» Convocatorias

  • cartel-posgrado Programas de Maestría y Doctorado en Ciencias Sociales »

    El Colegio de Sonora convoca a participar en el proceso de admisión de los programas de Maestría y Doctorado en Ciencias Sociales Consulta la convocatoria [...]

  • quinto turismo Quinto Coloquio Internacional Ciudades del turismo »

    El Colegio de Sonora , en colaboración con otras instituciones, convoca a participar en el Quinto Coloquio Interanacional Ciudades del Turismo. “El imaginario y la construcción [...]

  • cartel-cipial Primer Congreso Internacional Los Pueblos Indígenas de América Latina siglos XIX y XXI »

    Avances, perspectivas y retos. Informes www.congresopueblosindigenas.org

» Novedades Editoriales

  • port-pol Modelos para el análisis de Políticas públicas »

    Coordinador: Nicolás Pineda Pablos El Colegio de Sonora, 2013 Hermosillo, Sonora $250.00

  • region-56 región y sociedad »

    Publicación cuatrimestral. Año XXV, número 56, enero-abril de 2013. $80.00

  • port-mujeres-periodismo Mujer, periodismo y opinión pública en Sonora. El caso de los periódicos El Pueblos y El Tiempo de Hermosillo (1934-1938) »

    Autora: Elizabeth Cejudo Ramos El Colegio de Sonora, 2013 Hermosillo, Sonora $200.00

FOTO DE LA SEMANA: “Todos”

La imagen fue capturada por Vanessa Torres Reyna

Los invitamos a publicar fotografías de su agrado para esta sección semanal. Enviar fotos al correo: asanchez@colson.edu.mx

economia-mexico-34

Vía libre

Reformas estructurales y claroscuros económicos

Alvaro Bracamonte Sierra

Son varias las reformas de segunda o tercera generación aprobadas en el Congreso o negociadas en el marco del Pacto por México. Pero a juzgar por el desempeño reciente de la economía mexicana, en poco o en nada la han beneficiado pese a que los promotores pregonaban a los cuatro vientos que con las reformas se alcanzarían tasas de crecimiento por encima de los promedios históricos. El Inegi acaba de anunciar que el PIB nacional en el primer trimestre aumentó apenas 0.8 por ciento. Insuficiente comparado con otros periodos similares. La SHCP ajustó a la baja la meta de crecimiento para el 2013, de 3.5 por ciento a un triste 3.1. Lo peor es que se espera que estas tendencias se mantengan durante el 2014. Todo ello a pesar de las tan cacareadas reformas.

De las ya aprobadas como la laboral, se decía que generaría, como por arte de magia, alrededor de 500 mil empleos adicionales a los normalmente creados; sobre la de comunicaciones se afirma que anuncia la aurora de grandes inversiones y representa la desaparición de los temidos monopolios. La negociada reforma financiera se supone abrirá la llave del crédito para las pequeños empresarios habitualmente asfixiados por falta de liquidez. Están por entrarle a la fiscal y la energética, lo que coronaría un notorio cambio institucional que configuraría el “México moderno y en movimiento” que tanto repite una parte de la clase política ahora hecha gobierno. Me temo que dichos cambios no serán suficientes para restaurar el dinamismo y la prosperidad nacional; no por ahora.

El comportamiento de nuestra economía está sujeto a múltiples factores. Muchas de las restricciones que afectan su buena marcha son efectivamente de carácter institucional, como las que se pretenden combatir con las modificaciones referidas. Pero hay otras circunstancias que están fuera del control de las autoridades y que habitualmente determinan la evolución macroeconómica, sobre todo en el corto plazo. Entre ellas sobresalen las condiciones externas, es decir, el comportamiento de la economía del resto del mundo, especialmente la estadounidense. Ésta, como se sabe, está en franca desaceleración, y en el caso de algunos países de la comunidad europea, en recesión. El comportamiento favorable de la economía mexicana depende de esos mercados, puesto que uno de sus motores del crecimiento son las exportaciones, principalmente del sector industrial. Si se analizan las cifras del Inegi para el primer trimestre del año, se advierte que la actividad manufacturera decreció significativamente.

La clave entonces para explicar el precario crecimiento trimestral y las menores expectativas para el 2013 y 2014 es justamente el adverso entorno internacional que impacta los sectores dinámicos de nuestra economía. Ante eso las reformas estructurales, pese a que pueden sembrar un ambiente de optimismo, son insuficientes para fortalecer el desempeño macroeconómico, incrementar la oferta de trabajo y, en general, elevar el nivel de vida de los mexicanos. Por más esfuerzos que el gobierno peñanietista despliegue para avanzar en esas asignaturas, es previsible que no se alcanzarán buenos resultados, al menos en los próximos dos años. La natural comparación con los últimos años de la administración calderonista lo pondrán en una posición desventajosa.

En Sonora las consecuencias de las dificultades económicas globales se resentirán tarde o temprano. Las autoridades estatales han sostenido que el sector manufacturero representa alrededor del 35 ó 40 por ciento del PIB. Las actividades más dinámicas están conformadas por empresas exportadoras como la automotriz y la aeroespacial; esta vocación productiva presagia que en los meses por venir se registrarán recortes de personal o bien se verán pospuestos los planes de expansión de los corporativos multinacionales que están operando o quieren invertir en la entidad.

Pero no son éstas las únicas actividades que padecen la mala coyuntura. Otras también la experimentan pese a no estar necesariamente orientadas al mercado externo. Son los casos de los trigueros del sur del estado y de los pescadores del Alto Golfo de California. Al respecto, destacan dos notas publicadas en El Imparcial el pasado día 18. Una de ellas da cuenta de que los primeros tendrán menores ingresos a pesar de los buenos rendimientos alcanzados, pues el precio por tonelada no superará los 3 mil pesos. Lo mismo puede suceder con los pescadores de camarón, ya que está en puerta la aplicación de nuevas restricciones tecnológicas que habrán de tener severas implicaciones en el volumen capturado.

En fin, no pintan bien las perspectivas para la economía nacional, tampoco para la de Sonora y menos para las economías locales como la del sur de la entidad y las comunidades pesqueras del Alto Golfo de California.

 

*Profesor-investigador del Centro de Estudios de América del Norte de El Colegio de Sonora. Correo electrónico: abraca@colson.edu.mx