» Novedades Editoriales

  • 20-de-juniouni Tecnología y competitivad: conceptos y experiencias prácticas »

    Coordinadores: Álvaro Bracamonte Sierra Óscar Fernando Contreras Montellano (2014, El Colegio de Sonora)

  • la-perfidia La perfidia de los indios… las bondades del gobierno. Imaginarios sociales en discursos oficiales sobre la deportación de los Yaquis (1902-1908) »

    La perfidia de los indios… las bondades del gobierno. Imaginarios sociales en discursos oficiales sobre la deportación de los Yaquis (1902-1908) Patricia del Carmen Guerrero [...]

  • utopias Utopías liberales: proyectos de colonización y rebeliones indígenas en los valles del Yaqui y del Mayo (1853-1867) »

    Utopías liberales: proyectos de colonización y rebeliones indígenas en los valles del Yaqui y del Mayo (1853-1867) Iván Arturo Revilla Celaya. (2014, El Colegio de [...]

  • rysnovedades-530 región y sociedad número 59 »

FOTO DE LA SEMANA: “Vitral”

La imagen fue capturada por Antonio Morales.

Los invitamos a publicar fotografías de su agrado para esta sección semanal. Enviar fotos al correo: asanchez@colson.edu.mx

documentos-534

México y el camino a la recentralización

*Francisco Javier Landeros Jaime

La autonomía de cada una de las entidades federativas y del D. F. es algo que al presidente Enrique Peña Nieto le causa cierta desconfianza. Son diversas las muestras de cómo la administración actual busca tener el control de temas que resultan de mayor relevancia. Como muestra, ahí están la administración del Seguro Popular, la centralización del Instituto Nacional Electoral (INE) y la armonización de la Ley de Educación en los estados. La pregunta es si el gobierno priista actual está desandando los avances que se habían logrado en descentralización, y si estamos “recentralizando” la administración pública mexicana en detrimento del federalismo y la gestión local de los asuntos.

Seguramente los estrategas de la presidencia pensaron: “Es tiempo de volver a controlar los asuntos desde la presidencia de la República y a controlar todo desde el centro; los gobiernos estatales no son confiables”.

Mientras que en países sudamericanos como Chile las propuestas desde hace más de una década giran en torno a la descentralización, donde el argumento de un sector de la clase política chilena conduce ─al menos cuando se habla de servicios públicos─ a la distribución de los recursos económicos de forma similar para todas las regiones (recordemos que Chile es un país unitario), en México (Estado federal) los “hilos” de la política comienzan a ser jalados en dirección contraria, al centro. Claro está que en nuestro país los estados cuentan con su propia Constitución, por lo que gozan de autonomía, de eso no hay duda; sin embargo, las bases donde se toman (o tomarán) decisiones sobre política pública apuestan a la centralización con representantes u organismos estatales que servirían como vínculo entre el territorio en cuestión y “el gran jefe” Peña Nieto.

Pero ¿cuál es el verdadero interés de la cúpula del PRI?, ¿será que los gobernadores se volvieron tan “autónomos e independientes” como para que el presidente y sus allegados tomaran un camino centralizado en el diseño, implementación y evaluación de las políticas públicas?, ¿acaso se dará con ello un verdadero golpe a la corrupción que azota a los gobiernos estatales? Todo parece indicar que el PRI quiere tomar las decisiones como lo hacía varias décadas atrás, pero ahora con tintes y simulación de pluralidad.

Pero ejemplifiquemos la idea con al menos los tres temas mencionados en las líneas anteriores: la salud es importante para todos; tener acceso a ella es primordial, por lo que los recursos económicos etiquetados deben utilizarse para este propósito, pero ¿qué pasa cuando no sucede así? Con el argumento de un supuesto mal manejo de los dineros, “la Federación quitó a los estados el control total del presupuesto del Seguro Popular y endureció las reglas para su fiscalización” (Reforma 2014). Este argumento trata de la compra de medicamentos y materiales a precios “inflados”. El fondo de todo, dinero y corrupción. Ahora el centro controla en mayor medida.

La educación debe ser laica y gratuita. Ante los problemas que hay en México en este tema, las autoridades decidieron que los estados deben armonizar las leyes estatales de educación y quedar en la misma sintonía que la federal. Con ello se mejoraría la infraestructura ─en México, y Sonora en particular, hay escuelas construidas con palos y cartón, sin baño ni agua potable y, en general, sin infraestructura para cubrir las necesidades básicas para enseñar─, se combatiría a los sindicatos y a sus maestros ‘aviadores’, y la lista sigue… La flecha apunta de nuevo al centro.

Por su parte, en el tema electoral, con la creación del INE, que vino a sustituir al Instituto Federal Electoral (IFE), se consolida la idea de “centralización” de EPN; elimina, por así decirlo, a los consejos estatales, a esos que se han encargado de organizar, vigilar y dar validez a las elecciones locales. Ahora el INE es protagonista en dichas tareas, que bien se pueden traducir como un escudo por parte del gobierno actual ante posibles señalamientos de fraude por los ciudadanos en elecciones futuras, como los que ocurren cada seis años en este país desde 1988. Ahora se deberá mirar al centro al momento de pensar en elecciones. Ahondar en estos temas podría ocupar gran número de páginas, por eso hasta ahí la dejo…

En suma, la política pública mexicana actual, entendida como la toma de decisiones que realiza el gobierno para distintos fines, se encuentra en un proceso de reestructuración que le apuesta a la “centralización”, sin bien no como un forma de gobierno, sí como una forma de concentración del poder político, donde los ciudadanos debemos fungir como un real contrapeso de la clase política que durante los años recientes ha moldeado, y lo sigue haciendo, las instituciones para favorecer a largo plazo sus mismos intereses.

Hasta pronto…

*Maestro en Ciencias Sociales con especialidad en Análisis de Política Pública por El Colegio de Sonora (Colson). Twt: @fcolanderos flanderosjaime@gmail.com