» Convocatorias

  • convo-547 XXXVII Simposio de Historia: Historia de los procesos de transmisión del Poder en el noroeste de México »

    La Sociedad Sonorense de Historia A.C. en su trigésimmo noveno aniversario invita al público en general a su XXXVII Simposio de Historia: Historia de los procesos [...]

» Novedades Editoriales

  • farmacovigilancia-545 Farmacovigilancia en México. Prevención precaria y consumo de medicamentos. »

    Farmacovigilancia en México. Prevención precaria y consumo de medicamentos. (2014, COLSON) Coautores: Jesús Armando Haro Encinas Rubén Calderón Ortiz Álex Covarrubias Valdenebro Jesús Gerardo Mada [...]

  • libro3-544 Ética en la investigación social. Experiencias y reflexiones. »

    Denman Champion, Catalina y Castro Vázquez, María del Carmen. Editado por El Colegio de Sonora.

  • libro1-544 Calidad del empleo y calidad de vida de los trabajadores de las maquiladoras de Nogales, Sonora.2008 »

    Cuaderno de investigación Cuarto Creciente #24

FOTO DE LA SEMANA: “Frutos rojos”

La imagen fue capturada por Inés de Martínez de Castro.

Los invitamos a publicar fotografías de su agrado para esta sección semanal. Enviar fotos al correo: asanchez@colson.edu.mx

fueraderuta-550

Corrupción y Estado de integridad

Rafael E. Valenzuela Mendoza

México cuenta con uno de los mejores diseños institucionales en materia de transparencia del mundo. Diversos países con bajos niveles de percepción de la corrupción se inspiraron en el caso mexicano para apuntalar sus reformas y marcos institucionales. Entre ellos destaca Chile, con apenas cinco años de transparencia, sus acciones y políticas empiezan a rendir frutos. México a 12 años de la transparencia, tiene resultados nada halagadores.

El Índice de percepción sobre corrupción (IPC) que publica Transparencia Internacional ubica a México en el lugar 106 de 177 países, mientras que Chile se ubica en la posición 22 del IPC. Se apostó por la transparencia como fórmula infalible para el combate a la corrupción. La realidad ha mostrado que los problemas superan en mucho las soluciones que nuestro país implementó en años recientes. El Índice de Estado de Derecho (IED) que publica el Proyecto Mundial de Justicia, nos otorga el lugar 79 de 99 países.

Por años se ha considerado la corrupción como la causa, y no tanto como efecto de otras condiciones que la incentivan. En primer término, los bajos costos de la corrupción conducen a la impunidad, y por otra parte, una sociedad rehén de un fenómeno social que tiene su origen en la nula capacidad del Estado para rendir cuentas y una sociedad sitiada por el crimen, nulifican la capacidad para exigir cuentas claras y controlar los excesos en el ejercicio del poder.

La Real Academia Española define impunidad como la falta de castigo. Ante el progresivo empoderamiento ciudadano se logran identificar actos, hechos o circunstancias que ameritan sanción. Negligencia médica, apropiación del presupuesto público para fines privados, desapariciones forzadas y algunos otros eventos, sin sanción y castigo, son ejemplos que producen impotencia y la sensación de que estamos ante uno de esos problemas que la literatura define como problemas sin solución (wicked problems).

Existen esfuerzos silenciosos relevantes desde la sociedad civil y algunos actores públicos y gubernamentales. Hoy en día la Auditoria Superior de la Federación está trabajando en diseñar y crear condiciones para instrumentar en México el Sistema nacional de integridad (SNI). Una propuesta que tiene como objetivo promover la integridad en el servicio público conduce a una integridad en el ser y el hacer que se multiplica. El uso, administración y manejo de la información pública bajo el SNI promueve el compromiso cívico del servidor público y la colaboración con y entre ciudadanos con el gobierno. Todo ellos son factores que inciden en la regeneración de un mayor capital social, tan debilitado y desconocido para las nuevas generaciones. Empezar a trabajar en el “por qué” y el “para que” de las soluciones podría dibujar la ruta de un mejor gobierno y una mejor sociedad. Es momento de repensar las soluciones que estamos diseñando para los problemas de corrupción e impunidad.

*Doctor en Política Pública. Evaluación y Gestión Académica en El Colegio de Sonora.