» Convocatorias

  • invcongreso-559 II Congreso de Investigación. Instituciones, gobierno y sociedad »

    El Colegio de Sonora invita a participar con ponencias en el II Congreso de Investigación. Instituciones, gobierno y sociedad que se llevará a cabo el [...]

  • maestria-559 Maestría en Gestión Integral del Agua »

    El Colegio de Sonora, a través del Centro de Estudios en Gobierno y Asuntos Públicos (CEGAP) y el Cuerpo Académico Gestión Integral del Agua, inicia [...]

» Novedades Editoriales

  • rys62-564 región y sociedad 62 »

    región y sociedad número 62

  • pescadora-559 “Soy pescadora de almejas…” respuestas a la marginación en el Alto Golfo de California »

    Gloria Ciria Valdez-Gardea, El Colegio de Sonora (Segunda edición, 2014)

FOTO DE LA SEMANA: “Machu Pichu”

La imagen fue capturada por Cindy Martínez.

Los invitamos a publicar fotografías de su agrado para esta sección semanal. Enviar fotos al correo: asanchez@colson.edu.mx

observatorios-562

A propósito del libro “Despojo de agua en la cuenca del río Yaqui”

José Ignacio Delgado Zepeda*

A propósito de la presentación del libro Despojos de agua en la cuenca del río Yaqui de José Luis Moreno, el pasado jueves 22 de enero  en El Colegio de Sonora.

El autor nos ofrece un panorama cronológico de los hechos ocurridos en torno al acueducto Independencia, desde febrero de 2010 a febrero de 2014, siguiendo cuidadosamente notas periodísticas locales y nacionales, desplegados, declaraciones y resoluciones judiciales. La atención está puesta en las acciones que de manera sistemática e institucional se siguieron para conjurar el despojo del agua a la tribu yaqui, y que incluyeron acciones como omisiones en la ejecución de órdenes judiciales, ambigüedad de responsabilidades, resoluciones contradictorias, omisión de funciones de autoridades competentes, y campañas mediáticas de encono entre Hermosillo y Cajeme.

Se trata, pues, de una disputa por el agua que deja al descubierto diversas manifestaciones del problema. Se traduce en un conflicto partidista entre los panistas asentados en Hermosillo y los priistas de ciudad Obregón; también, entre agroindustriales de la cuenca del Yaqui e industriales-empresarios del norte del estado; entre los usuarios agrícolas del agua y los usuarios urbanos; entre la larga historia de despojo de la tribu yaqui y las instituciones estatales garantes de los derechos y la administración del bienestar.

Al final del día, el agua de la cuenca del Yaqui es utilizada como moneda de cambio para la especulación económica y residencial. Se requieren grandes volúmenes de agua disponible para asegurar la confianza de los mercados en la producción agrícola, y de igual modo para el crecimiento urbano. Esta agua es valorada como una mercancía disfrazada “de agua para vivir” por empresarios y agroindustrales. En medio, la tribu yaqui encuentra una escisión histórica que no puede dejar pasar: la reivindicación de su derecho a la mitad de afluente que sale de la presa la Angostura, según el decreto otorgado por el presidente Lázaro Cárdenas; de lo contrario, sería cerrarle el paso al futuro.

Cabe señalar que el conflicto por el agua de la cuenca del Yaqui no es un hecho aislado dentro del territorio nacional; se suma a una larga lista de conflictos derivados de la construcción de obras de infraestructura hidráulica como la presa Bicentenario-Los Pilares en el sur del estado; el acueducto Monterrey VI, que trasvasa agua del rio Pánuco hasta la capital de Nuevo León; la hidroeléctrica Las Cruces y El Cajón en Nayarit, y la presa La Parota en Guerrero, por mencionar algunos ejemplos. En todos los casos, el despojo de territorios y recursos, los desplazamientos forzados y la afectación ambiental severa son signo inconfundible del tan prometido “desarrollo”.

Como se señaló en la presentación del libro, el conflicto se agravará cuando se avecine el periodo cíclico de sequias y el caudal del rio Yaqui disminuya. Entonces, tendremos que enfrentar nuestra realidad: que somos habitantes del desierto y que nos hemos negado a adaptarnos sustentablemente a esa condición.

Uno de los aportes de este libro radica en contener apuntes para elaborar una historia del presente, y posiblemente, “La triste historia del agua en Sonora”.

*Asistente de investigación en el Centro de Estudios en Salud y Sociedad de El Colegio de Sonora.