» Novedades Editoriales

  • rys60-39 región y sociedad 60 »

    Revista cuatrimestral No. LX Precio: 80 pesos

  • nuevosriesgos-538 “Nuevos riesgos, viejos encuadres: La escenificación de la inseguridad pública en Sonora” »

    Víctor Hugo Reyna García Cuadernos Cuarto Creciente (2014, El Colegio de Sonora)

  • 20-de-juniouni Tecnología y competitivad: conceptos y experiencias prácticas »

    Coordinadores: Álvaro Bracamonte Sierra Óscar Fernando Contreras Montellano (2014, El Colegio de Sonora)

FOTO DE LA SEMANA: “Danzantes”

La imagen fue capturada por Inés Martínez de Castro.

Los invitamos a publicar fotografías de su agrado para esta sección semanal. Enviar fotos al correo: asanchez@colson.edu.mx

vialibre-543

La difícil coyuntura

Álvaro Bracamonte Sierra*

En abril se reunieron en las instalaciones de El Colegio de Sonora varios estudiosos de la economía y la política local con el fin de analizar la coyuntura e intentar adelantar qué deparaba el proceso electoral del 2015. La mayoría coincidió en que el Estado acumulaba un conjunto de pasivos que la alternancia no resolvió e incluso en algunos aspectos acentuó.

Los participantes destacaron temas conocidos, entre ellos el rechazo al Común y la oposición de los cajemenses al acueducto Independencia que, como sabemos, sigue dando de qué hablar. Pareciera que es el karma que persigue a la administración panista: casi ningún problema, por más sencillo que sea, queda zanjado definitivamente; al contrario, se agrega a otros que saltan con frecuencia preocupante.

Ha faltado pericia, oficio o malicia, para darles cauce e impedir que se alteraran las actividades oficiales. En el panel hubo de todo. Participaron quienes consideraron que en varios temas el saldo de este Gobierno es positivo, pero sus argumentos quedaron desdibujados frente a la espesura de los múltiples deslices que atiborran la agenda pública.

Un ejercicio similar se celebró a finales de agosto en la misma casa de estudios, aunque entonces el tema se circunscribió exclusivamente a la reforma electoral. El doctor Lorenzo Córdova, consejero presidente del INE, dio una conferencia sobre las implicaciones que el nuevo código electoral tendría en los comicios locales. También politólogos de la entidad analizaron cuestiones concretas de la reforma para concluir que hay todavía mucho que recorrer en esta materia, ya que una democracia madura está ligada a la calidad de vida de los ciudadanos. En este ámbito, se enfatizó, hay mucho trecho que caminar. El evento finalizó con la participación de los presidentes de los tres principales partidos políticos en Sonora.

Que estuvieran juntos los responsables de las distintas organizaciones partidarias llamó la atención, dadas las escasas oportunidades que hay para reunirlos. Hubo, como era de esperar, algo de morbo, ya que los dirigentes del PRI y PAN habían entrado en un torneo de descalificaciones mutuas. No sin raspones, la mesa se desahogó en los términos acordados dejando un buen sabor de boca entre el público asistente; de entonces a la fecha, pese a los escasos días transcurridos, el ambiente se ha crispado desmesuradamente; el tono del discurso ha subido y la polarización raya en los linderos del pleito de cantina.

Reunir ahora a los presidentes de los partidos no sería solo un despropósito, sino resultaría imposible y poco aconsejable. ¿Qué tuvo que pasar para que el ambiente de relativa tolerancia se haya desvanecido súbitamente? Una respuesta podría ser el natural estrés que produce el avance del calendario electoral; otra, destacaría los fenómenos naturales y desastres ambientales que se han registrado recientemente como detonantes de las campañas poco comedidas que se trae ahora la clase política estatal. Efectivamente, la contaminación del río Sonora ha sido el marco para acelerar la descalificación y el descontón; los hechos son de sobra conocidos y forman parte ya del caló popular.

En este terreno es sugerente la coincidencia de opiniones respecto a que el escalamiento de la polarización, que ahora involucra al propio gobernador y a las autoridades federales, no dejará nada bueno para los habitantes de la región afectada, quienes son los que realmente padecen los estragos de la peor crisis ambiental en la historia de Sonora.

No sólo es en ese ámbito que se temen posibles consecuencias; la economía está en una encrucijada importante que implica la concurrencia de todos los niveles de gobierno para convencer a los empresarios foráneos de que inviertan aquí. Igualmente está el tema del debate en torno a los salarios mínimos y las probables repercusiones para la economía sonorense; mala señal sería que las pasiones desbordadas repercutieran negativamente en los asalariados del estado. Pero sobre todo destacan los asuntos financieros. En los días que transcurren, los legisladores se alistan para discutir la Ley de Ingresos y el Presupuesto de Egresos de 2015. El encono entre el Estado y al Federación es un mal augurio para las arcas sonorenses, pues en una de esas se aprovecha la fatídica coyuntura para castigar las finanzas estatales agudizando la de por sí decaída liquidez que padecen las finanzas estatales.

Ojala que estas sean sólo conjeturas absurdas y pronto demos pie a una correcta relación institucional entre los distintos niveles de gobierno y se deje el pleito político para cuando el calendario lo indique.

*Doctor en Economía. Profesor-investigador de El Colegio de Sonora.