» Convocatorias

  • cartel-congreso-politicsas 1er. Congreso de investigación Instituciones, gobierno y sociedad civil »

    En el marco de su 31 aniversario, El Colegio de Sonora invita al 1er. Congreso de investigación Instituciones, gobierno y sociedad civil, a realizarse el [...]

  • col-urb 2do Coloquio Internacional de Estudios Urbanos: Nuevos horizontes en los estudios de la ciudad »

    Bases de la convocatoria

  • cartel-cipial Primer Congreso Internacional Los Pueblos Indígenas de América Latina siglos XIX y XXI »

    Avances, perspectivas y retos. Informes www.congresopueblosindigenas.org

  • CARTEL FINAL-01 (8) IV Encuentro Internacional Migración y Niñez Migrante »

    Bases de la convocatoria>Migración y retorno, retos para la familia transnacional 30 y 31 de Mayo, Hermosillo, Sonora

» Novedades Editoriales

  • port-mujeres-periodismo Mujer, periodismo y opinión pública en Sonora. El caso de los periódicos El Pueblos y El Tiempo de Hermosillo (1934-1938) »

    Autora: Elizabeth Cejudo Ramos El Colegio de Sonora, 2013 Hermosillo, Sonora $200.00

  • port-esther Agua, poder y escasez. La construcción social de un territorio en un ejido sonorense, 1938-1955 »

    Autora Esther Padilla Calderón El Colegio de Sonora, 2013 Hermosillo, Sonora $ 300.00

  • port-lucia Lucía del Báltico »

    Autor Gerardo Cornejo Murrieta El Colegio de Sonora, Plaza y Valdéz, 2012 $150.00    

  • Print región y sociedad »

    Publicación cuatrimestral, Año XXIV, núm. 55, septiembre-diciembre de 2012, El Colegio de Sonora, Hermosillo, Sonora $ 80.00

FOTO DE LA SEMANA: Entrada de la Universidad de Sevilla

La imagen fue capturada por Macrina Restor Rodríguez en 2007.

Los invitamos a publicar fotografías de su agrado para esta sección semanal. Enviar fotos al correo: asanchez@colson.edu.mx

ancian-smoking

La Adela

Edgar Aguilar Araoz*

De niño pasaba las tardes con Adela, en su casa. En el verano nos echábamos en el piso recién trapeado, frente al aire del culer, a leer historietas. Fueron tantos los Libros Vaqueros, los Sensacionales de Barrios, los de Traileros… irremplazables los Condoritos. En ese tiempo yo aún no aprendía a leer. Siempre me fascinaron los dibujos.

De pronto, la Adela me decía: “¿Estás dormido Edgarcín?” (frase que yo siempre esperaba). A veces me hacía el dormido, entonces ella pasaba su mano por mi cara o mi brazo, apenas rozando mi piel, simulando un insecto. Esa era su broma favorita a las personas. Le encantaba ver que reaccionaran asustados para ella botar de la risa, con esa carcajada hacia dentro, como si la escondiera. A su pregunta le seguía: “Ya es hora m’ijo, es la hora del ‘cofi’”. Casi siempre en su cocina guardaba una bolsita de papel con dos o tres panes dulces, de los que siempre confesaba cómo los había obtenido. A veces los robaba a una vecina, o los escondía de otra repartición. Cuando no tenía pan, iba y sacaba su monederito (sí, de este tamañito) y me daba unas monedas para ir por unos pingüinos o submarinos marinela a la Conasupo.

Entonces nos sentábamos en la mesa de su casa a tomar su cofi de talega recién hervido y a comer pan dulce. Entonces me contaba “charras” o jugábamos baraja o dominó. Le encantaba hacer trampa. Decía que jugar derecho no tenía chiste. Ahí nos quedábamos en la mesa, sentados, hasta que la tarde empezaba a ceder, hasta que otras personas llegaban, siempre adultos.

Interrumpían las risotadas de nosotros, nuestros juegos, pero creo que nunca nuestro vínculo. Llegaba gente y le decían: “¿Qué pasó doña Adelina, tendrá cafecito?” “Si, pásale… ahí te sirvo. Siéeentate”. Entonces empezaba a juntar las barajas o el dominó y me decía: “Uy Edgarcín, de la que me salvé, ya me ibas a despeluchar…”.

 

*Asistente del Departamento de Difusión Cultural de El Colegio de Sonora.

Correo electrónico: eaguilar@colson.edu.mx