» Novedades Editoriales

  • region y sos 58 región y sociedad 58 »

    Región y sociedad, número 58. Revista de El Colegio de Sonora Publicación cuatrimestral.Vol. XXV, no. 58, septiembre-diciembre de 2013

  • desarrollo Desarrollo humano transfronterizo: retos y oportunidades en la región Sonora-Arizona »

    Córdova Bojórquez Gustavo, Dutram Justin, Rodríguez Gutiérrez J., Guadalupe Lara, Enríquez Blanca Esthela. Precio: $320.00 Price: $24.89 Editorial: El Colegio de Sonora, El Colegio de [...]

  • indios Indios, españoles y mestizos en zonas de frontera, siglos XVII-XX »

    Coordinadores: José Marcos Medina Bustos y Esther Padilla Calderón. Precio: $250.00 Price: $19.44 Editorial: El Colegio de Sonora, El Colegio de Michoacán. Edición: 1. Año: [...]

  • turismos Turismo e imaginarios »

    Coordinadores: Méndez Sáinz Eloy y Velázquez García Mario Alberto Precio: $250.00 Price: $19.44 Editorial: El Colegio de Sonora, Tecnológico de Monterrey. Edición: 1. Año: 2013 [...]

FOTO DE LA SEMANA: Patos en la laguna

La imagen fue capturada por Ana Rosa Sánchez.

Los invitamos a publicar fotografías de su agrado para esta sección semanal. Enviar fotos al correo: asanchez@colson.edu.mx

fuera-517

Mujeres en la historia de Sonora: las elecciones de 1955

Elizabeth Cejudo Ramos*

La historia de las mujeres tiene una vida corta. Apenas en la década de los setenta del siglo pasado surgieron las primeras investigaciones a nivel mundial y en México una década después. En Sonora, se ha empezado a bosquejar gracias a  las aportaciones  de los últimos diez años. Los discursos que construyen la historiografía sonorense raramente mencionan a las mujeres y su aportación a los diferentes proyectos que competían para dirigir los rumbos de Sonora.

En pequeñas dosis, algunas historiadoras nos han dado a conocer la vida de las propietarias, las mujeres católicas, las jefas de familia, las mujeres revolucionarias, las periodistas y aquellas que de forma mínima, si se quiere, participaron de la esfera pública en diferentes periodos históricos, en los cuales su incursión no se observaba como natural. Una de las grandes dificultades para historiar a las mujeres es la escasez de fuentes. Podemos encontrarlas representadas a través de textos escritos por hombres, pero la misión de localizar sus testimonios escritos se antoja difícil, pues, como dice la historiadora francesa Michelle Perrot, las mujeres no registraban su vida al suponer que sus acciones no eran consideradas valiosas o de importancia.

El periódico se convierte en una fuente necesaria, pues en él, además de presentarse noticias y opiniones, se recogen aspectos de la vida cotidiana de diferentes momentos históricos. Así también, a través de sus letras se construye una realidad acorde al interés de diferentes grupos de poder. Existen diversos ejemplos de la utilidad de la prensa como fuente para historiar a las mujeres, en esta ocasión me remitiré al caso de las primeras elecciones con participación femenina en Sonora, en 1955.

El primero de julio de 1955 se llevaron a cabo las elecciones a gobernador, alcaldes, diputados federales y locales en Sonora. Desde el mes de enero, la autoridad electoral publicó una convocatoria de empadronamiento, especialmente dirigida a las mujeres, pues era la primera vez que accederían al voto. Para el mes de abril, fue publicada una foto nota que cubría el registro de la primera dama del estado, quien invitaba a las mujeres de Sonora a seguir su ejemplo de participación. Igualmente fue publicada una nota por parte del Partido Revolucionario Institucional, en la cual instruían a todos los comités municipales a buscar el empadronamiento de las mujeres, al considerarlas parte importante del proceso electoral.

El interés del PRI por atraer votantes del sexo femenino no se limitó a las actividades de empadronamiento. Desde la década de los treinta, el partido contaba con Secretarías de Acción Femenil y estas se extendieron a las diversas centrales que fueron base del PRI por años. Como ejemplo podemos ver que, según las notas periodísticas encontradas, en todos los actos de campaña del candidato a gobernador, Álvaro Obregón Tapia, hacía uso de la palabra una representante del sector femenil y en las fotografías publicadas de dichos actos, constantemente se observa un contingente amplio de mujeres.

El nombramiento de candidatas fue un movimiento lógico. La prensa reportó que la señora Francisca C. Córdova, fue designada candidata suplente a la diputación federal por Hermosillo y varias mujeres fueron consideradas en las planillas de regidores en diversos municipios.

Meses antes de dar por iniciada la campaña de Álvaro Obregón, se llevó a cabo la reunión de delegados priístas, quienes lo nombraron candidato, entre quienes participaron, se encuentra María de Jesús Guirado Ibarra, representante del sector obrero, y quien se convertiría en la primera diputada local en Sonora. En el mes de junio, el periódico reportó su candidatura sin mayores aspavientos y a lo largo de los meses siguientes, fue posible recuperar a través de notas informativas algunos aspectos de su gestión como legisladora.

El acercamiento inicial a la carrera política de Guirado Ibarra a través de la prensa, da cuenta de su influencia entre la clase política de la época, pues no sólo sostenía reuniones con el gobernador, fue también llamada a resolver conflictos sindicales por parte de la autoridad estatal. El camino para reconstruir su carrera política, que abarca al menos cuatro décadas, es todavía largo y complejo, sin embargo la revisión hemerográfica nos ofrece elementos que permiten identificar al menos cómo una mujer fue representada con elementos de poder e influencia en un periodo en el que la política era una actividad puramente masculina.

*Asistente de la Coordinación de Maestría de El Colegio de Sonora.