» Novedades Editoriales

  • novedades3 - 522 El sufragio femenino en México. Voto en los estados (1917 – 1965) »

    El sufragio femenino en México. Voto en los estados (1917 – 1965) Coordinadoras: Mercedes Zúñiga Elizalde y Ana Lau Jaiven. Precio: $350 Editorial: El Colegio [...]

  • novedades2 - 522 región y sociedad, número especial 4, 2014. »

    Región y sociedad, número especial 4, 2014. Revista de El Colegio de Sonora. Precio: $80

  • novedades1-522 Estudios sobre Sonora 2011. Instituciones, procesos socioespaciales, simbólica e imaginario. »

    Coordinadores: Álex Covarrubias Valdenebro, Eloy Méndez Sáinz. Precio: $300 Editorial: El Colegio de Sonora.

FOTO DE LA SEMANA: “Por la tarde”

La imagen fue capturada por Inés Martínez de Castro.

Los invitamos a publicar fotografías de su agrado para esta sección semanal. Enviar fotos al correo: asanchez@colson.edu.mx

ysinembargo-526

La violencia disminuye en México, pero aumenta en Sonora

Nicolás Pineda*

Acaba de salir publicado el reporte sobre la violencia en México, que periódicamente publica la Universidad de San Diego. Éste es uno de los estudios más serios, profundos y consistentes; es hecho en el extranjero —lo cual lo libra de maquillajes— y  por académicos expertos en la materia. El reporte, que fue publicado el 15 de abril, analiza las tendencias de la violencia y los homicidios intencionales en México durante el primer año de Peña Nieto y los compara con los de los años anteriores. El estudio es interesante pero preocupante por lo que reporta para Sonora. Puede bajarse de la página www.justiceinmexico.org.

La violencia va a la baja en México

Continuando con la tendencia a largo plazo, el número de homicidios intencionales documentados por el INEGI se redujo de manera significativa durante las presidencias de Zedillo (1994-2000) y de Fox (2000-2006). Con Zedillo, el número de homicidios dolosos durante el sexenio fue de 80 311 homicidios. Con Fox el número disminuyó a 60 162 homicidios. En 2007, el número anual llegó a un mínimo histórico de 8 867 homicidios, que fue el primer año completo con Felipe Calderón (2006-2012) en el cargo.

Después del primer año de Calderón, el número de homicidios intencionales subió bruscamente, año tras año, con aumentos de 58 por ciento en 2008, 41 por ciento en 2009, 30 por ciento en 2010 y 5 por ciento en 2011. En 2012, último año de Calderón como presidente, el número de homicidios intencionales se redujo ligeramente un 4 por ciento, hasta 26 037. En total, durante todo el gobierno de Calderón se reportaron 121 669 homicidios, un promedio de más de 20 mil personas por año, más de 55 personas por día, o un poco más de dos personas cada hora.

El presidente Peña Nieto llegó al poder con la promesa de cambiar de estrategia y de bajar la violencia en México. Si bien el dato del INEGI sobre homicidios en 2013 todavía no está disponible, los datos preliminares del Sistema de la Seguridad Nacional de México (SNSP) sugieren que el número se redujo de nuevo este año y más que en 2012. Sin embargo, algunos analistas se muestran escépticos sobre la posible manipulación de SNSP, por lo que estos resultados deben tomarse con cautela. La cifra que da el SNSP de todos los homicidios intencionales en 2013 fue de 18 146, un descenso de 16.4 por ciento de alrededor de 21 700 en 2012. De este modo, se avizora un descenso en la violencia en México como país, pero se reporta que ésta se ha concentrado en determinadas regiones.

La violencia va a la alza en Sonora

En 2013, la violencia, y especialmente el tráfico de drogas, disminuyeron a nivel nacional, pero se concentró en determinadas regiones. La incidencia de homicidios violentos se redujo de manera significativa en los estados de la frontera norte (especialmente en Chihuahua, Nuevo León y Tamaulipas), pero se incrementó en los estados costeros del Pacífico. Los estados en donde más aumentaron los homicidios dolosos en 2013 fueron Michoacán (27 %), Baja California (31 %) y Sonora (15 %). Esta misma tendencia es confirmada por las estadísticas que lleva el diario Milenio, que reporta un incremento de 30 por ciento de los homicidios en Sonora en 2013, aunque hay que aclarar que el número absoluto de homicidios dolosos en Sonora fue de 319, el cual sigue siendo bastante más bajo que los de Sinaloa (1 015) y Chihuahua (1 784). Lo que se remarca es la tendencia a incrementarse en Sonora y a la reducción en estos últimos.

Al interior de Sonora se aprecia, además, que los homicidios han bajado en Nogales y Caborca, pero han aumentado en Cajeme y Hermosillo. O sea que también ha habido una redistribución del delito dentro del estado.

Esta tendencia parece continuar este año 2014, ya que diariamente amanecemos con la noticia de nuevos ejecutados y asesinatos. El Imparcial reportó el 5 de abril que en este año iban 48 homicidios en Cajeme, 27 en Hermosillo y 22 en Nogales, es decir, 97 en total solamente en estos tres municipios, a los que habría que agregar el resto del estado y los que se han acumulado en los últimos días. La tendencia apunta para un nuevo incremento de los homicidios en este año.

Las preguntas son: ¿Por qué está pasando esto? ¿Qué puede hacerse? Considero que hay un cierto “efecto cucaracha”; que el narcotráfico se está viniendo de otros estados a Sonora. Los asesinados suelen ser jóvenes de otros estados. El caso es que el estado se está “calentando” con un incremento de la violencia y el narcotráfico. Ojalá las autoridades sepan tomar las medidas necesarias a fin de parar esta tendencia. Tal vez todavía estamos a tiempo.

* Profesor – investigador de El Colegio de Sonora. nicolas.pineda.p@gmail.com