» Convocatorias

  • cartel-congreso-politicsas 1er. Congreso de investigación Instituciones, gobierno y sociedad civil »

    En el marco de su 31 aniversario, El Colegio de Sonora invita al 1er. Congreso de investigación Instituciones, gobierno y sociedad civil, a realizarse el [...]

  • col-urb 2do Coloquio Internacional de Estudios Urbanos: Nuevos horizontes en los estudios de la ciudad »

    Bases de la convocatoria

  • cartel-cipial Primer Congreso Internacional Los Pueblos Indígenas de América Latina siglos XIX y XXI »

    Avances, perspectivas y retos. Informes www.congresopueblosindigenas.org

  • CARTEL FINAL-01 (8) IV Encuentro Internacional Migración y Niñez Migrante »

    Bases de la convocatoria>Migración y retorno, retos para la familia transnacional 30 y 31 de Mayo, Hermosillo, Sonora

» Novedades Editoriales

  • port-mujeres-periodismo Mujer, periodismo y opinión pública en Sonora. El caso de los periódicos El Pueblos y El Tiempo de Hermosillo (1934-1938) »

    Autora: Elizabeth Cejudo Ramos El Colegio de Sonora, 2013 Hermosillo, Sonora $200.00

  • port-esther Agua, poder y escasez. La construcción social de un territorio en un ejido sonorense, 1938-1955 »

    Autora Esther Padilla Calderón El Colegio de Sonora, 2013 Hermosillo, Sonora $ 300.00

  • port-lucia Lucía del Báltico »

    Autor Gerardo Cornejo Murrieta El Colegio de Sonora, Plaza y Valdéz, 2012 $150.00    

  • Print región y sociedad »

    Publicación cuatrimestral, Año XXIV, núm. 55, septiembre-diciembre de 2012, El Colegio de Sonora, Hermosillo, Sonora $ 80.00

FOTO DE LA SEMANA: FOTO DE LA SEMANA: Semana Santa en Maycoba

La imagen fue capturada por Armando Haro.

Los invitamos a publicar fotografías de su agrado para esta sección semanal. Enviar fotos al correo: asanchez@colson.edu.mx

carencia-alimentaria

La paradoja del hambre en México

José Ignacio Delgado Zepeda*

El pasado 21 de enero, el Gobierno Federal lanzó la Cruzada Nacional Contra el Hambre. Esta estrategia tiene como objetivo garantizar la seguridad alimentaria y la nutrición de los 7.4 millones de mexicanos que hoy viven en condición de pobreza extrema, y contribuir al ejercicio pleno de su derecho a la alimentación.

Más que argumentar sobre las “verdaderas” intenciones de esta estrategia, queremos hacer una breve reflexión acerca del problema concreto que intentará atender: el hambre.

Hasta ahora sabemos que esta cruzada será integrada por un consejo nacional con la participación de todas las secretarías de Estado. Atenderá a 400 municipios (no queda claro aún el criterio de selección), entre los que se encuentran Hermosillo y Etchojoa. Su población objetivo son 7.4 millones de personas que viven en pobreza extrema y que además poseen carencia alimentaria (dificultad para acceder a los alimentos).

Según CONEVAL, en 2010 padecían pobreza extrema 11.7 millones de mexicanos, esto es, que sus ingresos no eran suficientes para adquirir una canasta básica de alimentos (cuyo valor promedio era en ese año de $990.77 pesos). Aunque muestra un descenso relativo de 0.2 por ciento con respecto del 2008, el número absoluto se mantuvo constante. Ese mismo año, 28 millones de personas tenían carencia alimentaria, con un aumento de 3 puntos porcentuales a los registrados en 2008.

Es innegable que el hambre en México es un problema serio y que se ha agravado en los últimos seis años. Sin embargo, no es nada nuevo, y es que no hacer nada es inaceptable políticamente; por ello, administraciones federales como la de Carlos Salinas, Ernesto Zedillo y Vicente Fox impulsaron programas como PRONASOL, PROGRESA y OPORTUNIDADES, respectivamente, enfocados a esta población, y que consideraban entre sus componentes el aspecto de la alimentación. Pese a ello, en términos absolutos, hoy hay más pobres que en 1992. ¿Por qué la cruzada contra el hambre tendría mejores resultados?

En principio, podemos otorgarle el beneficio de la duda y no descalificar la estrategia a priori, sin embargo, en todo esto existe una paradoja: combate al hambre e IVA en alimentos y medicinas.

Por ejemplo, en 2010, el 10 por ciento  de los hogares más pobres  gastó en promedio mensualmente $1,224.54 en alimentos y bebidas (lo que está muy por debajo del costo de la canasta básica). El 10 por ciento de los hogares más ricos consumió mensualmente $5,086.39 en alimentos y bebidas. Esto es, que los hogares más ricos gastaron 4 veces más que los hogares más pobres. Por otro lado, en promedio, los mexicanos destinamos  para el consumo de alimentos y bebidas el 32.33 por ciento de los recursos asignados al gasto. Sin embargo, el 10 por ciento más pobre asignó el 47.78 por ciento, que contrasta con el 21.64 por ciento que asignó el 10 por ciento más rico para el mismo rubro.

El aumento del costo de los alimentos repercute más severamente en los que menos tienen; esto es porque los más pobres destinan casi la mitad de sus ingresos para adquirir solo una cuarta parte de la canasta básica. El resto de sus ingresos se distribuye entre pagos de servicios (electricidad y combustibles), transporte y bienes relacionados a la educación. Cuando los precios aumentan no pueden compensarlo recortando gastos de otros rubros, lo que conlleva a reducir la cantidad, calidad o variedad de los alimentos que consumen diariamente.

Esto es precisamente lo que pasaría de aprobarse una iniciativa que pretenda gravar con IVA a alimentos y medicinas. Entonces, podría verse anulado el efecto positivo de la cruzada contra el hambre; o visto de otra manera, la cruzada contra el hambre sería nuevamente un paliativo para los efectos adversos de este tipo de reformas, para lavar algunas conciencias y con un falso discurso de utilizar esos recursos para el combate a la pobreza y legitimar el pillaje de unos cuantos.

 

*Asistente académico del Centro de Estudios en Salud y Sociedad de El Colegio de Sonora. Correo electrónico: jdelgado@colson.edu.mx