» Novedades Editoriales

  • rys60-39 región y sociedad 60 »

    Revista cuatrimestral No. LX Precio: 80 pesos

  • nuevosriesgos-538 “Nuevos riesgos, viejos encuadres: La escenificación de la inseguridad pública en Sonora” »

    Víctor Hugo Reyna García Cuadernos Cuarto Creciente (2014, El Colegio de Sonora)

  • 20-de-juniouni Tecnología y competitivad: conceptos y experiencias prácticas »

    Coordinadores: Álvaro Bracamonte Sierra Óscar Fernando Contreras Montellano (2014, El Colegio de Sonora)

FOTO DE LA SEMANA: “Madera”

La imagen fue capturada por Fabiola Ruiz.

Los invitamos a publicar fotografías de su agrado para esta sección semanal. Enviar fotos al correo: asanchez@colson.edu.mx

observatorios-542

Daños colaterales en el río Sonora

Noemi Haro*

La riqueza natural del río Sonora se caracteriza por extensiones agrícolas y de agostadero interminables, que en épocas pasadas cuando contaban con sobrada disponibilidad de agua y tierras fértiles, fueron la base del desarrollo socioeconómico y político en el que florecieron en los últimos siglos las haciendas, los molinos harineros, los trapiches y los fundos mineros. El paso del río Sonora tiene una gran riqueza natural y cultural, en él se encuentran localidades que forman parte importante de la historia económica, social y política del estado de Sonora, de ahí su importancia turística. Es un contenedor de recursos vegetales y animales que ha auspiciado el desarrollo económico de la región y sostiene las cadenas productivas locales.

La negligencia del gobierno estatal y de la minera de Cananea ha producido daños colaterales incalculables a la región, eso lo perciben los 21 615 habitantes de los municipios de Arizpe, Banámichi, Huépac, Aconchi, San Felipe de Jesús, Baviácora y Ures, siendo Ures y Baviácora los más grandes. Un total de 6 386 viviendas habitadas por familias que en las últimas semanas no han tenido agua al interior de sus hogares y han pagado costos por trasladarse a centros de acopio para recibir agua embotellada para beber. Que han debido acondicionar un espacio en la vivienda para recibir agua de pipa. Esto ha aumentado la carga de trabajo para las mujeres amas de casa, quienes han tenido que redoblar sus esfuerzos en las actividades domésticas. Sin contar, claro, que hay hogares a donde no llega el agua todos los días. Difícil y costoso proveer el agua suficiente, que en promedio suman 22 680 m³ para uso doméstico.

La incertidumbre predomina en los alrededores, una negligencia les arrebata el derecho a utilizar las aguas, y sin agua no hay nada. ¿Cómo se abastecerán los aproximadamente 93 millones de m³ anuales de agua para los diversos usuarios?, tan sólo la agricultura requiere un volumen de extracción de casi 80 mil millones de m³ al año para el riego de sus cultivos, principalmente forrajeros, entre los que destacan el rye grass, maíz en grano, sorgo forrrajero, alfalfa verde, avena forrajera, trigo en grano, sorgo, nuez y hortalizas en pequeñas proporciones.

Se avecina un año difícil para los 998 productores agropecuarios que dependen de los escurrimientos del río Sonora. Son un total de 115 unidades de riego organizadas que han paralizado sus actividades habituales para darle una tregua a la contaminación para la cual, hasta el momento y de manera oficial, no se ha mencionado el fin. Una superficie agrícola de 10 823 hectáreas en espera de ser labradas y cultivadas para que los habitantes de las localidades del río Sonora la aprovechen. Ures, el municipio más representativo de la región, abarca el 44 por ciento de la superficie total.

¿Qué será de la ganadería entre los meses de noviembre y mayo, cuando los represos se secan y hay que bajar el ganado a zonas cercanas a los abrevaderos sostenidos con aprovechamientos subterráneos, ubicados cerca del río? Ahí se requiere una extracción anual de 1 078 103 m³ para uso pecuario exclusivo y de ahí se sostiene a 94 496 cabezas de ganado bovino, 37 403 porcino y 55 114 de aves. Angustioso pinta el futuro ante la incapacidad de sostener la actividad que de por sí ya era poco rentable; ahora viene un reto mayor: hacer frente a la escasez de alimentos, porque no se sembrarán forrajes. Sólo queda ver correr el agua sin poderla aprovecharla.

Hay que esperar que el gobierno estatal encamine una solución. Sin duda es un caso inédito, por su magnitud y el alcance que ha tenido en los medios a nivel nacional e internacional. Esto será muy muy perjudicial para la marca “Río Sonora”, daño que no creo sea temporal. Para la gente del río Sonora  será inolvidable el suceso, al resto del estado se le olvidará con el tiempo. Hoy es urgente un programa integral de apoyo para que se normalice y mejore las actividades económicas de la región y sus pobladores.

*Asistente de investigación del Programa Estudios Políticos y de Gestión Pública de El Colegio de Sonora.