» Convocatorias

  • cartel-congreso-politicsas 1er. Congreso de investigación Instituciones, gobierno y sociedad civil »

    En el marco de su 31 aniversario, El Colegio de Sonora invita al 1er. Congreso de investigación Instituciones, gobierno y sociedad civil, a realizarse el [...]

  • col-urb 2do Coloquio Internacional de Estudios Urbanos: Nuevos horizontes en los estudios de la ciudad »

    Bases de la convocatoria

  • cartel-cipial Primer Congreso Internacional Los Pueblos Indígenas de América Latina siglos XIX y XXI »

    Avances, perspectivas y retos. Informes www.congresopueblosindigenas.org

  • CARTEL FINAL-01 (8) IV Encuentro Internacional Migración y Niñez Migrante »

    Bases de la convocatoria>Migración y retorno, retos para la familia transnacional 30 y 31 de Mayo, Hermosillo, Sonora

» Novedades Editoriales

  • region-56 región y sociedad »

    Publicación cuatrimestral. Año XXV, número 56, enero-abril de 2013. $80.00

  • port-mujeres-periodismo Mujer, periodismo y opinión pública en Sonora. El caso de los periódicos El Pueblos y El Tiempo de Hermosillo (1934-1938) »

    Autora: Elizabeth Cejudo Ramos El Colegio de Sonora, 2013 Hermosillo, Sonora $200.00

  • port-esther Agua, poder y escasez. La construcción social de un territorio en un ejido sonorense, 1938-1955 »

    Autora Esther Padilla Calderón El Colegio de Sonora, 2013 Hermosillo, Sonora $ 300.00

  • port-lucia Lucía del Báltico »

    Autor Gerardo Cornejo Murrieta El Colegio de Sonora, Plaza y Valdéz, 2012 $150.00    

FOTO DE LA SEMANA: “Stonewall”

Autora: Inés Martínez de Castro.  La imagen corresponde al monumento a la liberación gay de George Segal, Chistopher Park, Greenwich Village, Nueva York. Fue tomada en julio
de 2010.

Los invitamos a publicar fotografías de su agrado para esta sección semanal. Enviar fotos al correo: asanchez@colson.edu.mx

transparencia-sindicatos

Transparencia y sindicatos

Victor S. Peña

Las acusaciones parecen contundentes: resulta que la Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaría de Hacienda detectó operaciones irregulares efectuadas de 2008 a 2012 en las cuentas del sindicato y que, en total, suman unos 2 mil 600 millones de pesos. Con los desvíos, dicen, se pagaron tarjetas de crédito, compras en centros comerciales y galerías de arte, cirugías estéticas y un largo etcétera.

La sorpresiva captura de la líder del SNTE, Elba Esther Gordillo, vino a poner sobre la mesa un par de temas que parecían olvidados.

Aquel dinero pertenecía al sindicato y no debía terminar en cuentas privadas ni en el disfrute de unos pocos. Entre los temas que regresan a la mesa, el primero es el de la transparencia en los sindicatos.

Algún sector relaciona el enriquecimiento de los líderes sindicales con la ausencia de transparencia en las cuentas de la agrupación. En la ausencia de vigilancia, quien tiene más saliva es quien traga más pinole. A nivel nacional, sin embargo, no se ha querido ni podido ordenarles a los sindicatos que transparenten el dinero que tienen y usan.

Vieja inercia es esto del dinero de origen desconocido. ¿Cómo comprar, por ejemplo, un carro de 25 millones de pesos estando en el peldaño más bajo de la nómina de PEMEX? La transparencia sindical sería la solución y punto final a las fortunas amasadas bajo el cobijo de la corrupción, dicen algunos.

Pero el debate no ha terminado.

Quienes argumentan en contra de la transparencia en los sindicatos, sostienen que obligar a estas agrupaciones a abrirse frente a quienes no son sus agremiados atenta contra su naturaleza. A manera de ejemplo: al conocer de cabo a rabo las finanzas sindicales, el patrón podría saber cuánto tiempo puede sostenerse una huelga y eso, definitivamente, perjudica la negociación. Para poder ser fuertes frente al patrón, sostienen quienes creen en esto, hay ciertos datos que no deben darse a conocer sin vulnerar las conquistas laborales.

Hay una solución intermedia explorada en algunas legislaciones estatales. No son los sindicatos directamente, sino los gobiernos, los que tienen la responsabilidad de publicar cuánto y por qué dan dinero a los sindicatos. Es una solución a medias, pues este dinero “oficial” es apenas una parte de la enorme bolsa sindical, pero es avanzar un poco. De cualquier manera, en los estados donde la obligación está escrita los gobiernos no han hecho por observarla. Un avance a medias y sin estrenar.

A la mesa también ha regresado aquél tema del ejercicio del poder dentro de un esquema presidencialista que, se creía, pertenecía al siglo pasado.

El sentimiento popular no tiene problemas en aceptar que la verdadera razón tras el encarcelamiento de la líder magisterial fue su oposición a la llamada “reforma educativa”. En el fondo, la gota que derramó el vaso no estaría en los más de dos mil millones usados con fines particulares sino en una negativa a la voluntad presidencial: no se “alineó”, como se dice en la jerga política. Es “la mano izquierda” en el ejercicio del poder. Una muestra de “tablas y oficio político”.

La sabiduría popular lo dice de manera atinada: “o todos coludos, o todos rabones”. La transparencia en todas sus expresiones se alimenta de un poder moderado. Una impartición selectiva de la justicia no es mejor que la impunidad.

De otra manera, el mensaje sería claro: no importa qué tan ladrón puedas ser, siempre y cuando le digas sí al presidente.

El pueblo no repudió la renovada muestra de fuerza presidencial, de hecho parece que hasta la festejan partidarios y opositores. Después de la transición democrática, ¿se añoraba la mano dura del presidencialismo?

El asunto está en que ambos temas están íntimamente asociados: no se puede avanzar en la transparencia del quehacer público si, al mismo tiempo, se retrocede en el esquema de equilibrios del poder.

*Profesor investigador del Programa de Estudios Políticos y de Gestión Pública de El Colegio de Sonora. vpena@colson.edu.mx ; @victorspena