causas. El género como visión analítica y política no es una meta a alcanzar por única vez, sino un proceso permanente que aporta conocimiento sobre las desigualdades que viven hombres y mujeres en el país, y evita que tales condiciones desiguales e inequitativas se mantengan.

*Profesoras-investigadoras del Centro de Estudios en Salud y Sociedad de El Colegio de Sonora, cdenman@colson.edu.mx;ccastro@colson.edu.mx;pag@colson.edu.mx

‘Semana Diabla’ en el PRD

Álvaro Bracamonte S.*

Se trata del principal partido de izquierda en la historia política de México; muchos piensan que en 2006 ganó la Presidencia de la República. De hecho, después de computados los votos los perredistas se convirtieron en el partido de oposición más importante: Los sufragios reconocidos y el número de diputados y senadores lo confirman.

Entre el PT, Convergencia y desde luego el PRD, en el 2006 el candidato de esa coalición obtuvo casi 15 millones de votos. Hoy día gobiernan el Distrito Federal, Zacatecas, Michoacán, Baja California Sur, Chiapas y Guerrero. Los municipios donde los perredistas son autoridad se extienden por todo el País y lo mismo ocurre con sus legisladores locales y regidores.

Pero no sólo por ello es importante el PRD: Quizá lo es más porque en un País tan desigual económicamente hablando y tan plural en términos ideológicos se requiere un partido de izquierda fuerte y sólido que privilegie la agenda social sobre los principios eficientistas que dominan a las organizaciones conservadoras.

México necesita un partido de izquierda que defienda los recursos naturales e instale en la agenda nacional a los pobres como objetivo principal de las políticas públicas; que sea capaz de denunciar los actos de corrupción que merodean la actividad política. Se necesita una izquierda que defienda las causas populares y los intereses ciudadanos que con frecuencia son soslayados por funcionarios poderosos en su paso por la gestión pública.

Se requiere un partido de izquierda con autoridad moral para que neutralice la inmoralidad que históricamente prevalece entre los políticos mexicanos.

Recordemos que México se distingue por la camada de nuevos millonarios que surgen tras la terminación de un sexenio; esto pasaba en el viejo régimen priista, pero también se está registrando con los gobiernos panistas: El caso del enriquecimiento de la familia Fox no deja de sorprender considerando que se trataba del Gobierno de un político cuya carta de presentación era el combate a la corrupción. O bien, el tráfico de influencias en que ha sido pillado el ahora secretario de Gobernación, Juan Camilo Mouriño.
En fin se trata de contar con una izquierda que esté siempre atenta a esos actos en los que de manera habitual incurre la clase política mexicana.

Porque se necesita una izquierda con esas características llama poderosamente la atención lo que está ocurriendo en el PRD con motivo de la elección de su nuevo dirigente nacional.

Al momento de escribir esta colaboración se desconoce aún quién había ganado la contienda celebrada el domingo 16 de marzo. Desde ese día hasta ahora el perredismo y en general los ciudadanos progresistas que desean una izquierda responsable, moderna y competitiva están perplejos. Es, como dice el analista Zepeda Patterson, la peor de las pesadillas.

Algunas de las peores facetas del perredismo se revelaron en toda su crudeza ese día. Conductas impropias, falta de ética, y pinceladas de desaseo organizativo fueron algunas de las prácticas detectadas; desde luego no fueron generalizadas: La mayoría de los simpatizantes que votaron y los funcionarios de casillas actuaron con decoro y honestidad.

El cochinero se dio en un porcentaje menor de las casillas instaladas. Sin embargo fueron suficientes para que la mala prensa magnificara y denunciara a diestra y siniestra las irregularidades del proceso y la crisis en la que se sumía el PRD.

Se entiende el juego de muchos periodistas y de quienes detentan el poder político; sin embargo, es injustificable la satisfacción que les provocan las duras horas que atraviesa el perredismo. Lejos de estar felices hay que estar preocupados; lo digo a propósito del papel central que juega la izquierda en la construcción de un mejor País para nosotros y nuestros hijos.

No todo está podrido en Dinamarca; la crisis del PRD deberá ser una oportunidad para transformarse, modernizarse y adaptarse a las nuevas circunstancias que exige el entorno.

En estas condiciones parece medular afianzar el valor de la ética en su actuación pública pues sólo con ello recuperarían la confianza ciudadana. Ojalá estén a la altura de esta circunstancia y que en el futuro contemos con una izquierda creíble, confiable y comprometida con las buenas causas de México. Que así sea por el bien de todos incluyendo a los priístas y pansitas.

*Profesor-investigador del Centro de Estudios de América del Norte de El Colegio de Sonora, abraca@colson.edu.mx

DOCUMENTOS

Ceremonia develación de la placa de la Biblioteca Gerardo Cornejo Murrieta

Rafael Diego-Fernández*

Y ahora estamos aquí reunidos en solemne ceremonia en el Colson justamente para ser testigos del bautizo de su Biblioteca con el muy merecido nombre de Gerardo Cornejo Murrieta.

Lo que ahora procede es el preguntarse qué es lo que hay detrás del hecho de bautizar a nuestras Bibliotecas nada menos que con el nombre de la persona más emblemática de la institución, en la generalidad de los casos el mismo fundador.

Con este hecho lo que se quiere significar no es otra cosa sino cual es el alma de nuestras instituciones, la esencia de la mismas, sin la cual la institución dejaría de ser lo que es, un centro de educación superior de excelencia donde se llevan a cabo dos actividades fundamentales para el país y que deben de marchar juntas para que alcancen su pleno desarrollo: la investigación y la formación de recursos humanos, que es precisamente la actividad sustantiva que nos distingue de todas las demás instituciones, que normalmente –o en el caso de contar con ambas las mantienen separadas.

De ahí que el sello distintivo de la Red de Colegios, lo que hace que sean eso y no otra cosa, es precisamente que se trata de instituciones pequeñas, con un grupo muy selecto de profesores-investigadores de tiempo completo y de experiencia probada, que a la par que desarrollan sus respectivos proyectos de investigación forman a un reducido y vocado grupo de estudiantes con ambición de llegar a ser algún día investigadores.

Un modelo de institución como el que acabamos de describir supone necesariamente contar con una espléndida biblioteca, con todo el material actualizado que van a requerir tanto los proyectos de investigación como los programas docentes.

Celebro sinceramente que El Colegio de Sonora se haya decidido a dar este paso, que no es simplemente un merecido homenaje a quien fuera su fundador, el doctor Gerardo Cornejo Murrieta, sino que demuestra un fuerte compromiso institucional de seguir el modelo creado por El Colegio de México hace ya casi 7 décadas, y que nos identifica a todos los que integramos la Red de Colegios y Centros de Investigación.

No me resta sino desear larga vida a Don Gerardo Cornejo Murrieta, con el pleno convencimiento de que la comunidad del Colson sabrá corresponder al gran compromiso que implica el ponerle su nombre a la Biblioteca, y seguro de que sabrán estar a la altura del reto que significa formar parte del Sistema de Bibliotecas de la Red de Colegios, convirtiendo a la Biblioteca Gerardo Cornejo Murrieta en la más importante Biblioteca en Ciencias Sociales y Humanidades del Norte de México.

Texto completo

*Presidente de El Colegio de Michoacán.

Juan Manuel Durán Juárez*

Don Daniel Cosío Villegas, sin conocer el futuro, en sus memorias cuando habla del papel que jugarán las bibliotecas en los colegios, instituciones dedicadas fundamentalmente a la investigación social y humanista, nos relata que al iniciar las actividades El Colegio de México: “los profesores convinieron en que desde el primer día darían una bibliografía de cada curso y un calendario de lecturas, de modo que el estudiante trabajara por su cuenta en la biblioteca mucho más tiempo que el dedicado a las explicaciones orales del profesor”. Este ejemplo lo han seguido todos los colegios. La centralidad de la biblioteca ha sido fundamental para el trabajo de formación de los alumnos y para el desarrollo de la investigación en Ciencias Sociales. A partir de este principio, se necesita no solo las referencias del curso sino la más abundante de la bibliografía.

Las investigaciones en demografía, sociología, historia, geografía, educación, antropología, arqueología, ciencias políticas, literatura, filosofía, economía, y en todas aquellas disciplinas centrales en los Colegios han necesitado de manera trascendental de las  bibliotecas que han nacido, crecido y nutrido en y de los Colegios.

En el caso de las bibliotecas, la adopción de tecnologías de la información y la comunicación, aunque de manera desigual en los países y en el mundo, ha producido cambios desde en uso de los catálogos virtuales en lugar de las tarjetas y los ficheros que han ido quedando como evidencia del pasado, hasta de las comunicaciones que aumentan la rapidez y la amplitud a cualquier parte del mundo. Todo esto ha estado a la base de  las transformaciones bibliotecarias. Es el caso de la biblioteca de El colegio de Sonora.  

Así pues, los Colegios deben continuar con este esfuerzo manteniendo y acrecentando la centralidad de la biblioteca de ahí la importancia que lleve el nombre de una figura central y que mejor que la del fundador del Colegio Gerardo cornejo Murrieta a quien se le reconoce su esfuerzo en la creación de esta institución.

Por último diré que me complace mucho acompañarlos y ser testigo de este importante momento, donde a la biblioteca se le da  el nombre Gerardo Cornejo Murrieta a quién estimo profundamente por su trabajo y que como comentaba irónicamente  el doctor Rodríguez la Puente, profesor de la Universidad de Guadalajara,  cuando se le dio su nombre a la biblioteca del Centro de Ciencias Sociales de esa Universidad ahora podremos también decirle a  Gerardo ‘ya tienes nombre de Biblioteca’.

Texto completo

*Director de la Biblioteca Pública del Estado de Jalisco “Juan José Arreola”, Universidad de Guadalajara.

Eduardo Bours Castelo*

Señor Ernesto Gándara Camou, presidente municipal de Hermosillo, doctora Catalina Denman nuestra rectora, señores exrectores, Gerardo y a todos los invitados que nos hacen el favor de acompañarnos.

El día de hoy, el señor presidente municipal y yo hemos andado en eventos concatenados. Comenzamos en la mañana en un evento de una organización que tiene 26 años que se fundó el CIAD, más tarde fuimos a un evento de un Murrieta, Luis Donaldo Colosio Murrieta y hoy venimos a El Colegio de Sonora, aquí a develar la placa de Gerardo Cornejo Murrieta. Y de veras que me da un enorme gusto estar en este momento con un reconocimiento a Gerardo Cornejo. Cuando Catalina me invitó a qué estuviéramos presentes lo hice con muchísimo gusto, porque yo creo que  es importante, muy importante reconocer a aquellas personas que han hecho algo por el bien de la comunidad, por el bien de nuestra sociedad. Siempre es bueno reconocer los buenos ejemplos y las buenas obras, para que no queden nada más las cosas que  de repente nos manchan, si no también aquellas que nos dan brillo, que nos dan lustre como sociedad, así que muy merecido Gerardo que lleve hoy tu nombre la biblioteca del Colson de veras es un orgullo, estoy seguro que lo es para El Colegio de Sonora y para todos los sonorenses.

Que El Colegio de Sonora se haya fundado hace 26 años es importante. En alguna ocasión tuve la oportunidad de compartir un desayuno con ustedes y les comentaba de la importancia de los grupos interdisciplinarios de lo que estoy convencido y creo que eso es lo más valioso la convivencia de diferentes maneras de pensar, diferentes enfoques de la vida, y poder llegar a conclusiones en común. Por supuesto que para eso se requiere pluralidad, tolerancia, saber escuchar y aprender de los demás. Porque lo que no se vale, es que nada más se pueda aprender de unos y esos exigen que se les considere como los poseedores de la única verdad.

Estoy muy convencido de que con los trabajos que se realizan en El Colegio de Sonora y lo mucho que le falta todavía por seguir realizando, van a continuar colaborando con el desarrollo de nuestro estado.

Yo los invito continuar a que se sumen al comité que conformaremos en  los próximos días procelebración del vicentenario de nuestra independencia y el centenario de la revolución. Creo que para todo el país es importante, pero para un estado en lo particular lo es más. Para el estado que ganó la revolución. Por ello los sonorenses debemos hacer algo excepcional, dado que somos los triunfadores, sobre todo los nuevos sonorenses; estoy seguro que con las aportaciones de El Colegio de Sonora vamos a festejarlo en grande y ahí yo espero Gerardo que nos acompañes con tu experiencia, con tu sabiduría y que juntos podamos hacer de este un importante evento para todo México.

Texto completo

*Gobernador del Estado de Sonora.

CONVOCATORIA

LXVI Reunión Anual de la AFMES

La Asociación Fronteriza Mexicano-Estadounidense de Salud (AFMES), ha trabajado durante sesenta y cinco años contribuyendo al mejoramiento de la salud en las poblaciones a lo largo de la Frontera entre México y Estados Unidos. Este compromiso se ratifica anualmente con la celebración de la Reunión Anual de la AFMES.

En 2008, la Reunión Anual se realizará del 7 al 9 de mayo en Hermosillo, Sonora, México, En esta ocasión, el lema y tema central de la Reunión es Acciones conjuntas para una vida sana.

Para mayor información, favor de consultar la página de la Reunión Anual: Consultar información

V Congreso Internacional Mujer, Trabajo y Salud

La Universidad Autónoma de Zacatecas (UAZ), la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), Iniciativa Ciudadana y Desarrollo Social (INCIDE Social, A.C.), El Colegio de Sonora, el Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo, A.C. y Zanzana, Conocimiento y Expresión, A.C.

CONVOCAN

con el auspicio de la Organización Internacional del Trabajo y la Fundación Friedrich Ebert Stiftung,

a académic@s, trabajador@s, sindicalistas, miembros de la sociedad civil, tomador@s de decisiones, legislador@s y público interesado al

V Congreso Internacional Mujer, Trabajo y Salud
 "Por trabajos dignos y saludables para las mujeres"

a celebrarse en la ciudad de Zacatecas, México, del 27 al 31 de octubre del 2008.

Consultar Convocatoria

NOTA INFORMATIVA

Alberto Aziz Nassif en El Colson

El pasado 13 de marzo, en el Seminario Especial organizado por el Programa de Estudios Políticos y Gestión Pública de El Colegio de Sonora, el doctor Alberto Aziz Nassif ofreció el tema "La democracia en México entre la regresión y la continuidad".

El doctor Aziz Nassif es profesor e investigador del Centro de Investigaciones y Estudios Superiores en Antropología Social (CIESAS). Ha escrito libros y numerosos artículos de investigación. También ha sido docente en universidades mexicanas y conferencista en diversas instituciones extranjeras, como la Sorbona de París, la UNESCO, la Universidad de California en San Diego y el Instituto Ortega y Gasset en Madrid.

El investigador en dicha sesión mencionó que en México, la experiencia del panismo en el gobierno ha producido una suerte de "espejismo democrático", en el que predomina una inercia de continuidad y en el que las oportunidades para consolidar el sistema se han desperdiciado hasta la fecha. En suma, dijo el ponente, que el problema de la continuidad política, de los saltos para atrás, hace que el país se rezague no sólo en materia democrática, sino en niveles de competitividad económica, desarrollo científico, capacidad deportiva, etcétera, como lo muestran indicadores en todos esos campos.

Gerardo Cornejo Murrieta

Gerardo Cornejo Murrieta nació en 1937 en Tarachi, pueblo enclavado en la sierra alta de Sonora, en el seno de una numerosa familia
de diez hermanos y hermanas, cuyos padres fueron Rosario Murrieta Gámez y José Juvencio Cornejo Rascón.

Siendo estudiante, trabajó como voluntario en asociaciones no
gubernamentales como el American Friends Service Committee, en campamentos de servicio en México, Francia e Italia.
Más tarde, colaboró en el Programa de Desarrollo de la Comunidad Rural de la Secretaría de Salubridad y Asistencia
en casi una centena de proyectos.

En 1968, obtuvo el título de abogado por la Universidad Nacional Autónoma de México y trabajó algunos años en despachos jurídicos, pero su interés por los problemas sociales lo llevó a crear la Fundación para Estudios de la Población en la que desarrolló programas de planificación familiar, investigación demográfica, sociológica y médica. Durante los 16 años en que fungió como director ejecutivo, viajó a más de cuarenta países para asistir a conferencias, realizar trabajo de campo, visitas a programas y  tomar cursos especializados sobre población y desarrollo en India, Nicaragua, Venezuela y Estados Unidos, y también como asesor para programas del Fondo de Naciones Unidas para Actividades de Población.

Fue fundador de otras instituciones como la Asociación Mexicana
de Población, la Sociedad de Escritores Sonorenses,
entre otras. Ha sido Coordinador de la SOGEM para la región
del norte de México y asesor de institutos estatales de cultura.
Después de obtener en 1982, el grado de maestro en Estudios
Latinoamericanos en la UNAM, regresó a Sonora con el propósito
de fundar El Colegio de Sonora, centro universitario de investigación
social y humanística, docencia de posgrado y de difusión de la ciencia
 y la cultura, del que fue rector hasta 1998, reelecto en tres ocasiones durante este periodo. Al retirarse de la rectoría, la Junta de Gobierno de esta institución le otorgó el nombramiento de
profesor-investigador Emérito. Ha recibido numerosos reconocimientos de universidades
nacionales y extranjeras por sus participaciones como profesor invitado, conferencista y ponente,  en Columbia University en Nueva York, UCLA en La Jolla y en Irving, California, Arizona State University
en Phoenix, University of Arizona en Tucson, University of Texas en el Paso y en Austin, en El Colegio de Jalisco, entre otras. Actualmente, es profesor invitado en la
Universidad Autónoma Metropolitana, UAM Azcapotzalco.

Paralelamente, ha desarrollado una productiva carrera literaria
que ha fructificado en la publicación de novelas, libros de cuentos, de relatos de viaje, de ensayo, de poesía, un disco e infinidad de textos y artículos difundidos en revistas literarias,
suplementos culturales y periódicos de todo el país.

Se le han otorgado reconocimientos por su obra literaria, por lo que fue incluido en el Diccionario de Escritores Mexicanos publicado
por la UNAM; en el Registro de Escritores del Instituto Nacional de
Bellas Artes y en el programa de La Ciudad y sus Escritores del
Departamento del Distrito Federal, así como en cuatro antologías
de narrativa.

Su novela La sierra y el viento, con seis ediciones, forma parte de la
Colección de Lecturas Mexicanas del Consejo Nacional para la
Cultura y las Artes, y mereció una placa de bronce en el monumento
a los pioneros de Ciudad Obregón, Sonora, que reproduce un fragmento de esta obra. Además, el ayuntamiento de Cajeme publicó una edición de lujo para conmemorar el cincuentenario de su fundación.  

Entre otros reconocimientos, en 1999 se dio el nombre de Gerardo
Cornejo al concurso de narrativa de los Juegos Trigales convocado
por instituciones estatales y nacionales para esta región.

Como parte de sus actividades, ha colaborado como jurado en concursos literarios locales, estatales, regionales y nacionales y ha participado en
numerosas conferencias, encuentros, simposios, y coloquios, en México, América Latina, Europa, Asia y África. Se han publicado infinidad de artículos, reseñas, ensayos y tesis sobre su obra, incluyendo dos de doctorado en México y Estados Unidos.

Actualmente es profesor-investigador Emérito en el Centro
de Estudios Históricos de Región y Frontera de nuestra institución.
El Colegio de Sonora se honra en nombrar a su Biblioteca
Gerardo Cornejo Murrieta.

NOVEDADES EDITORIALES

El Colegio de Sonora

Conjunción de pasiones. Trayectoria vital e intelectual de Darío Galaviz Quezada (Guaymas, Sonora, 1951-1993)

Autor: Silvestre Hernández Uresti
El Colegio de Sonora, 2007, Colección Cuarto creciente. Serie Cuadernos de investigación núm. 14. Primera edición, diciembre de 2007.  
$150.00
www.colson.edu.mx

Un Siglo de sindicalismo en México. Los desafíos del movimiento obrero vistos a través de su historia

Coordinadores:
Alejandro Covarrubias Valdenebro y Vicente Solís Granados,  El Colegio de Sonora, Universidad de Sonora, Universidad Autónoma de Querétaro, 2008.
www.colson.edu.mx

Fundación y primeros años de la gobernación de Sonora y Sinaloa, 1732-1750

Autora:
María del Valle Borrero Silva
El Colegio de Sonora, Primera reimpresión, 2007
$ 200.00
www.colson.edu.mx

Masculinidad e intimidad: identidad, sexualidad y sida

Autor:
Guillermo Núñez Noriega 
UNAM, PUEG, El Colegio de Sonora y Miguel Ángel Porrúa,  2007
$ 250.00
www.colson.edu.mx
wsarracino@colson.edu.mx

La Conversada

El Colegio de Sonora lo invita a escuchar el programa "La Conversada", los viernes a las 18:30 hrs. por Radio Sonora XHHB 94.7 FM.

Próximo programa:

Viernes 28 de marzo de 2008, entrevista a Dulce María Esquer Vizcarra, egresada de la onceava generación de la Maestría en Ciencias Sociales de El Colegio de Sonora, del área de
Políticas Públicas.
Tema: "Participación ciudadana".

Edgar Aguilar, productor.
Ramón Valdés León, conductor.

Radio Sonora en línea

FOTO DE LA SEMANA

Foto en su tamaño original

"Pipa volteada", Edgar Aguilar Araoz.

Los invitamos a publicar fotografías de su agrado para esta sección semanal. Enviar las fotos al correo iflores@colson.edu.mx

Lo invitamos a leer “Fuera de Ruta”

"Fuera de Ruta", es un nuevo espacio periodístico semanal de El Colegio de Sonora en la prensa local, cuyo fin es difundir reflexiones sobre la problemática actual y vincular así a la institución con la comunidad. Las responsables de este espacio son las profesoras-investigadoras, maestras Lorenia Velázquez Contreras y Liz Ileana Rodríguez del Centro de Estudios del Desarrollo, la doctora Zulema Trejo Contreras del Centro de Estudios Históricos de Región y Frontera, la doctora Gloria Ciria Valdéz del Centro de Estudios sobre América del Norte, y las doctoras Carmen Castro Vásquez y Patricia Aranda Gallegos del Centro de Estudios en Salud y Sociedad.

Los invitamos a que lean "Fuera de Ruta" los sábados en la sección "Expresión" del Expreso.

Lo invitamos a leer “Observatorios Urbanos”

"Observatorios Urbanos " es un espacio periodístico quincenal de El Colegio de Sonora en la prensa local, cuyo fin es difundir reflexiones sobre la problemática actual y regional, que tiene el propósito de vincular a la institución con la comunidad.

Los invitamos a que lean "Observatorios Urbanos ", los sábados en la sección "Opinión" del Diario Tribuna del Yaqui.

Lo invitamos a ver la cápsula editorial de El Colegio de Sonora que se transmite todos los jueves durante el noticiero "Con Caty Amavizca", de 8:00 a 9:00 pm. en TELEMAX.

El día 27de marzo de 2008, se presentó la doctora Mercedes Zúñiga Elizalde, del Centro de Estudios del Desarrollo, hablará sobre la reforma energética.

Puntos de venta de las publicaciones de El Colegio de Sonora en México, D.F.

Casa Juan Pablos, Centro Cultural S.A. de C.V.
Dirección: Malintzin no. 199
Col. El Carmen Coyoacán, 04100, México, D.F.
Tel: (55) 5659 0252

Librería El Sótano
M.A. de Quevedo no. 209
Col. Romero de Terreros
C.P.04310
Coyoacán
México, D.F.
Tel. 55 54 98 33

Librería El Sótano
Allende No.38
Col. del Carmen, Coyoacán
C.P. 04100 México, D.F.
Tel.56 59 96 72
Fax 56 59 96 72 ext. 108

El Colegio de México
Camino al Ajusco #20
Col. Pedregal de Sta. Teresa
C.P. 10740
México, D.F.

Librería del Instituto Mora
Plaza Valentín Gómez Farías no. 12, San Juan Mixcoac
C.P. 03730
México, D.F.
Tel: (55) 5598 37 77

Consultar catálogo

Puntos de venta de las publicaciones de El Colegio de Sonora en Hermosillo

Librería de El Colegio
Librería Unison
Librería Noroeste
FONPAL
Milenio 2000
Educal

Consultar catálogo

¿Desea suscribirse a este Boletín?

Haga click aquí para darse de alta.

¿Quiere salir de esta lista de correo?

Haga click sobre este link

 

El Colegio de Sonora 2008, Avenida Obregón # 54, Col. Centro, Hermosillo, Sonora, México
Tels: (662) 212-65-51, 259-53-00, Fax: (662) 212-50-21

Edición de contenido de Portales: Idalia Flores: iflores@colson.edu.mx
Diseño gráfico y producción: Trost www.trostme.com




................................................................
Para salir de la lista vaya a: http://www.portalescolson.com/listadecorreo/salir_de_la_lista.htm