» Novedades Editoriales

  • region y sos 58 región y sociedad 58 »

    Región y sociedad, número 58. Revista de El Colegio de Sonora Publicación cuatrimestral.Vol. XXV, no. 58, septiembre-diciembre de 2013

  • desarrollo Desarrollo humano transfronterizo: retos y oportunidades en la región Sonora-Arizona »

    Córdova Bojórquez Gustavo, Dutram Justin, Rodríguez Gutiérrez J., Guadalupe Lara, Enríquez Blanca Esthela. Precio: $320.00 Price: $24.89 Editorial: El Colegio de Sonora, El Colegio de [...]

  • indios Indios, españoles y mestizos en zonas de frontera, siglos XVII-XX »

    Coordinadores: José Marcos Medina Bustos y Esther Padilla Calderón. Precio: $250.00 Price: $19.44 Editorial: El Colegio de Sonora, El Colegio de Michoacán. Edición: 1. Año: [...]

  • turismos Turismo e imaginarios »

    Coordinadores: Méndez Sáinz Eloy y Velázquez García Mario Alberto Precio: $250.00 Price: $19.44 Editorial: El Colegio de Sonora, Tecnológico de Monterrey. Edición: 1. Año: 2013 [...]

FOTO DE LA SEMANA: Bacadéhuachi

La imagen fue capturada por Elsa Romero.

Los invitamos a publicar fotografías de su agrado para esta sección semanal. Enviar fotos al correo: asanchez@colson.edu.mx

observatorios-521

8 de marzo, feministas sonorenses (1)

Leopoldo Santos Ramírez*

El movimiento de las feministas sonorenses no permanece quieto. Sus posturas y declaraciones ante la discriminación, el machismo y la violencia contra las mujeres, o más ampliamente entendida como la violencia de género, de pronto pegan en cualquier medio de difusión, sobre todo tratándose de las redes cibernéticas. De esta manera, arman polémica. Así, la forma de razonamiento feminista ha estado presente en la vida política y social de la entidad, con más fuerza en los últimos veinte años.

Actualmente este movimiento está constituido por organizaciones que abarcan a las principales ciudades del estado, y la diversidad de sus posturas se expresa en cómo definen al feminismo y cuáles son sus formas de participación, aunque últimamente se nota una mayor coordinación entre los grupos de la capital sonorense y los de fuera de Hermosillo. Una de las más recientes movilizaciones en las que los grupos feministas se involucraron fue la exigencia de castigo para el asesino de la joven hermosillense Priscila Carolina Hernández en Bahía de Kino el año pasado, lo que derivó en la creación de una ley que tipifica al feminicidio en Sonora. En esta puja jurídica tanto en tribunales como en el Congreso Legislativo jugó un papel de primer orden el Observatorio sobre el Feminicidio en Sonora, que dirige la periodista Silvia Núñez.

En este conjunto de agrupaciones con perspectiva de género el grupo Sangre Violeta se significa porque han mantenido por más de diez años un programa radiofónico que actualmente se difunde por Política y Rocanrol Radio, en el 97.7 FM, los jueves a las 7 de la noche. Ruidosas, aguerridas, rebeldes y alegres son algunas de las características que distinguen a este grupo, pero sobre todo la fundamentación y la firmeza de sus argumentos. Anualmente impulsan la “Marcha de las putas”, iniciativa internacional que empezó a reivindicarse en Canadá a raíz de las declaraciones de un policía que pensaba que las agresiones sexuales que sufrían las canadienses se debían a su forma de vestir.

En esta primera entrega, entrevisto a Ismene Figueroa, integrante del colectivo Sangre Violeta. Ella es licenciada en Ciencias de la Comunicación, también tiene una licenciatura en Derecho y actualmente cursa la Maestría en Ciencias Sociales en El Colegio de Sonora.

Uno de los temas que ocupan a Ismene se refiere a la celebración del 8 de marzo, Día Internacional de las Mujeres, razón por la cual Sangre Violeta emprendió una campaña de concientización al público y de crítica contra la Dirección General de Atención a las Mujeres (DGAM) que ha invitado como conferencista a una mujer que no tiene nada qué ver con perspectiva de género.

“Esto es lo que quería mencionar, el hecho de cómo se ha trivializado el 8 de marzo. Duele que el poco recurso público asignado a instituciones como la mencionada Dirección se gaste en actividades que no aplican la perspectiva de género en un día tan significativo como el 8 de marzo. Para nosotras es una indiferencia chocante, una burla y un ejemplo de cómo están alejadas del marco jurídico que las obliga. Otro ejemplo de cómo se distorsiona la importancia de este día, se da en el plan de la diputada Alejandra López Noriega de traer al palenque a la cantante Maricela, para que entone canciones que fomentan la dependencia emocional y material de las mujeres. Me imagino que habrá otros actos por el estilo, que trivializan este día, pero resulta patético que sea la DGAM quien encabece esos actos de falta de respeto al marco jurídico en el que están obligadas a manejarse y que precisamente exige que las acciones implementadas ayuden a eliminar modelos estereotipados de ser hombre y ser mujer y de aplicar políticas públicas para caminar hacia la igualdad de hombres y mujeres”.

El papel del hombre frente al feminismo

“En realidad ser feminista no significa una lucha de la mujer contra el hombre, porque las herramientas de la perspectiva de género ayudan para liberarnos de las restricciones que nos imponen tanto a las mujeres como a los hombres. Se hace la repartición de los roles como una dicotomía en la que a ti te toca algo como hombre y a la mujer no le toca. Como al hombre se le otorga el ámbito público, se le restringe el ámbito privado, entonces quedamos limitados como seres humanos. De tal manera que la tarea aquí consiste en romper los moldes que nos dividen por sexo. Construir nuestro propio proyecto de vida aprendiendo a cuestionar y a deconstruir todas las barreras impuestas, y allí la participación es de ambos. En el caso de los hombres, su participación consistiría en recuperar su espacio en el ámbito privado y legitimar esa participación. Un hombre que se queda en casa cuidando a los niños y ejerciendo su paternidad, casi siempre es sancionado socialmente como mandilón, como poco hombre, como alguien que no lleva los pantalones; se cuestiona su poder como jefe de familia. De allí que el cuestionamiento de los roles es una tarea de ambos para retomar esos espacios de los que hemos sido excluidos”.

Feminismo y neoliberalismo

¿Cómo las han afectado los dramáticos cambios en el neoliberalismo?. “Bueno, la economía es una parte importante porque un empleo le permite ingresos a la mujer y puede mantener su independencia. Pero si tenemos un contexto como el de Sonora en donde la principal fuente de empleos para las mujeres son las maquiladoras y éstas buscan mano de obra femenina para pagarles menos, entonces tenemos una situación que no nos favorece sino al contrario. Se trata de condiciones de vida no dignas para la mayoría de la población”.

Feminismos y movimientos políticos
Por supuesto que entendemos el sentido de las luchas con demandas anticapitalistas, pero a veces, en las luchas macro, se sacrifican los derechos de las mujeres y la agenda feminista. Se razona pensando que los problemas de las mujeres pueden esperar para más adelante. Por eso algunas feministas preferimos acuerpar nuestra agenda y posicionarnos socialmente, haciendo visibles nuestras demandas, pero eso no quiere decir que no entendamos lo que significa el capitalismo.

*Profesor-investigador del cuerpo académico Nuevas Tendencias en el Noroeste de México del Centro de Estudios de América del Norte.