» Novedades Editoriales

  • eldespojo-554 Despojo de agua en la cuenca del río Yaqui »

    José Luis Moreno Vázquez. El Colegio de Sonora (2014).

  • noesmicuerpo-554 Éste no es mi cuerpo. Consumo femenino de productos para adelgazar en Sonora »

    Liliana Coutiño Escamilla. El Colegio de Sonora (2014)

  • educacion-554 Educación, política y proyecto de vida en los jóvenes »

    Marcos Jacobo Estrada Ruiz. El Colegio de Sonora- Universidad Autónoma del Estado de Morelos (2014)

FOTO DE LA SEMANA: “El invierno”

La imagen fue capturada por María Saldaña.

Los invitamos a publicar fotografías de su agrado para esta sección semanal. Enviar fotos al correo: asanchez@colson.edu.mx

vialibre-555

La conciencia en la FIL de Guadalajara

Álvaro Bracamonte Sierra*

La Feria Internacional del Libro de Guadalajara es la reunión editorial más importante de Iberoamérica y un sorprendente festival cultural. Fundada hace 28 años por la Universidad de Guadalajara, la FIL fue concebida como una fiesta donde la literatura es la protagonista principal de un programa que incluye expresiones de todas las artes (música, teatro, cine) y el debate académico de temas viejos y actuales.

La edición 2014 se dio en el marco de la ira nacional desatada luego de la desaparición de los normalistas de Ayotzinapa; entre los muchos personajes que confirmaron participar destacan tres que ilustran el momento por el que pasa el país y el mundo: en primer lugar, el festejo libresco inició homenajeando al escritor, periodista y crítico literario italiano Claudio Magris; en segundo término, tuvo la presencia del francés Thomas Piketty, autor del famoso libro de economía El Capital en el Siglo XXI cuya edición en español, presentada en la FIL, la logró el Fondo de Cultura Económica, y estuvo también, para recibir el galardón “Corazón de León” otorgado por la Federación de Estudiantes Universitarios de la Universidad de Guadalajara, el presidente uruguayo José Mujica.

Sin duda al hacer la programación, preparada con mucha anticipación, no hubo intencionalidad, sino que resultó casual la concurrencia de tres personalidades con sensibilidades sociales apropiadas a la dolorosa coyuntura nacional. Si lo hubieran planeado, probablemente no les hubiera salido tan bien. Una breve referencia a cada uno de los galardonados es suficiente para apreciar la calidad de estos personajes.

La conciencia en la FIL de Guadalajara
La nota de Ricardo Pacheco, publicada en El Economista, dibuja la talla de Magris: “Pocas veces como en esta ocasión, la FIL de Guadalajara ha sabido escoger a un escritor digno, con nivel intelectual y sobre todo moral, para hacerlo acreedor al Premio de Literatura en Lenguas Romances. El ensayista Claudio Magris obtuvo el reconocimiento en un país que vive tiempos de odios, que parecen avizorar no un salto hacia una nueva utopía. Sino una implosión devastadora y regresiva”.

Durante la conferencia de prensa ofrecida luego de leer el discurso de aceptación del premio, el italiano hizo referencia indirecta a la situación que sufre nuestra nación. Traigo a cuento en este momento el artículo de Pacheco porque estimo que no tiene desperdicio y evoca pasajes luminosos de la obra de Magris: cuenta el periodista mexicano que de un chispeante diálogo entre dos transeúntes Magris concluye que “la vida bella no es la que se conoce, sino la que no se conoce. No es la vida pasada, sino la futura”. Alrededor de esta idea, el italiano sugiere que es posible refundar nuevas utopías. Por eso Magris, nos dice Pacheco, plantea que la decepción que dejó la caída del comunismo y el deterioro de la armonía en las sociedades actuales arrastra consigo un descrédito de las ideas democráticas y particularmente de la utopía de la redención civil.

Esta reflexión es impactante, pues parecería dejar en la desesperanza a una generación de jóvenes (ahora movilizados a consecuencia de la lamentable tragedia de Iguala) que piensan que la edificación de un mundo mejor es posible. La lectura de Pacheco permite asomarse a una conclusión positiva escrita por Magris en el cuento “Diálogo entre un vendedor de almanaques y un transeúnte”:

El mundo no puede ser redimido de una vez y para siempre y cada generación tiene que empujar, como Sísifo, su propia piedra, para evitar que ésta se le eche encima aplastándole (…) el final y el principio del milenio necesitan utopía unida al desencanto. El destino de cada hombre se parece al de Moisés, que no alcanzó la Tierra Prometida pero no dejó de caminar en dirección a ella. Utopía significa no rendirse a las cosas tal como son y luchar por las cosas tal como debieran ser; saber que el mundo, como dice un verso de Brecht, le hace buena falta que lo cambien y lo rediman.

Sobre los otros eventos comentaremos en la siguiente colaboración.

 

En la víspera del trueno

Si damos crédito a la rumorología y a los trascendidos, está por definirse quién será el candidato tricolor a la gubematura de Sonora. El nombre se conocerá en medio del peor momento de la administración peñanietista; quizá esta circunstancia explique la demora de una definición que debió zanjarse en la segunda quincena de noviembre. El calendario no parece ayudar mucho al PRI pues la economía sigue, y seguirá por un tiempo, sin caminar y el descontento social contra toda la clase política, incluyendo la priista, no cesa. Mala suerte para el abanderado o abanderada tricolor que lo será en una coyuntura indeseable.

*Doctor en Economía. Profesor-investigador de El Colegio de Sonora.