» Convocatorias

  • col-urb 2do Coloquio Internacional de Estudios Urbanos: Nuevos horizontes en los estudios de la ciudad »

    Bases de la convocatoria

  • cartel-cipial Primer Congreso Internacional Los Pueblos Indígenas de América Latina siglos XIX y XXI »

    Avances, perspectivas y retos. Informes www.congresopueblosindigenas.org

» Novedades Editoriales

  • port-pol Modelos para el análisis de Políticas públicas »

    Coordinador: Nicolás Pineda Pablos El Colegio de Sonora, 2013 Hermosillo, Sonora $250.00

  • region-56 región y sociedad »

    Publicación cuatrimestral. Año XXV, número 56, enero-abril de 2013. $80.00

  • port-mujeres-periodismo Mujer, periodismo y opinión pública en Sonora. El caso de los periódicos El Pueblos y El Tiempo de Hermosillo (1934-1938) »

    Autora: Elizabeth Cejudo Ramos El Colegio de Sonora, 2013 Hermosillo, Sonora $200.00

  • port-esther Agua, poder y escasez. La construcción social de un territorio en un ejido sonorense, 1938-1955 »

    Autora Esther Padilla Calderón El Colegio de Sonora, 2013 Hermosillo, Sonora $ 300.00

  • port-lucia Lucía del Báltico »

    Autor Gerardo Cornejo Murrieta El Colegio de Sonora, Plaza y Valdéz, 2012 $150.00    

FOTO DE LA SEMANA: “Puerto Madero y el Puente de la Mujer” (del arquitecto Calatrava)

La imagen fue capturada por Lucero Aída Juárez Herrera y Cairo en Buenos Aires, Argentina, donde rinden homenaje a las mujeres que destacaron en la historia de ese país.

Los invitamos a publicar fotografías de su agrado para esta sección semanal. Enviar fotos al correo: asanchez@colson.edu.mx

Gabriela Grijalva

Gabriela Grijalva

Mensaje de la doctora Gabriela Grijalva Monteverde en su toma de protesta como rectora de El Colegio de Sonora para el periodo 2013-2018

Me presento ante ustedes sumamente agradecida por esta nueva oportunidad que me brindan de dirigir a esta gran institución. Asumo por segunda ocasión la rectoría de El Colegio de Sonora, que significa el más alto honor que se me haya conferido. Agradezco y valoro enormemente esta distinción otorgada por la Junta de Gobierno y esta gran comunidad.

Quiero expresar un reconocimiento a mi colega, el doctor Álvaro Bracamonte Sierra, quien participó en el proceso que ahora culmina. Proceso del que todos en esta casa de estudios debemos sentir orgullo, pues en él se dio muestra ejemplar de participación y respeto a la pluralidad de opiniones.

Aquí, ante todos ustedes, honorable presídium, apreciados integrantes de la Junta de Gobierno, queridos colegas y compañeros de trabajo, estimados estudiantes, respetable público:

Les aseguro que al asumir esta responsabilidad por los próximos cinco años, me comprometo a trabajar por y para el bien de la institución, poniendo todo mi empeño, capacidad y energía, y enaltecer el nombre de El Colegio, sabiendo que al engrandecerlo contribuimos a construir una mejor sociedad, a la que nos debemos, por ser una institución orgullosamente pública.

Estén ciertos que lo haré poniendo el mejor de mis esfuerzos, nutriéndome día a día del amor entrañable que todos sentimos por nuestro querido Colson, y recargando mis energías con el apoyo de todos ustedes. Pero sobre todo lo haré con la fuerza que deriva de los principios irrenunciables que nos guían: autonomía, pluralidad, interdisciplinariedad, transparencia y rendición de cuentas.

Buscaré, por las vías que estén a nuestro alcance, que esta institución amplíe su contribución al desarrollo de la región; que la sociedad se apropie del conocimiento generado por nuestro reconocido cuerpo de profesores investigadores para incidir directamente en la búsqueda de soluciones a la diversa problemática social que hoy nos aqueja, la que nos reta como centro de investigación y docencia a contribuir a un Sonora y un México más justos.

A lo largo de 31 años El Colegio de Sonora se ha convertido en una institución sólida que ha sabido responder a las expectativas de sus fundadores desde aquel enero de 1982. Es una casa de estudios en donde coexisten diversas expresiones ideológicas y una gama de perspectivas respecto a nuestro acontecer social, cultural, de las humanidades y las artes, y que precisamente ve su riqueza en esa pluralidad que valora y respeta.

Es una comunidad formada por académicos y académicas de reconocidas trayectorias, especialistas en temáticas pertinentes a la realidad social y siempre comprometidos a dar lo mejor de sí mismos mediante el desarrollo de sus investigaciones, a través de la docencia como profesores de los programas de posgrado, así como con su incansable esfuerzo por difundir y divulgar el conocimiento.

Pero reconocemos también que las funciones sustantivas de esta institución no podrían desarrollarse sin la dedicación, compromiso, calidad y calidez que distingue a su personal directivo, administrativo y de apoyo académico, que no escatima esfuerzos día a día para sacar adelante los compromisos de este colegio y los hace suyos.

Otra pieza fundamental, y que representa una de nuestras razones de existir, es nuestra comunidad estudiantil. Jóvenes dispuestos a someterse a rigurosos exámenes para obtener y mantener un lugar en nuestras aulas. A todos ellos, muchas gracias por haber elegido a El Colegio de Sonora como su casa de estudios. Es una gran satisfacción para nosotros verlos egresar de El Colegio y desarrollarse en instituciones públicas y privadas o en asociaciones civiles. Incluso, a los pocos años, se convierten también en colegas investigadores y profesores.

El Colegio de Sonora mantiene su paso firme de frente a los desafíos, anteponiendo la calidad y profesionalismo de quienes lo conforman ante los retos que se nos presentan. Para muestra de ello basta con observar que, a pesar de los cada vez más restringidos presupuestos a las instituciones de educación superior, pero sobre todo ante el entorno presupuestal crítico que priva en la entidad, la comunidad de El Colegio ha redoblado esfuerzos para sacar adelante las tareas de investigación, docencia y difusión con la calidad que distingue a esta casa de estudios.

No es mi intención aburrirlos con una larga lista de números, pero sí quisiera destacar sólo algunos de los logros alcanzados por esta comunidad en los últimos cinco años. Es gracias a la calidad de nuestra planta docente que en el último quinquenio se desarrollaron 87 proyectos de investigación y se atendió a la matrícula estudiantil con sus programas de posgrado.

Una planta de profesores-investigadores que creció de 29 a 33 integrantes. En el mismo periodo, la proporción de investigadores con el grado de doctor pasó del 79 al 91 por ciento; el de investigadores en el SNI avanzó del 52 al 61 por ciento; el de profesores reconocidos con perfil deseable por el PROMEP de la SEP, de 66 a 72 por ciento, y el agrupamiento en cuerpos académicos reconocidos por este mismo organismo evolucionó de seis cuerpos académicos en formación a uno en formación y cuatro consolidados.

Es justo también destacar aquí que en los logros de la comunidad de estos años se cosecharon muchas de las semillas sembradas por los sueños y el ímpetu de quienes iniciaron este gran proyecto, así como por quienes dirigieron a la institución en periodos anteriores: los maestros Gerardo Cornejo y Jorge Luis Ibarra, el doctor Ignacio Almada y la doctora Catalina Denman. Va para todos ellos mi reconocimiento especial.

Quiero también aprovechar esta ocasión para hacer un público agradecimiento a quienes en los últimos cinco años han integrado la Junta de Gobierno. Ustedes, con el rigor de sus evaluaciones, reflexiones y recomendaciones, han fortalecido y han dado certidumbre de que avanzamos en el camino correcto, sin mayor retribución que nuestra más sincera gratitud.

Igualmente agradecida estoy con quienes han formado parte del equipo directivo en las diferentes áreas en estos últimos años. En particular, con mis colegas María del Carmen Castro, Gabriela García y Zulema Trejo, quienes con generosidad y renovado ánimo han aceptado continuar colaborando al frente de la Secretaría General, la Dirección General Académica y la Coordinación de Posgrado, respectivamente.

A continuación, me voy a permitir destacar sólo algunos puntos del plan de trabajo que presenté ante la Junta de Gobierno y la comunidad de El Colegio, mismo que contempla tres grandes objetivos y 40 estrategias a desarrollar. Retomaré sólo algunas relativas a las tareas sustantivas de la institución: investigación, docencia y la difusión y comunicación del conocimiento. Deseo expresar que estas propuestas tienen como sustento las sugerencias de colegas, compañeras y compañeros directivos y administrativos que, estoy segura, contribuirán en los meses siguientes a la formulación de líneas de acción y metas en la elaboración del Plan de Desarrollo Institucional 2013-2018.

En materia de investigación, sabemos que aquélla que se realiza a la luz de rigurosas teorías y metodologías de carácter científico social tiene el propósito de generar conocimiento nuevo y pertinente, y que su valor y riqueza radica en analizar, buscar explicaciones y desarrollar propuestas de solución a una diversidad de problemas que como sociedad enfrentamos. Es a través de los hallazgos y resultados de la investigación científica que podemos explicar comportamientos, cambios y transformaciones sociales, e imaginar alternativas de solución.

Por ello, a la par de la alianza estratégica con universidades y centros de investigación nacionales e internacionales, nos proponemos impulsar con mayor dinamismo estrategias que potencien nuestras capacidades de investigación y vinculación con los diferentes actores de los sectores públicos, privado y sociedad civil, para contribuir, desde nuestro ámbito de competencia, a la formulación y evaluación de políticas y acciones informadas que promuevan el desarrollo económico y humano; el abatimiento de la desigualdad, pobreza, desempleo, violencia de género; un mejor aprovechamiento del agua; mayor calidad de vida de los migrantes; la salud y prevención de enfermedades; un desarrollo urbano sustentable, así como cultivar nuestra historia para entender mejor nuestra identidad y evitar repetir errores y fracasos.

La educación superior, desafortunadamente convertida en nuestro país en un privilegio de pocos, constituye la mejor vía, y yo diría, la más directa y efectiva, para alcanzar un desarrollo armónico para nuestra sociedad. Es la educación pertinente y de calidad, la que transforma a los seres humanos de entes pasivos en ciudadanos activos y comprometidos. Sólo la educación puede hacer que el porvenir sombrío al que se enfrentan los jóvenes de los sectores más vulnerables, se convierta en un horizonte promisorio, de superación, de oportunidades y de seres productivos e integrados a su sociedad.

La visión que nosotros tenemos de educar va mucho más allá del llano concepto; para nosotros educar implica formar ciudadanos y ciudadanas que salgan de nuestras aulas con las herramientas teóricas y metodológicas más actuales, pero es igualmente importante que, además de capacitados, egresen con una visión solidaria y comprometida con su sociedad, capaces de incidir positivamente en la problemática en la que se han preparado, que sean capaces de contribuir en la solución de los problemas y retos de sus localidades y regiones, y, sobre todo, siempre apegados al respeto y la tolerancia hacia los demás, a convivir entre una diversidad de ideologías, fieles a la ética y contribuyendo con su participación ciudadana a la consolidación de la democracia.

Por ello, para reforzar la calidad de nuestros programas docentes, la Maestría y el Doctorado en Ciencias Sociales, algunas de las propuestas que estaremos desarrollando los próximos cinco años van  encaminadas a profundizar en un modelo educativo flexible y centrado en el aprendizaje y en el estudiante, así como en la gestión de recursos para apoyar la movilidad nacional e internacional de nuestros alumnos. Otra de las metas se refiere a la actualización permanente de profesores y profesoras en la búsqueda de mejores prácticas docentes que promuevan habilidades y actitudes de reflexión crítica, propositiva y creativa de sus estudiantes, acordes a las nuevas tendencias en la educación, así como en la aplicación de las tecnologías de la información.

En lo relativo a la difusión y comunicación del conocimiento, tenemos el compromiso de mejorar las formas y los canales, porque estamos conscientes de que el conocimiento enclaustrado y el que sólo circula entre el mismo sector, no educa, no transforma ni agrega al desarrollo de su sociedad.

Por ello, algunas estrategias del plan de trabajo están dirigidas a mejorar la calidad y a  ampliar las formas de difusión y comunicación de los resultados de nuestras investigaciones a la comunidad científica y a los diferentes sectores y grupos sociales.

Definitivamente, para poder alcanzar las nuevas metas que aquí nos trazamos, requerimos preservar y fomentar en El Colegio un ambiente propicio para el trabajo eficiente y de calidad, para la discusión, interlocución y generación de consensos, así como un ambiente propicio para el desarrollo profesional y humano de sus integrantes.

Lo anterior hace necesario el fortalecimiento de la infraestructura física, humana y organizativa para el desempeño eficiente tanto de las actividades sustantivas, como las de gestión, apoyo y administración.

Estoy cierta que para poder cumplir y alcanzar nuestras metas se requiere el concurso de todas y todos; por ello les pido, comunidad colegiana, que mantengamos como siempre la unidad ante los retos y las adversidades que se nos presenten y que continuemos trabajando bajo la premisa de coordinar nuestros esfuerzos particulares con los de la institución.

Querida comunidad colsense, estimada Junta de Gobierno, respetable representante del Gobernador del Estado, amable público que nos acompaña, hoy en esta significativa toma de protesta, reafirmo mi convicción de servicio a esta entrañable institución. Estén seguros de que pondré todo mi esfuerzo en cubrir las expectativas y responder a la confianza que en mí han depositado. Sepan que mi principal compromiso es y será el avance de nuestra institución y, con ello, la mejoría de la sociedad a la que nos debemos. Les pido a todas y todos que continuemos sumando fuerzas y esfuerzos, voluntades y capacidades para seguir dejando huella en nuestro andar.

Muchas gracias.