» Novedades Editoriales

  • nuevosriesgos-538 “Nuevos riesgos, viejos encuadres: La escenificación de la inseguridad pública en Sonora” »

    Víctor Hugo Reyna García Cuadernos Cuarto Creciente (2014, El Colegio de Sonora)

  • la-perfidia La perfidia de los indios… las bondades del gobierno. Imaginarios sociales en discursos oficiales sobre la deportación de los Yaquis (1902-1908) »

    La perfidia de los indios… las bondades del gobierno. Imaginarios sociales en discursos oficiales sobre la deportación de los Yaquis (1902-1908) Patricia del Carmen Guerrero [...]

  • utopias Utopías liberales: proyectos de colonización y rebeliones indígenas en los valles del Yaqui y del Mayo (1853-1867) »

    Utopías liberales: proyectos de colonización y rebeliones indígenas en los valles del Yaqui y del Mayo (1853-1867) Iván Arturo Revilla Celaya. (2014, El Colegio de [...]

FOTO DE LA SEMANA: “Álamos”

La imagen fue capturada por David Silva.

Los invitamos a publicar fotografías de su agrado para esta sección semanal. Enviar fotos al correo: asanchez@colson.edu.mx

observatorios-538

Adopta un parque

Cristina Martínez*

Sin más así se llama el nuevo programa estatal de rescate de los espacios públicos y/o áreas verdes que más adelante describiré, pero mientras tanto debo compartirles que los parques urbanos son elemento clave en la estructura de las ciudades y en la vida de sus habitantes. En primer lugar, porque figuran como islas de confort y medio ambiente y en segundo lugar, porque cumplen el papel de espacios de recreo y/o de interacción social.

El carácter público de dichos espacios está fincado históricamente desde finales del siglo XVII cuando nace la ciencia urbanística y se plantea la necesidad de los parques y jardines definiendo su composición y funciones. Pero actualmente, en el siglo XXI, a causa de los procesos de globalización y privatización existe una tendencia de desaparición de los espacios públicos y particularmente de los parques urbanos. En América Latina ya está documentada su disminución en número y tamaño y/o su reglamentación en formas que restringen sus usos sociales.

El espacio público es cualquier espacio abierto de la ciudad utilizado por sus habitantes. En este sentido estamos hablando de calles, banquetas, camellones, jardines, parques, plazas, entre otros.

Una tradición de estudios europeos dirigidos por Jordi Borja ha sistematizado la discusión de los espacios públicos y la privatización de éstos en el marco de las ciudades globales que propone su rescate a partir de las ventajas que esto significa en términos de cohesión social y estructura de la ciudad.

La estrategia de producción de espacios públicos, según el autor, está en su regeneración (centros históricos, vías urbanas, equipamientos socioculturales en la periferia), su reconversión (industrias desactivadas, cuarteles, etc.), y su producción ex novo (espacios forestales, reservas ecológicas en el área rural o urbana, etc.). Esta acción, dice, debe ser diseñada por la Administración pública de los gobiernos locales pero necesariamente supervisada por la ciudadanía porque ésta figura como sujeto de la política urbana, y además porque la única manera de hacer ciudadanía es interviniendo en la construcción y gestión de la ciudad.

Pues bien, cuando menos la primera estrategia parece cumplirse con el programa Adopta un parque que se anuncia como programa piloto para rescatar las áreas verdes de las zonas urbanas y reactivar a los diversos grupos de la sociedad civil tales como los comités de vecinos, las empresas físicas o morales, entre otros, pues serían ellos los que se harían cargo de dichos inmuebles bajo ciertas condiciones sentadas en un convenio anual. También se promete premiar con uno de los mejores incentivos: la deducción de impuestos.

El plan piloto que será probado en la frontera norte de la entidad, tiene como argumento de fondo el combatir la inseguridad de las ciudades mediante la apertura y vigilancia ciudadana de los espacios públicos; fórmula aplicada en ciudades emblemáticas como Barcelona o Bogotá con resultados positivos. Por su parte, las localidades fronterizas contempladas son Nogales, San Luis Río Colorado, Agua Prieta, y Cananea.

Se aplaude la iniciativa y es deseable que se acompañara de un programa educativo para los adoptantes y los vecinos de los adoptados, dirigido a fortalecer la cultura y el respeto al entorno natural; asimismo contar con recursos públicos etiquetados para este objetivo. Pero finalmente, más importante es tener presente la tendencia privatizadora de las ciudades del siglo XXI que se menciona al inicio de esta nota y de la cual hemos sido testigos en innumerables ocasiones en la ciudad de Hermosillo. Un solo ejemplo es la destrucción del Parque Villa de Seris por el Museo Musas y su complejo comercial adyacente. ¿Tú recuerdas algún parque donde jugaste de niño y ya no existe? Te invito a participar en cualquier iniciativa de rescate de los parques y de los espacios públicos.

*Profesora-investigadora en El Colegio de Sonora.