» Convocatorias

  • col-urb 2do Coloquio Internacional de Estudios Urbanos: Nuevos horizontes en los estudios de la ciudad »

    Bases de la convocatoria

  • cartel-cipial Primer Congreso Internacional Los Pueblos Indígenas de América Latina siglos XIX y XXI »

    Avances, perspectivas y retos. Informes www.congresopueblosindigenas.org

  • LA-IND~1 Coloquio: La industria automotriz en México »

    La industria automotriz en México: Una agenda para los actores de cara al siglo XXI

  • CARTEL FINAL-01 (8) IV Encuentro Internacional Migración y Niñez Migrante »

    Bases de la convocatoria>Migración y retorno, retos para la familia transnacional 30 y 31 de Mayo, Hermosillo, Sonora

» Novedades Editoriales

  • Print región y sociedad »

    Publicación cuatrimestral, Año XXIV, núm. 55, septiembre-diciembre de 2012, El Colegio de Sonora, Hermosillo, Sonora $ 80.00

FOTO DE LA SEMANA: Sín título

La imagen fue capturada por Anayeli Cabrera

Los invitamos a publicar fotografías de su agrado para esta sección semanal. Enviar fotos al correo: asanchez@colson.edu.mx

finanzas-quebradas

Y sin embargo

La deuda estatal heredada y la contraída

Nicolás Pineda Pablos*

No hay claridad en la situación de las finanzas del gobierno del Estado. Las explicaciones que se dan actualmente son disparatadas y contradictorias, sobre todo al compararlas con la propaganda y la información que se ha venido manejando. Ahora hay urgencia por elevar la recaudación y cobrar un impuesto que sustituya a la antigua tenencia y por otro lado hasta hace muy poco se había venido presumiendo de que vamos muy bien. ¿Dónde quedó la bolita?

Por otra parte, los ciudadanos organizados están dando una gran muestra de madurez al presentar una propuesta alternativa de recaudación y de reordenamiento del gasto estatal. A fin de encontrar un poco de claridad en la situación me puse a revisar la información sobre la deuda del estado, misma que aquí le presento.

La composición de la deuda
Hasta diciembre de 2011, según los estados financieros del gobierno estatal, la deuda directa era de 10 078 millones de pesos. Sin embargo, un año antes la misma deuda directa era de 5403 millones. Es decir que tan solo en el año 2011, la deuda estatal aumentó en casi cien por ciento.

Revisando la composición de la deuda, encuentro tres grandes apartados. Primero está la deuda que se contrató con diferentes bancos en los años 2000, 2004 y 2008, es decir, en sexenios anteriores. Esta deuda heredada asciende a un total de 1017 millones y corresponde al 10 por ciento de la deuda. Segundo, aparece otro gran apartado de tres créditos de Banorte del 2008 y que corresponden al fideicomiso F/251577 por la cantidad de 5467 millones, es decir el 54 por ciento de la deuda. Este fideicomiso corresponde al financiamiento del Plan Sonora Proyecta (psp) del sexenio anterior. Lo que no me queda claro es por qué fue hasta 2011 que ingresó a la deuda pública estatal e hizo que la deuda se duplicara. Tercero, hay un apartado de tres créditos contratados en 2010 y 2011, con Banobras y Bancomer, por un total de 3616 millones de pesos, que equivalen al 36 por ciento de la deuda estatal. Ésta es deuda contraída enteramente por este gobierno.

Resumiendo y esquematizando, de los aproximadamente 10 mil millones de deuda estatal, 64 por ciento corresponde a deuda heredada de gobiernos anteriores y 36 por ciento corresponde a deuda contraída por este gobierno. De la deuda contraída por gobiernos anteriores la mayor parte (54 por ciento del total) corresponde a deuda del fideicomiso del psp que pasó a ser estatal hasta el año 2011 e hizo que se disparara la deuda estatal. O sea que: primero, el actual gobierno sí ha contraído deuda y es más de la tercera parte. Por lo tanto no puede decir que toda la deuda la heredó de otros gobiernos. Segundo, hace falta una explicación de cómo es que el fideicomiso del psp pasó a ser deuda estatal hasta el año 2011 tres años después de que fue contraída. Esta explicación la deben de dar tanto los del gobierno actual como los del anterior, y se requiere porque con frecuencia los gobiernos recurren al esquema de fideicomiso y hay que saber cómo es que en esa figura se puede esconder como deuda por más de tres años. También, hace falta explicar cómo es que el gobierno estatal la asume en 2010 sin respingar, sino hasta ahora que se rechaza el impuesto. A mi manera de ver hay gato encerrado y muchas lecciones que aprender de este asunto.

La deuda sonorense según la shcp
Por otra parte, me encuentro que la Secretaría de Hacienda federal tiene actualmente registrada una deuda del estado de Sonora por 14 888 millones de pesos. Entiendo que esa deuda incluye además 4 mil millones de deuda contingente que corresponde a organismos y municipios.

Por su monto, Sonora es el noveno estado más endeudado de México. Los primeros lugares los tienen el D.F., Nuevo León y el Estado de México, pero también son estados que tienen mucha más población que Sonora. Coahuila ocupa el cuarto lugar con una deuda de 36 mil millones de pesos. Pero si nos vamos a la deuda por habitante, entonces encontramos que Sonora ocupa el sexto lugar después de Coahuila, Quintana Roo, Nuevo León, Distrito Federal y Nayarit. Asimismo, la deuda estatal equivale al 4 por ciento con respecto al producto interno bruto del estado y ocupa el séptimo lugar en México.

Es hora de cambiar hacia la transparencia total, abrir las cuentas de las obras realizadas, perseguir la corrupción, impulsar la austeridad y la eficiencia, recuperar la credibilidad y de verdaderamente gobernar con la ciudadanía. Es la única manera válida de salvar a este gobierno.

*Profesor-investigador del Programa de Estudios Políticos y de Gestión Pública

de El Colegio de Sonora. Correo electrónico: npineda@colson.edu.mx