» Convocatorias

  • cartel-posgrado Programas de Maestría y Doctorado en Ciencias Sociales »

    El Colegio de Sonora convoca a participar en el proceso de admisión de los programas de Maestría y Doctorado en Ciencias Sociales Consulta la convocatoria [...]

  • quinto turismo Quinto Coloquio Internacional Ciudades del turismo »

    El Colegio de Sonora , en colaboración con otras instituciones, convoca a participar en el Quinto Coloquio Interanacional Ciudades del Turismo. “El imaginario y la construcción [...]

  • cartel-cipial Primer Congreso Internacional Los Pueblos Indígenas de América Latina siglos XIX y XXI »

    Avances, perspectivas y retos. Informes www.congresopueblosindigenas.org

» Novedades Editoriales

  • port-pol Modelos para el análisis de Políticas públicas »

    Coordinador: Nicolás Pineda Pablos El Colegio de Sonora, 2013 Hermosillo, Sonora $250.00

  • region-56 región y sociedad »

    Publicación cuatrimestral. Año XXV, número 56, enero-abril de 2013. $80.00

  • port-mujeres-periodismo Mujer, periodismo y opinión pública en Sonora. El caso de los periódicos El Pueblos y El Tiempo de Hermosillo (1934-1938) »

    Autora: Elizabeth Cejudo Ramos El Colegio de Sonora, 2013 Hermosillo, Sonora $200.00

FOTO DE LA SEMANA: “Todos”

La imagen fue capturada por Vanessa Torres Reyna

Los invitamos a publicar fotografías de su agrado para esta sección semanal. Enviar fotos al correo: asanchez@colson.edu.mx

ya-basta

¿Quién probará el “buffet”?

Inés Martínez de Castro Navarrete*

“Buffet”: palabra asociada a una imagen de mujeres jóvenes y hermosas, que forma parte de la campaña publicitaria “Es fácil ser hombre” de conocida marca cervecera, ha desatado una polémica pues ha sido considerada como una manifestación de la violencia simbólica, que es un tipo de violencia ejercida hacia las mujeres.

Sin embargo, este caso no es un hecho aislado sino que fue la gota que derramó el vaso, ya que en toda la campaña trasmitida por espectaculares, anuncios televisivos y a través de otros medios, fue diseñada en el mismo tono. Por ejemplo: unos lentes junto a la palabra scaner, un perro junto a un “anzuelo”, una joven de escote pronunciado junto a “prima”, entre otros. Los mensajes pretenden ser graciosos, y como declaró la compañía publicitaria “se  pretende rendir tributo al género masculino por su habilidad para resolver los conflictos de la vida cotidiana de manera simple”. Pero el resultado es ofensivo pues presenta estereotipos de ambos géneros, ya que las mujeres son reducidas a objetos de consumo masculino, y los hombres aparecen como seres superiores, que al alardear de sus impulsos sexuales demostrarían su ingenio. Desgraciadamente esta es una característica recurrente en la publicidad a la que estamos cotidianamente expuestos.

La violencia simbólica es, pues, aquella que a través de mensajes, imágenes o signos, trasmite y reproduce la dominación, la desigualdad y discriminación en las relaciones sociales y hace parecer natural la subordinación o desvalorización de las mujeres. La violencia en los medios de comunicación o mediática es una de las modalidades en que se manifiesta esta violencia simbólica. Mensajes que de manera directa o indirecta promueven la explotación de mujeres o sus imágenes, injurian, difaman o discriminan, humillan o atentan contra la dignidad de las mujeres.

A algunos les parecerá exagerado, pero haga la prueba y analice la forma en que es tratada la figura femenina en los anuncios de automóviles, de licores, de productos de belleza o hasta de detergentes.  Aunque la violencia simbólica tiene como vehículo idóneo los medios masivos de comunicación, aparece en diferentes ámbitos sociales o en  contenidos diversos como canciones, chistes, refranes, comentarios descalificatorios de las mujeres por serlo e incluso en contenidos de la educación formal. También en los estilos de crianza donde se educa a los varones para el ejercicio de la violencia y a las mujeres en la sumisión y el sostenimiento del hogar, entre otros gestos sexistas.

Este tipo de violencia no debe ser ignorada pues organiza la estructura mental de los individuos, de esto depende cómo aprenden, perciben y se comunican y qué tipo de personas serán: sus pensamientos, sus valores y sus acciones.

El asunto es tan importante que en el Capítulo J de la Plataforma de Acción de Beijing, llamado “La mujer y los medios de difusión”, se establecieron dos objetivos estratégicos: por una parte la mejora del acceso de las mujeres en los medios de comunicación y la ocupación de cargos directivos en los cuales están ausentes; y, por otra, el fomento de una imagen de las mujeres que no reproduzca los estereotipos de género.

Para lograrlos, determina responsabilidades para los gobiernos, los medios de comunicación, las organizaciones de la sociedad civil, las organizaciones profesionales y las agencias internacionales de cooperación. Y me pregunto ¿qué están haciendo los gobiernos de México y Sonora en referencia a este asunto y los otros actores? Porque las únicas que se han inconformado públicamente han sido las organizaciones civiles.

*Jefa del Departamento de Difusión Cultural de El Colegio de Sonora. Correo electrónico: icastro@colson.edu.mx