» Convocatorias

  • cartel-congreso-politicsas 1er. Congreso de investigación Instituciones, gobierno y sociedad civil »

    En el marco de su 31 aniversario, El Colegio de Sonora invita al 1er. Congreso de investigación Instituciones, gobierno y sociedad civil, a realizarse el [...]

  • col-urb 2do Coloquio Internacional de Estudios Urbanos: Nuevos horizontes en los estudios de la ciudad »

    Bases de la convocatoria

  • cartel-cipial Primer Congreso Internacional Los Pueblos Indígenas de América Latina siglos XIX y XXI »

    Avances, perspectivas y retos. Informes www.congresopueblosindigenas.org

» Novedades Editoriales

  • port-pol Modelos para el análisis de Políticas públicas »

    Coordinador: Nicolás Pineda Pablos El Colegio de Sonora, 2013 Hermosillo, Sonora $250.00

  • region-56 región y sociedad »

    Publicación cuatrimestral. Año XXV, número 56, enero-abril de 2013. $80.00

  • port-mujeres-periodismo Mujer, periodismo y opinión pública en Sonora. El caso de los periódicos El Pueblos y El Tiempo de Hermosillo (1934-1938) »

    Autora: Elizabeth Cejudo Ramos El Colegio de Sonora, 2013 Hermosillo, Sonora $200.00

  • port-esther Agua, poder y escasez. La construcción social de un territorio en un ejido sonorense, 1938-1955 »

    Autora Esther Padilla Calderón El Colegio de Sonora, 2013 Hermosillo, Sonora $ 300.00

  • port-lucia Lucía del Báltico »

    Autor Gerardo Cornejo Murrieta El Colegio de Sonora, Plaza y Valdéz, 2012 $150.00    

FOTO DE LA SEMANA: El río Tajo desde el Castillo de San Jorge, Lisboa, Portugal

La imagen fue capturada por Carmen Castro Vásquez

Los invitamos a publicar fotografías de su agrado para esta sección semanal. Enviar fotos al correo: asanchez@colson.edu.mx

undocu-migran-2

Vía libre

Los mojados en peligro de extinción

Alvaro Bracamonte Sierra*

Quien viajó a Estados Unidos durante esta Semana Santa pudo vivir una mala experiencia si sólo contara el viacrucis que implica recorrer en auto la Carretera de Cuatro Carriles. Tramos en pésimas condiciones y las recurrentes desviaciones por el eterno proceso de modernización convierten en un suplicio lo que bien pudiera ser un placer: trasladarse de Hermosillo a Nogales. Si a esto agregamos las largas filas para cruzar la frontera y luego para solicitar el permiso de internación, seguramente llevaría a muchos a no considerar al vecino país como una opción de descanso durante la Semana Mayor.

Pese a estas inconveniencias algunos viajeros optaron por ir a la Unión Americana; muchos lo hicieron por compromisos familiares y los menos por razones laborales; otros, exclusivamente por placer o por el shopping, o bien una combinación de los anteriores.

En lo personal visité Phoenix por motivos familiares y aproveché para asistir a la Escuela de Estudios Transfronterizos de la Universidad Estatal de Arizona y acompañar a un colega de EL COLSON a un seminario de discusión cuya temática eran “los mojados”. El debate se centró en cómo el concepto mojado suele aplicarse invariablemente en cualquier situación que aluda al carácter del migrante ilegal o indocumentado. Esto, independientemente de si el cruce a Estados Unidos lo hizo por vía terrestre, aérea o por río o mar.

El término mojado alude, de acuerdo con la expositora principal, a la antigua vía de internación ilegal a Estados Unidos, que implicaba cruzar el Río Bravo y consecuentemente empaparse todo el cuerpo. Lo de mojado entonces es por wetback, que traducido literalmente sería algo así como espalda mojada. Siendo más estrictos, a los que atravesaban el río les llegaba el agua hasta el cuello por lo que en todo caso debieron llamarse wetnecks. Al margen de estos aspectos más o menos conocidos de nuestra relación con el coloso del Norte, lo interesante del seminario referido es el entusiasmo y compromiso que podía advertirse en el rostro de los asistentes, la mayoría “mexicanólogos”, como suele llamarse a los estudiosos de temas relacionados con chicanos o mexicanos. El perfil de los participantes se conformaba por antropólogos, sociólogos, politólogos, cineastas y artistas, entre quienes predominaban hispanos y sobre todo mexicanoamericanos.

El intercambio de opiniones alcanzó un buen nivel, aunque estuvo acotado al tema central de la convocatoria para esa sesión. No se tocaron otros aspectos igualmente importantes como la inserción de los migrantes en la sociedad estadounidense o la perspectiva de la cuestión migratoria a la luz del compromiso del presidente Obama de aprobar durante este año una reforma migratoria que resuelva de una vez y para siempre el estatus de casi 12 millones de personas que radican en Estados Unidos ilegalmente.
De concretarse esa reforma es probable que debates como el registrado en la Universidad Estatal de Arizona adquieran nuevas dinámicas. Me atrevo a decir que, con el tiempo, el análisis en torno a los ilegales o indocumentados, mojados, o como se les identifique, constituirá una línea de investigación propia de los historiadores pues esa condición migratoria desaparecería como tal.

Esta posibilidad es clara si se cumple el vaticinio que en varias oportunidades ha planteado el economista Gary Becker, ganador del Premio Nobel en 1992. La hipótesis de Becker sugiere que el flujo de mano de obra de México hacia Estados Unidos tiende a extinguirse paulatinamente. Esta afirmación, a primera vista temeraria, la basa en que las fuerzas económicas que la impulsaron se están agotando. Por una parte, sostiene, en Estados Unidos no se están generando tantos empleos como en el pasado y en México se advierte un dinamismo productivo superior al del país vecino: En los últimos años el PIB nacional registra el doble de crecimiento; a ello se agrega la significativa desaceleración demográfica mexicana, lo que en conjunto permite comprender la previsión del reconocido economista.

Ojalá que este escenario se concrete pronto pues es penoso ser testigos de cómo el país desperdicia la capacidad y el talento de millones y millones de mexicanos que no encuentran una forma digna de vivir en su propia tierra.

 

*Profesor-investigador del Centro de Estudios de América del Norte de

El Colegio de Sonora. Correo electrónico: abraca@colson.edu.mx