» Convocatorias

  • col-urb 2do Coloquio Internacional de Estudios Urbanos: Nuevos horizontes en los estudios de la ciudad »

    Bases de la convocatoria

  • cartel-cipial Primer Congreso Internacional Los Pueblos Indígenas de América Latina siglos XIX y XXI »

    Avances, perspectivas y retos. Informes www.congresopueblosindigenas.org

» Novedades Editoriales

  • port-pol Modelos para el análisis de Políticas públicas »

    Coordinador: Nicolás Pineda Pablos El Colegio de Sonora, 2013 Hermosillo, Sonora $250.00

  • region-56 región y sociedad »

    Publicación cuatrimestral. Año XXV, número 56, enero-abril de 2013. $80.00

  • port-mujeres-periodismo Mujer, periodismo y opinión pública en Sonora. El caso de los periódicos El Pueblos y El Tiempo de Hermosillo (1934-1938) »

    Autora: Elizabeth Cejudo Ramos El Colegio de Sonora, 2013 Hermosillo, Sonora $200.00

  • port-esther Agua, poder y escasez. La construcción social de un territorio en un ejido sonorense, 1938-1955 »

    Autora Esther Padilla Calderón El Colegio de Sonora, 2013 Hermosillo, Sonora $ 300.00

  • port-lucia Lucía del Báltico »

    Autor Gerardo Cornejo Murrieta El Colegio de Sonora, Plaza y Valdéz, 2012 $150.00    

FOTO DE LA SEMANA: Vista del lago Arereco

La imagen fue capturada por Elsa Ivette Jiménez, en el estado de Chihuaua

Los invitamos a publicar fotografías de su agrado para esta sección semanal. Enviar fotos al correo: asanchez@colson.edu.mx

moldes-25

Vía libre

El desafío de la articulación productiva

Alvaro Bracamonte Sierra

La limitación más visible que enfrentan las regiones que pretenden mejorar sus niveles de desarrollo es la exigua articulación productiva, es decir, la insuficiente integración entre las diferentes esferas que componen el conjunto de la actividad económica. Este problema es especialmente severo en las economías subdesarrolladas y se ha profundizado en los años recientes a raíz de que la emergencia de la innovación, considerada como factor esencial del crecimiento, ha acentuado la polarización de la estructura productiva. Por una parte están los sectores modernos conformados esencialmente por empresas de base tecnológica, y, por otra, los que se basan en el uso intensivo de la mano de obra. En este caso se trata de pequeñas empresas, muchas de ellas de carácter familiar, que tienen escasos incentivos  para integrarse a los polos productivos más dinámicos mayoritariamente formados por multinacionales.

Está documentado que la precaria interacción de esas dos esferas inhibe la expansión económica y trastoca la necesaria armonía productiva al provocar fuertes asimetrías y disparidades regionales y sectoriales. Reducir y eventualmente resolver esa condición ha sido un imperativo de política pública desde años atrás en México y también en Sonora. Lo es por supuesto de la actual administración estatal, pues no avanzar en esa asignatura implica repetir los resultados registrados en el pasado: la desintegración productiva que es típica de países atrasados.

El desempeño reciente de la economía sonorense ha sido relativamente positivo. La industria manufacturera progresa a consecuencia de la acelerada expansión de la producción  automotriz; también lo hacen la aeroespacial y la minería, entre otras. Pero a pesar de este notorio dinamismo, persiste el déficit en materia de articulación entre las firmas que encabezan esos sectores y las pequeñas empresas nativas dedicadas a actividades complementarias, necesarias para esos corporativos.

Esa articulación, que de acuerdo con la literatura especializada es medular para la configuración de un tejido productivo competitivo, no es fácil concretarla aun cuando se orienten esfuerzos en esa dirección. El ambiente incentivador de este proceso suele arrojar frutos en el mediano y largo plazos, luego de conjugarse positivamente la acción del gobierno, la maduración de una clase empresarial local más o menos ilustrada y la disposición de las trasnacionales para generar proveedores locales que contribuyan a la anhelada mejora competitiva.

La industria automotriz de la entidad, después de muchos años de operación de la Ford Motor Company, exhibe rasgos tímidos de una integración como la referida; la aeroespacial muestra, a simple vista, aún menos avances, y en la minería no se advierten elementos que apunten hacia ese objetivo a pesar de ser una de las actividades más antiguas de la entidad. Al respecto, no es de esperarse que en el corto plazo pueda cerrarse la brecha desintegradora aquí apuntada; sin embargo, es importante seguir probando nuevas estrategias. Sólo si se persiste en esa lógica se empezarán a obtener resultados.

En una investigación dirigida por colegas académicos de la Universidad Autónoma Metropolitana, concluida el año pasado, se documenta esta problemática. Estudiaron la situación de la producción de troqueles y moldes en tres entidades del centro del país: Querétaro, Estado de México y Puebla. Es interesante lo que los autores señalan por la pertinencia que cobra para Sonora; la estructura productiva de esas entidades presenta algunas similitudes con la sonorense, especialmente en los casos de Querétaro y Puebla. En estos estados la industria automotriz y el sector aeroespacial tienen mucha relevancia: de hecho constituyen el centro de gravedad de la industria manufacturera regional. De alguna manera dichas actividades son también importantes en Sonora.

Los investigadores analizaron cómo le hacían las pequeñas empresas nativas productoras de moldes y troqueles para insertarse en la cadena de valor de las trasnacionales. Habría que decir que moldes y troquelados son considerados como los ejes del desarrollo industrial; si no se cuenta con ellos resulta complicado que se generen productos competitivos.

La conclusión a la que llegan los autores deja enseñanzas para otras entidades, en particular para Sonora: afirman que es importante asociarse, lo cual no sólo significa promover las economías de proximidad (clusters) sino buscar que esa cercanía sea también cognitiva, tecnológica e institucional. Sin estos elementos difícilmente podría concretarse un proceso de articulación exitoso.

*Profesor-investigador del Centro de Estudios de América del Norte de
El Colegio de Sonora. Correo electrónico: abraca@colson.edu.mx