» Convocatorias

  • luto-534 El Colson expresa sus condolencias »

    Personal de El Colegio de Sonora expresa sus condolencias al ex-compañero y estudiante de doctorado, Víctor Hugo Reyna García luego de que su madre la profesora [...]

  • convo-547 XXXVII Simposio de Historia: Historia de los procesos de transmisión del Poder en el noroeste de México »

    La Sociedad Sonorense de Historia A.C. en su trigésimmo noveno aniversario invita al público en general a su XXXVII Simposio de Historia: Historia de los procesos [...]

» Novedades Editoriales

  • farmacovigilancia-545 Farmacovigilancia en México. Prevención precaria y consumo de medicamentos. »

    Farmacovigilancia en México. Prevención precaria y consumo de medicamentos. (2014, COLSON) Coautores: Jesús Armando Haro Encinas Rubén Calderón Ortiz Álex Covarrubias Valdenebro Jesús Gerardo Mada [...]

  • libro3-544 Ética en la investigación social. Experiencias y reflexiones. »

    Denman Champion, Catalina y Castro Vázquez, María del Carmen. Editado por El Colegio de Sonora.

  • libro1-544 Calidad del empleo y calidad de vida de los trabajadores de las maquiladoras de Nogales, Sonora.2008 »

    Cuaderno de investigación Cuarto Creciente #24

FOTO DE LA SEMANA: “Municipal de Magdalena”

La imagen fue capturada por Ana Rosa Sánchez.

Los invitamos a publicar fotografías de su agrado para esta sección semanal. Enviar fotos al correo: asanchez@colson.edu.mx

documentos-522

No llores por mí, Argentina

José Luis Moreno*

La interpretación de la canción estremece y emociona. Se canta en dos lugares a los que asistimos en la provincia de Buenos Aires, un sitio de baile de tango y una estancia turística rural. Al oírla recuerdo algunos personajes que han nacido en esta tierra: El Ché Guevara, Eva Perón, Julio Cortázar, Diego Maradona, las Madres de la Plaza de Mayo, Gustavo Cerati, el Papa Francisco. La ciudad es hermosa, pero como todas las urbes, muestra los infaltables barrios y colonias marginadas.

Visitamos el barrio popular de Boca, el estadio del club de futbol Boca Juniors, la imponente catedral metropolitana, la Casa Rosada (donde despacha la presidenta Cristina Fernández de Kirchner), el desarrollo urbano Puerto Madero (con su Puente de la Mujer), y recorrimos varias de sus calles céntricas. El edificio de la Facultad de Derecho de estilo greco-romano es espectacular. Embellecen las calles las flores color violeta de las jacarandas. Es la primavera, pero la lluvia, las tormentas eléctricas y los vientos fríos se presentan todos los días de nuestra visita.

Asistimos al Primer Congreso Latinoamericano sobre Conflictos Ambientales en la Universidad Nacional de General Sarmiento, que se celebró del 28 al 31 de octubre. La sede es una pequeña universidad púbica situada en la municipalidad de San Miguel. Somos más de mil asistentes. En las ponencias se analizan los recursos naturales que son afectados por las actividades económicas. El agua, el suelo, los bosques, los deltas, los humedales, las áreas naturales protegidas, las costas. Los casos de despojo, contaminación, resistencia comunitaria, represión gubernamental y asesinato de líderes se repiten en todos lados. Ningún país se salva. Colombia, Venezuela, Ecuador, Bolivia, Perú, Chile, Uruguay, Paraguay, Brasil, la mayoría de ellos gobernados por partidos de izquierda.

“Estamos peor que en los años de las dictaduras militares”, dice un conferencista magistral. Otro sostiene que se está frente a una insurgencia de pueblos indígenas y recuperación de territorios. Uno más postula que la actual crisis ambiental es también una crisis del pensamiento científico.

En un panel de organizaciones sociales en Argentina, los expositores no se andan por las ramas. Seis representantes de comunidades afectadas por proyectos mineros, una planta de celulosa y empresas productoras de semillas transgénicas (Monsanto), señalan que la clave en el éxito de sus luchas es la organización, deliberación y toma de decisiones colectiva en asambleas comunitarias. Recomiendan desconfiar y rechazar la intermediación de representantes de gobiernos de cualquier nivel, partidos políticos y hasta de las ONG. Las referencias al papel de los académicos varían del apoyo a la comunidad a la colaboración con el enemigo.

En otro panel, dedicado a la minería, salen chispas por la participación de un activista contra proyectos mineros, una académica estudiosa de los conflictos, un médico, una funcionaria del sector minero y otro académico, que calcula los costos sociales de la actividad. Sorprende la civilidad y el respeto con el que se plantean y debaten las ideas entre contrarios. Lo que no se controla son los aplausos del público estudiantil a las intervenciones de los activistas y líderes comunitarios.

Las salidas a la crisis ambiental y los conflictos que genera se expresaron en algunas intervenciones. Víctor Manuel Toledo, ecólogo mexicano, reportó la identificación de casi mil proyectos rurales sustentables en tan solo cuatro entidades federativas del sur del país, y Jaime Morales, ingeniero agrónomo del ITESO-Guadalajara, dio cuenta de los proyectos de agricultura ecológica periurbana existentes en los alrededores de la megalópolis del estado de Jalisco. También se presentaron las experiencias de remediación en diversos sitios mineros del mundo.

Si bien las propuestas de solución fueron de menor proporción a las denuncias en los trabajos presentados, el sentir general fue que se inició un camino que tendrá continuidad en otros eventos, se buscará constituir una red de estudiosos y se intentará generar nuevos espacios de circulación de conocimiento.

Durante el evento, observo que los argentinos y las argentinas toman mate (bebida parecida al té) todo el día, compartiéndola en pequeños grupos de personas. Emplean el tradicional recipiente de madera en forma de pequeña calabaza, con su respectiva bombilla metálica para injerir la bebida caliente. Es un auténtico ritual, que posteriormente me entero tiene raíces indígenas. La acción comunitaria y la solidaridad parecen ser el verdadero mensaje de este congreso. Ojalá y así sea.

*Profesor-investigador de El Colegio de Sonora.