» Novedades Editoriales

  • eldespojo-554 Despojo de agua en la cuenca del río Yaqui »

    José Luis Moreno Vázquez. El Colegio de Sonora (2014).

  • noesmicuerpo-554 Éste no es mi cuerpo. Consumo femenino de productos para adelgazar en Sonora »

    Liliana Coutiño Escamilla. El Colegio de Sonora (2014)

  • educacion-554 Educación, política y proyecto de vida en los jóvenes »

    Marcos Jacobo Estrada Ruiz. El Colegio de Sonora- Universidad Autónoma del Estado de Morelos (2014)

  • libro3-544 Ética en la investigación social. Experiencias y reflexiones. »

    Denman Champion, Catalina y Castro Vázquez, María del Carmen. Editado por El Colegio de Sonora.

FOTO DE LA SEMANA: “Cena de acción de gracias”

La imagen fue capturada por Jesús Morales.

Los invitamos a publicar fotografías de su agrado para esta sección semanal. Enviar fotos al correo: asanchez@colson.edu.mx

tiempos-554

Las casitas

Zulema Trejo Contreras*

“Pos, con todo y que es bonita, que es muy chula mi casita, siento al verla no sé qué…” dicen los versos de la canción “Mi casita” que en la década de 1950 interpretaba Pedro Infante. Dos décadas después Óscar Chávez la volvió a poner en primer plano, sólo que en forma de parodia, de modo que los versos cambiaron y Chávez cantaba “una casita chiquita con jardines, alberquita y calefacción central”, una alusión apenas velada a la casa que en Guerrero poseía en aquella época Arturo Durazo Moreno, jefe de policía y tránsito en la Ciudad de México durante la presidencia de José López Portillo. Desde hace una semana el tema de las casas volvió a asociarse con personas ligadas al gobierno mexicano, específicamente a la esposa del presidente Enrique Peña Nieto, la señora Angélica Rivera.

Esta vez la casita pasó a ser la casa blanca debido al color de la propiedad que la señora Rivera posee o poseía en la colonia Las Lomas; la casita de la primera dama costó miles de millones de pesos según información que ella misma dio mediante un video subido a YouTube. Con este video se pretendía poner coto al escándalo desatado a raíz de la información que salió en los medios respecto a los costos de la “casa blanca”, sin embargo, el video no puso alto, sino catalizó una avalancha de protestas. En pocas palabras, las declaraciones de la primera dama fueron recibidas con indignación por los mexicanos, una indignación que se manifiesta lo mismo con humor que con gritos de protesta, con sesudas reflexiones y exactas contabilidades que demuestran lo inverosímil de los datos proporcionados por Rivera.

Muchos son los cuestionamientos surgidos en torno no sólo a esta propiedad, sino con relación a las inverosímiles cantidades que la señora Rivera aseguró haber ganado durante su carrera de actriz. Esos millones de pesos que la ex actriz aseguró ganar a lo largo de su carrera, sobre todo los 88 millones de pesos, más IVA, que dijo obtuvo con el finiquito de su contrato laboral en 2010, se convirtieron en millones de protestas y cuestionamiento que el gobierno mexicano no ha podido, o no ha querido, responder con la transparencia a la que los mexicanos tenemos derecho.

La casa blanca de Angélica Rivera constituyó la gota que derramó el vaso en un escenario político tenso debido a la desaparición de los 43 jóvenes de Ayotzinapa. Tensión agravada por las declaraciones de un procurador que asegura lo que después se desmiente; por un presidente que abandona el país en momentos en que la tensión social está en su clímax. No obstante que la casa de las Lomas hizo que el ingenio humorístico del mexicano alcanzara puntos culminante, los sucesos negativos han seguido ocurriendo.

Ante este panorama, ¿qué responde el gobierno mexicano?, hasta el momento nada claro. Aún seguimos en espera de ese comunicado a la nación de Enrique Peña Nieto en el cual, se espera, haya alguna explicación clara y creíble para los sucesos de Ayotzinapa, respuestas concretas a problemas concretos… y mientras esperamos que el presidente le hable a la nación, atestiguamos, gracias a las redes sociales, que los mexicanos en el extranjero no se han quedado callados. Un ejemplo reciente es el video de la reunión del embajador mexicano en Bélgica con los mexicanos que protestaban a las puertas de su embajada, ahí podemos ver que este funcionario no tiene argumentos para justificar o desmentir lo que está sucediendo en el país, y no los tiene porque no los hay. La realidad documentada en fotos, videos, no se puede ocultar, disimular ni disfrazar. Ciertamente una imagen dice más que mil palabras.

*Profesora-investigadora de El Colegio de Sonora.