» Convocatorias

  • cartel-posgrado Programas de Maestría y Doctorado en Ciencias Sociales »

    El Colegio de Sonora convoca a participar en el proceso de admisión de los programas de Maestría y Doctorado en Ciencias Sociales Consulta la convocatoria [...]

  • quinto turismo Quinto Coloquio Internacional Ciudades del turismo »

    El Colegio de Sonora , en colaboración con otras instituciones, convoca a participar en el Quinto Coloquio Interanacional Ciudades del Turismo. “El imaginario y la construcción [...]

  • cartel-cipial Primer Congreso Internacional Los Pueblos Indígenas de América Latina siglos XIX y XXI »

    Avances, perspectivas y retos. Informes www.congresopueblosindigenas.org

» Novedades Editoriales

  • politicas-sociales Alternativas en la crisis para la transformación de políticas sociales en México »

    Coordinadores: Luis Huesca Reynoso, Patricia Aranda Gallegos, Jorge E. Horbath Corredor y Enrique Valencia Lomelí COLSON, CIAD, ITESO, U de G y Konrad Adenauer Stiftung, [...]

  • port-pol Modelos para el análisis de Políticas públicas »

    Coordinador: Nicolás Pineda Pablos El Colegio de Sonora, 2013 Hermosillo, Sonora $250.00

  • region-56 región y sociedad »

    Publicación cuatrimestral. Año XXV, número 56, enero-abril de 2013. $80.00

FOTO DE LA SEMANA: “Paloma”

La imagen fue capturada por Homero García.

Los invitamos a publicar fotografías de su agrado para esta sección semanal. Enviar fotos al correo: asanchez@colson.edu.mx

Gloria Ciria Valdéz Gardea, coordinadora general del IV Encuentro de Migración y Niñez Migrante

Gloria Ciria Valdéz Gardea, coordinadora general del IV Encuentro de Migración y Niñez Migrante

Discurso de bienvenida del IV Encuentro de Migración y Niñez Migrante

Discurso de bienvenida del IV Encuentro de Migración y Niñez Migrante[1]

Gloria Ciria Valdéz Gardea[2]

Muy buenos días tengan todos ustedes, apreciables integrantes del presídium, colegas, estudiantes y público en general, es un honor contar con su presencia en este IV Encuentro Internacional Migración y Niñez Migrante, donde nos enfocaremos en los retos que la familia trasnacional de retorno enfrenta al regresar a su país de origen.

En su cuarta edición, este Encuentro es el resultado de la coorganización de instituciones  nacionales e internacionales, algunas que nos han acompañan desde el inicio de este esfuerzo, en el año 2006, otras que se han ido sumando. Actualmente formamos parte de este Encuentro 19 instituciones y organismos:

-Red Sociedad Civil y Democracia

-Programa para Niños Migrantes  (PRONIM)

-Universidad Autónoma de Sinaloa

-Universidad de Sonora

-Universidad de Arizona

-Binational Migration Institute

-Department of Mexican American Studies and Research Center (MASRC)

-Secretaría de Gobernación. Unidad de Política Migratoria

-Secretaría de Educación y Cultura del Estado de Sonora (SEC)

-Sistema de Desarrollo Integral para la Familia (DIF-SONORA)

-Consejo Estatal de Población (COESPO)

-Universidad del Istmo

-El Colegio de la Frontera Norte (COLEF)

-Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo A.C. (CIAD)

-Programa binacional de educación migrante (PROBEM)

-Universidad Autónoma de Ciudad Juárez (UACJ)

-Instituto Nacional de las Mujeres (INMUJERES)

-Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI)

 

A todas las instituciones, agradecemos infinitamente su apoyo para este Encuentro.

El tema de hoy tiene gran importancia. Coincido con la idea de que el retorno no es un tema muy discutido entre los estudiosos de la migración, pero ¿qué entendemos por retorno?, ¿cómo hablar de retorno si muchas de estas personas —especialmente niños y jóvenes nacidos en Estados Unidos—, nunca habían pisado suelo mexicano?, ¿cuál es el contexto del retorno?,  ¿es un retorno definitivo?

A estas y otras preguntas intentaremos dar respuesta en este IV Encuentro. Para ello se presentan 80 ponencias sobre el tema, contamos con más de cien ponentes de muchas regiones de la república y del extranjero.

Las ponencias que se presentarán invitan a profundizar en dos ejes importantes que guiarán la discusión de estos dos días: la problematización académica del retorno como eje de análisis y las herramientas metodológicas utilizadas para contabilizar este retorno.

Sobre el primer punto, les adelanto que, desde nuestra perspectiva, el retorno es problematizado a partir de una óptica integral, familiar, no individual. Consideramos que la migración de retorno posee cuando menos una dimensión tríadica: espacial —que implica el cambio de residencia y de lugar de trabajo—; temporal —es decir, contextualizada en un proceso histórico y cultural específicos, y tecno-social —que hace referencia al proceso de inserción del individuo en diversos contextos sociales (Valdéz-Gardea, 2012). En este retorno se incluye a los individuos que han sido deportados, repatriados, a aquellos cuyos permisos de trabajos han sido revocados, y a quienes voluntariamente han decidido regresar. Estamos hablando de familias mixtas, de individuos (muchos de ellos) nacidos en Estados Unidos o con residencia permanente en ese país. El retorno al que nos referimos no es un proceso lineal ni homogéneo, y sugerimos que sea estudiado desde una perspectiva regional-fronteriza. Por ejemplo, el retorno que se observa en Sonora está enmarcado en el conjunto de relaciones sociales amplias que se han configurado entre el lugar de origen, de destino y de llegada, en la zona transfronteriza Sonora-Arizona. Estos lazos se observan más claramente en la densa red social y/o familiar, producto de la relación histórica y geográfica entre el estado fronterizo del noroeste de México, Sonora, y el estado de Arizona al sur de Estados Unidos.

Casi el 90 por ciento de las familias que han retornado a nuestro estado vienen del estado de Arizona. El 85 por ciento de estas familias tienen sus orígenes en este estado. ¿Cómo hablar de retorno cuando algunos individuos nunca se fueron? Hablamos del retorno de una manera integral, la diáspora que regresa a su lugar de origen.

En términos metodológicos, adelantamos que las herramientas con que contamos para conocer el número de migrantes de retorno son insuficientes.

Tenemos a la EMIF, la ENOE, Censo INEGI. Todas ellas muy valiosas, sin embargo, no dan cuenta de qué pasa con el retorno. Preguntas como ¿quiénes son?, ¿dónde están?, ¿qué hacen?, ¿están todos en la escuela, en el caso de los niños y jóvenes?, ¿todos tienen trabajo?, ¿servicio médico?, ¿seguridad social y laboral? Hemos fallado como gobierno en documentar a la familia que retorna.

Responder las preguntas anteriores es importante para poder desarrollar programas en varias áreas, programas que capitalicen las habilidades del individuo que regresa para que éste aporte en el desarrollo local y regional; programas que apoyen a los menores en la transición del sistema educativo estadounidense al sistema educativo mexicano, lo cual trae consigo desafíos en el ámbito lingüístico, pedagógico y de socialización como veremos en alguna ponencias.

Para abreviar, los invito a reflexionar en los aspectos anteriores a fin de concretizar algunas pautas que sirvan de insumo a los hacedores de las políticas públicas.

Muchas gracias, sean todos bienvenidos.

Cuando las familias regresan de forma voluntaria o no a México, los hijos de éstas se enfrentan a retos que tienen que ver con las estructuras sociales e institucionales. En particular, los procesos de inscripción y adaptación en las escuelas de educación básica (Ruiz y Valdéz 2012).

 


[1] Celebrado el 30 y 31 de mayo de 2013.

[2] Profesora-investigadora del Centro de Estudios de América del Norte de El Colegio de Sonora. Coordinadora general del IV Encuentro Migración y niñez migrante. gvaldez@colson.edu.mx