» Convocatorias

  • cartel-posgrado Programas de Maestría y Doctorado en Ciencias Sociales »

    El Colegio de Sonora convoca a participar en el proceso de admisión de los programas de Maestría y Doctorado en Ciencias Sociales Consulta la convocatoria [...]

  • quinto turismo Quinto Coloquio Internacional Ciudades del turismo »

    El Colegio de Sonora , en colaboración con otras instituciones, convoca a participar en el Quinto Coloquio Interanacional Ciudades del Turismo. “El imaginario y la construcción [...]

» Novedades Editoriales

  • politicas-sociales Alternativas en la crisis para la transformación de políticas sociales en México »

    Coordinadores: Luis Huesca Reynoso, Patricia Aranda Gallegos, Jorge E. Horbath Corredor y Enrique Valencia Lomelí COLSON, CIAD, ITESO, U de G y Konrad Adenauer Stiftung, [...]

  • port-pol Modelos para el análisis de Políticas públicas »

    Coordinador: Nicolás Pineda Pablos El Colegio de Sonora, 2013 Hermosillo, Sonora $250.00

  • region-56 región y sociedad »

    Publicación cuatrimestral. Año XXV, número 56, enero-abril de 2013. $80.00

FOTO DE LA SEMANA: “Colibríes”

La imagen fue capturada por Lupita Centeno

Los invitamos a publicar fotografías de su agrado para esta sección semanal. Enviar fotos al correo: asanchez@colson.edu.mx

fondo-japon

Y sin embargo

Encuentro con Japón

Nicolás Pineda*

Dedicado a Irma y Kiyoshi Hachinoje

Me gusta viajar y acabo de regresar de uno de los viajes más interesantes de mi vida. Estuve diez días en Tokio, en Yokohama y en Fujiyoshida, una pequeña ciudad ubicada en las faldas del monte Fuji. Asistí a un evento académico organizado por la asociación fundada por Elinor Ostrom, ganadora del premio Nobel 2009, para estudiar el manejo de los recursos naturales; pero además estuve varios días en casa de una familia de Yokohama. Vengo muy impresionado por la cultura japonesa, pero no hay espacio para platicarles detalles; sólo les voy a compartir mis reflexiones generales.

Los japoneses
Al observar a los japoneses no puedo dejar de encontrar un nexo genético con las etnias del continente americano. Al verlos me parece estar viendo a indígenas americanos, con la gran diferencia de que es una cultura desarrollada, con un alto nivel de desarrollo tecnológico y una gran civilización adaptada a los grandes conglomerados urbanos. Entre las cualidades de este pueblo que saltan a la vista están las siguientes:

Puntualidad estricta. Nunca había visto tanta puntualidad en todo. El metro y los trenes de Japón constituyen tal vez la red más compleja del mundo y son puntuales al minuto; se puede saber la hora sólo por su llegada o su avance. Pero esto es sólo la punta del iceberg ya que es muestra de la manera en que se cumplen las reglas. Las reglas se acatan o se modifican. Me quedo con la impresión de que todo funciona y funciona bien.

Limpieza y orden total. Las calles lucen limpias, no hay grafitti, ni limosneros, ni vendedores ambulantes. La gente no tira basura y hay ciudadanos voluntarios que recogen la suciedad que se acumula. No hay botes de basura y la gente guarda la basura para tirarla donde corresponda. El señor de la casa donde me hospedé se reunió el domingo con otros vecinos para limpiar el vecindario. La señora de la casa lleva su bolsa al supermercado y lleva también las latas y recipientes que hay que reciclar.

Cortesía y honestidad. La gente es amable y respetuosa de los demás, se habla en voz baja y se procura en todo momento no molestar a los demás. En los trenes hay anuncios pidiendo que no se usen audífonos ni celulares porque molestan a los demás. Me gustó mucho que no se acostumbra dar propinas. Las bicicletas, que se usan mucho, se quedan afuera de las casas y negocios sin ningún candado. En los establecimientos prestan los paraguas para que los regresen después. No se ven policías, ni rejas, ni bardas, ni inseguridad.

Buscando las fuentes del desarrollo
Me quedo con la idea de que el desarrollo de Japón se debe a su gente más que a su gobierno. Para mí esto rompe el esquema de desarrollo asociado con la raza blanca (rubia) y la cultura protestante de cuño europeo.

No logro desentrañar los significados y trascendencia que puedan tener las religiones budista y sintoísta del país. Observo un gran aprecio por la dignidad personal y una gran mística del trabajo. La dignidad se obtiene no por tener dinero o posición sino por medio del trabajo y de servicio a los demás.

La familia es muy tradicional y la vestimenta conservadora. Los funcionarios del gobierno parecen ser casi siempre hombres. La mujer todavía juega el papel de ama del hogar. En las calles no se ven parejas amorosas ni mucho menos besándose, lo cual es ajeno a su cultura. La casa japonesa es pequeña y la mayoría de los habitantes de Tokio vive en grandes edificios de departamentos.

La ciudad de Tokio impresiona por su tamaño y la gran cantidad de rascacielos y edificios altos que tiene. Sin embargo, a mi manera de ver, no tiene grandes atractivos. Lo más interesante fue la gran complejidad del metro y la puntualidad de sus trenes. El boleto del metro se cobra de acuerdo al punto de destino y va desde unos diez pesos hasta más de cien pesos mexicanos. La gente usa preferentemente el transporte público y la bicicleta. La gasolina está más o menos a 1.60 dólar el litro. Su comida, basada en arroz y pescado, es muy baja en harinas y carnes rojas, lo cual contribuye a que casi no hay obesidad.

Me llama mucho la atención —y traté incluso de polemizar varias veces al respecto— a su actitud benevolente hacia los Estados Unidos. Sufrieron mucho en la guerra y les duele mucho todavía la bomba sobre Hiroshima y Nagasaki, pero no quieren cultivar ni odio ni rencor. Al contrario tratan siempre de adoptar una actitud positiva. Me dicen que en la escuela no se les enseña nacionalismo ni se les habla mal de los Estados Unidos, cuyo mercado han sabido conquistar. Por otra parte, me da la impresión que tienen más recelo y precauciones con China y su futuro desarrollo como potencia mundial.

Definitivamente, tenemos mucho que aprender de este pueblo al que Sonora le exporta carne de puerco y calabaza cabocha. Ahora me toca volver a nuestra realidad y a ver qué es eso del Consejo de Transparencia y Buen Gobierno.

*Profesor-investigador del Programa de Estudios Política y de Gestión Pública de El Colegio de Sonora. Correo electrónico: npineda@colson.edu.mx