» Novedades Editoriales

  • farmacovigilancia-545 Farmacovigilancia en México. Prevención precaria y consumo de medicamentos. »

    Farmacovigilancia en México. Prevención precaria y consumo de medicamentos. (2014, COLSON) Coautores: Jesús Armando Haro Encinas Rubén Calderón Ortiz Álex Covarrubias Valdenebro Jesús Gerardo Mada [...]

  • libro3-544 Ética en la investigación social. Experiencias y reflexiones. »

    Denman Champion, Catalina y Castro Vázquez, María del Carmen. Editado por El Colegio de Sonora.

  • libro2-544 El desplazamiento interno forzado en México. Un acercamiento para su reflexión y análisis. »

    Coordinador Óscar Torres.

  • libro1-544 Calidad del empleo y calidad de vida de los trabajadores de las maquiladoras de Nogales, Sonora.2008 »

    Cuaderno de investigación Cuarto Creciente #24

FOTO DE LA SEMANA: “Despedida del verano”

La imagen fue capturada por Daniel Dórame.

Los invitamos a publicar fotografías de su agrado para esta sección semanal. Enviar fotos al correo: asanchez@colson.edu.mx

vialibre-546

Los Premios Nobel

Álvaro Bracamonte Sierra.*

En esta ocasión me saldré del movedizo ambiente que permea la coyuntura política y social; me abstendré de otear los problemas de la contaminación del río Sonora, la penosa actuación del Grupo México y de los tres niveles de gobierno; me saltaré la instalación del Consejo Político Estatal priista previa a la designación de su candidato a gobernador; dejaré de lado las encuestas que perfilan sorpresas inesperadas; tampoco prestaré atención a la enésima visita de López Obrador a la entidad; en fin, pasaré por alto los problemas cotidianos que aquejan al ciudadano promedio de Sonora y Hermosillo.

Destinaré este espacio para hacer referencia al inminente anuncio del Premio Nobel en los distintos campos, máximo galardón al que aspiran quienes persiguen esa clase de reconocimientos. A partir de hoy y hasta el próximo 13 de octubre se darán a conocer los ganadores de los famosos premios. Este lunes se conocerá el de Medicina, mañana el de Física, el miércoles 8 al de Química. El viernes se sabrá quién ganó el Nobel de la Paz y el lunes siguiente el de Economía. El de literatura quedará pendiente, según lo ha señalado la academia sueca. El anuncio de los galardonados causa expectación entre la comunidad científica, entre los políticos y, por supuesto, entre los hombres y mujeres de letras. En no pocas ocasiones la elección de los ganadores ha provocado severos cuestionamientos.

Por ejemplo, llamó la atención que Obama obtuviera el Nobel de la Paz cuando eran pocos los méritos acumulados; menos se justificaría ahora que con frecuencia sucumbe a la presión de los halcones del Pentágono y su apetito insaciable de intervenir militarmente en cualquier parte del mundo. También son famosos quienes, mereciendo el premio, fueron desairados; es el caso del escritor argentino Jorge Luis Borges, para muchos el máximo escritor de lengua castellana en la época contemporánea.

Quizá el más debatido es el de Economía que legítimamente debería de llamarse Nobel de las Ciencias Sociales, ya que ha sido otorgado a sicólogos, politólogos, sociólogos y hasta a economistas. Que este premio cause controversia resulta natural considerando que la materia de trabajo de los economistas es objeto de juicios de valor habitualmente discrepantes. Uno de los mayores economistas de México, Jaime Ros, en una conferencia impartida a los alumnos de primer ingreso de la Facultad de Economía de la UNAM, tocó precisamente ese tipo de controversia; dice el Dr. Ros: “El de la economía es el único campo en el que dos personas pueden conseguir el Premio Nobel por decir uno exactamente lo contrario del otro”. Dio ejemplos de esta aparente inconsistencia: Milton Friedman lo recibió en 1976 por su aportación a la teoría monetaria, y James Tobin lo ganó por su contribución a una teoría monetaria totalmente distinta. Se lo dieron a Bertin Ohlin en 1977 por la aportación a la Teoría Neoclásica del Comercio internacional, y también se lo otorgaron a Paul Krugman en el 2008 por el desarrollo de lo que después se conocería como la Nueva Teoría del Comercio Internacional, que viene a ser una crítica demoledora a la Teoría Neoclásica. Robert Lucas (1995) y Donald Kahneman (2002) lo obtuvieron por visiones totalmente discrepantes en torno a la racionalidad económica y la incertidumbre.

De hecho, abunda el profesor Ros, no sólo se puede conseguir el Premio Nobel por decir lo contrario a lo de otro premio nobel sino que incluso es posible compartirlo por haber dicho lo opuesto que el economista con quien se comparte el reconocimiento. Es el caso de Frederick Hayek, el archienemigo de Keynes, y Gunard Myrdal precursor de la economía keynesiana, que lo recibieron en 1974. Otro caso es el de Arthur Lewis y Teodoro Schultz quienes lo compartieron en 1979 pese a que tenían visiones diferentes sobre cómo los países promovían el desarrollo económico.

La ciencia económica es un espacio de debate y discusión inagotables, como lo son los distintos campos donde opera la lógica de la economía. Destaca entre éstos el ámbito de la macroeconomía nacional. La reciente reforma fiscal motivó encendidos debates que se resumen en dos posturas: Por un lado están los que piensan que es recesiva y que la naciente desaceleración deriva precisamente de ese “engendro”, y por otro lado están quienes aseguran que la reforma es socialmente justa, pues sienta las bases para una distribución más equitativa de la riqueza. La contradicción se registra también en el nivel microeconómico como sería el de la contaminación de los ríos provocada por la operación de las minas. Al respecto, hay quienes mantienen la postura de que la contaminación es un daño colateral que debe aceptarse a cambio de puestos de trabajo, pero hay quienes consideran que el deterioro ambiental es inadmisible y que lo adecuado es pensar en el largo plazo y proteger los recursos naturales. En la ciencia económica la discrepancia es prueba de que se trata de una ciencia viva. De su vivacidad se dará evidencia el lunes próximo cuando se anuncie el ganador del Nobel de Economía 2014.

*Doctor en Economía. Profesor-Investigador de El Colegio de Sonora.