» Novedades Editoriales

  • rys60-39 región y sociedad 60 »

    Revista cuatrimestral No. LX Precio: 80 pesos

  • nuevosriesgos-538 “Nuevos riesgos, viejos encuadres: La escenificación de la inseguridad pública en Sonora” »

    Víctor Hugo Reyna García Cuadernos Cuarto Creciente (2014, El Colegio de Sonora)

  • 20-de-juniouni Tecnología y competitivad: conceptos y experiencias prácticas »

    Coordinadores: Álvaro Bracamonte Sierra Óscar Fernando Contreras Montellano (2014, El Colegio de Sonora)

FOTO DE LA SEMANA: “Madera”

La imagen fue capturada por Fabiola Ruiz.

Los invitamos a publicar fotografías de su agrado para esta sección semanal. Enviar fotos al correo: asanchez@colson.edu.mx

zulema-542

Las líquidas venas de Sonora

Zulema Trejo C.*

En una tierra donde la escasez de agua es perenne, la contaminación del río Sonora por desechos de la explotación minera ubicada en Cananea es una catástrofe que afecta el presente y afectará el futuro de un territorio donde el agua es elemento no sólo preciado, sino disputado entre las regiones que lo conforman. La reacción de la sociedad sonorense ante este evento ha sido, lógicamente, de enojo e indignación, y es natural que así sea; sin embargo, esta justa indignación a veces adquiere matices poco deseables, por ejemplo, en las redes sociales han predominado comentarios exigiendo el cierre de la minera inmediatamente, una reacción que sin duda surge espontáneamente tras la el shock inicial, sin embargo, cerrar una fuente de empleo no es la solución, ya que se estaría creando una serie de problemas que caerían en cascada en terrenos fértiles para que germine el conflicto.

¿Justifico lo sucedido en el río Sonora?, ¡de ninguna forma!, como ciudadana y sonorense estoy convencida de que esta catástrofe nos afecta a todos, también soy consciente de que las medidas, pocas o muchas, que se han tomado no son suficientes y no lo serán porque los problemas ambientales son insolubles en el corto plazo. En estos momentos todo lo que se hace son paliativos para intentar acotar las consecuencias de lo sucedido, no son soluciones totales y, según se comenta en las redes sociales, esas medidas de contención, por llamarlas de alguna forma, no son suficientes.

El despertar de la consciencia ecológica y ambientalista de los sonorenses me sorprende a la vez que me causa tristeza porque esa consciencia permaneció dormida mucho tiempo, aunque los problemas ambientales en Sonora han venido incrementándose con el paso de los años. Por ejemplo, ¿quién recuerda cuando se podía tomar agua directamente de la llave sin necesidad de hervirla?, ¿cuando nadie sabía de la capa de ozono? —y no es que apruebe el desconocimiento de lo que es la capa de ozono— sino que nuestro conocimiento respecto a ella se debe a su adelgazamiento y a los efectos que ello causa en nuestra piel. Lo que intento decir es que nuestra consciencia ecológica suele despertar cuando recibe una fuerte sacudida y, desafortunadamente, vuelve a caer en el adormecimiento una vez pasada la fase aguda del suceso que la despertó.

Lo sucedido en el río Sonora nos golpea a todos y todos reaccionamos de manera distinta, unos más activamente que otros somos parte de la ola de indignación, de la pléyade de propuestas de solución, del abanico de críticas, en fin, de la sacudida psico-social que este acontecimiento provocó. Sin embargo, en mi opinión, es poca la atención que se le ha prestado al problema desde una perspectiva integral, que contemple soluciones estructurales a problemáticas estructurales, porque la contaminación del río Sonora por desechos tóxicos provenientes de una compañía minera no es el verdadero problema, es un signo visible de una estructura institucional donde problemas como la corrupción, el tráfico de influencias, la escasa o nula supervisión del cumplimiento de las normas causan de tanto en tanto problemas que cimbran a la sociedad mexicana. Esperemos que esta efervescencia por la defensa del medio ambiente no se extinga con la misma rapidez que apareció.

*Profesora-investigadora del Centro de Estudios Históricos de Región y Frontera de El Colegio de Sonora.