» Convocatorias

  • cartel-congreso-politicsas 1er. Congreso de investigación Instituciones, gobierno y sociedad civil »

    En el marco de su 31 aniversario, El Colegio de Sonora invita al 1er. Congreso de investigación Instituciones, gobierno y sociedad civil, a realizarse el [...]

  • col-urb 2do Coloquio Internacional de Estudios Urbanos: Nuevos horizontes en los estudios de la ciudad »

    Bases de la convocatoria

  • cartel-cipial Primer Congreso Internacional Los Pueblos Indígenas de América Latina siglos XIX y XXI »

    Avances, perspectivas y retos. Informes www.congresopueblosindigenas.org

» Novedades Editoriales

  • port-pol Modelos para el análisis de Políticas públicas »

    Coordinador: Nicolás Pineda Pablos El Colegio de Sonora, 2013 Hermosillo, Sonora $250.00

  • region-56 región y sociedad »

    Publicación cuatrimestral. Año XXV, número 56, enero-abril de 2013. $80.00

  • port-mujeres-periodismo Mujer, periodismo y opinión pública en Sonora. El caso de los periódicos El Pueblos y El Tiempo de Hermosillo (1934-1938) »

    Autora: Elizabeth Cejudo Ramos El Colegio de Sonora, 2013 Hermosillo, Sonora $200.00

  • port-esther Agua, poder y escasez. La construcción social de un territorio en un ejido sonorense, 1938-1955 »

    Autora Esther Padilla Calderón El Colegio de Sonora, 2013 Hermosillo, Sonora $ 300.00

  • port-lucia Lucía del Báltico »

    Autor Gerardo Cornejo Murrieta El Colegio de Sonora, Plaza y Valdéz, 2012 $150.00    

FOTO DE LA SEMANA: Tené tu bici ya

La imagen fue proporcionada por Cristina Martínez Rascón

Los invitamos a publicar fotografías de su agrado para esta sección semanal. Enviar fotos al correo: asanchez@colson.edu.mx

pal-gob-sonora

Y sin embargo

Estilo de gobierno

Nicolás Pineda*

Cada gobierno tiene su marca, su manera de ser. El actual gobierno de Sonora, a lo largo de sus más de tres años de gobierno, ha impuesto un estilo propio muy diferente a las ideas que se tenían de un gobierno panista. Con base en el seguimiento de los asuntos y el discurso reiterado, planteó las seis líneas para una definición del estilo de gobierno actual del estado.

1. Puro pragmatismo, nada de ideología o principios.
Es un gobierno efectista que busca resultados, de preferencia inmediatos y con efectos electorales. Le resultan totalmente ajenos los viejos idearios panistas de la patria ordenada y generosa, del humanismo cristiano y la democracia. Los viejos panistas ideológicos han sido hechos a un lado. Este gobierno ha resultado ser más pragmático que el PRI. El pragmatismo no es bueno ni malo por sí mismo, pero como ciudadanos deseamos que los gobernantes tengan líneas de conducta que los definan y orienten. Aquí parece que no hay nada de eso y las seis estrellitas son sólo para la imagen.

2. No hay propuesta legislativa y el marco legal es un estorbo.
En lo que va del sexenio, no ha habido iniciativas legislativas significativas. La más interesante fue la ley de participación ciudadana, que pronto se volvió inoperante al tratar de usarla de manera efectista desde el poder. Fuera de eso no ha habido iniciativas del Ejecutivo ni de los panistas. No se ha visto al poder legislativo como un espacio de deliberación parlamentaria ni hay intenciones de debatir socialmente los asuntos. Por ello la tónica ha tendido hacia la parálisis legislativa. Más aún, el marco legal parece ser un estorbo para los asuntos. Así se ha visto con el acueducto y los juicios que ha desencadenado. Como ciudadano, uno espera que los gobernantes fortalezcan el estado de derecho.

3. Las instituciones no importan y sólo sirven para colocar gente.
En lo que va del sexenio no ha habido una agenda para crear, reformar o mejorar las instituciones del gobierno estatal. El Bus Sonora no parece haber funcionado como innovación institucional. Todo se ha dejado que opere como lo había venido haciendo desde antes. Las reformas que ha habido han venido de fuera. Lo que se ha hecho es someter a las dependencias y organismos a un drástico régimen de austeridad y se les regatean los medios para cambios o innovaciones. Sin embargo, las instituciones, ya sean organismos, dependencias u otras entidades sostenidas por el gobierno, constituyen la mayor parte de la acción gubernamental. Las instituciones que deja un gobierno suelen trascender y hablar de los gobiernos que las crearon. ¿Cuáles son las instituciones que va a dejar este gobierno?

4. Un uso desmesurado del lenguaje para definir la acción de gobierno.
Aquí no hay nada de que al pan pan y al vino vino. Aquí el pan es repostería y el vino es champán fino. Por eso escuchamos de la “gran transformación educativa”, “el cambio del pensamiento lógico de los sonorenses”, “laptops para todos los escolares”, “vamos a preguntarte qué obras quieres” y “vamos muy bien”. Hay un regateo constante para referirse y definir las cosas como son: el acueducto ya estaba terminado cuando lo inauguraron; el agua del Novillo ya llegó a Hermosillo. Lo que ha resultado es que el lenguaje del gobierno estatal se ha devaluado considerablemente. El problema de credibilidad se ha vuelto crítico.

5. Los números son enemigos y las cuentas son confusas.
Aquí no va eso de las cuentas claras y el chocolate espeso. Aquí lo menos que se pueda dar información financiera. Todavía no sabemos cómo se pagó el estadio Sonora, no sabemos por qué habiendo austeridad se ha aumentado la deuda, ni cómo el gasto del presupuesto reconducido se reporta normal. Tampoco se entiende cómo es que un impuesto que representa menos del 2  por ciento del ingreso significa tanto para tantas cosas del estado y se defiende a ultranza. Tampoco hemos entendido bien a bien por qué no se puede suprimir.

6. Se aprecia un gran deseo de dejar obra y construcciones como legado futuro.
Este gobierno se ha concentrado en hacer obra: acueducto, estadio, puentes, presa Pilares. Sobre todo le ha apostado a que el acueducto va a ser el legado de este gobierno y que el futuro le va a dar la razón. Definitivamente éste ha sido un gobierno constructor de obra física. Como que ha dicho: obras son amores y no buenas razones. Ésta es su gran apuesta.

Quedan todavía más de dos años de gobierno y es mucho lo que puede hacerse para mejorar la imagen y el estilo de este gobierno. Estoy seguro de que si se ajusta el lenguaje, se mejorará la credibilidad. Si se cambia de actitud con respecto a la oposición política se pueden encontrar espacios comunes para trabajo conjunto. Hay mucho que hacer también para la mejora institucional. Una recomposición del equipo para rescatar a viejos panistas y gente con prestigio no le caería mal. Sonora lo requiere y lo merece.

Profesor-investigador del Programa de Estudios Políticos y de Gestión Pública de

El Colegio de Sonora. Correo electrónico: npineda@colson.edu.mx