» Convocatorias

  • invcongreso-559 II Congreso de Investigación. Instituciones, gobierno y sociedad »

    El Colegio de Sonora invita a participar con ponencias en el II Congreso de Investigación. Instituciones, gobierno y sociedad que se llevará a cabo el [...]

  • maestria-559 Maestría en Gestión Integral del Agua »

    El Colegio de Sonora, a través del Centro de Estudios en Gobierno y Asuntos Públicos (CEGAP) y el Cuerpo Académico Gestión Integral del Agua, inicia [...]

» Novedades Editoriales

  • rys62-564 región y sociedad 62 »

    región y sociedad número 62

  • pescadora-559 “Soy pescadora de almejas…” respuestas a la marginación en el Alto Golfo de California »

    Gloria Ciria Valdez-Gardea, El Colegio de Sonora (Segunda edición, 2014)

FOTO DE LA SEMANA: “Tarde en Aconchi”

La imagen fue capturada por César Jaime.

Los invitamos a publicar fotografías de su agrado para esta sección semanal. Enviar fotos al correo: asanchez@colson.edu.mx

documentos-563

Habla sobre su libro: Educación, política y proyecto de vida en los jóvenes.

El doctor Marcos Jacobo Estrada Ruiz, en su libro analiza el modo en que la escuela influye en la vida de los jóvenes, destacando lo que, en principio, es un lugar común, es decir, que para la mayoría de éstos, estudiantes o trabajadores, la escuela y los estudiantes en general representan una etapa normal a seguir como parte de su vida; es un continuo que, idealmente, tendría que llegar hasta la universidad.

Entre las múltiples actividades de difusión se realizó una entrevista al autor para conocer un poco más del trabajo que realizó como parte de su investigación en el estado de Morelos y que ahora presenta en la ciudad de Hermosillo al ser profesor investigador de El Colegio de Sonora.

E: ¿Cuál es la temática del libro?

MJER: Es un libro que procede de una tesis doctoral de hace un par de años, que tenía por objetivo principal conocer la manera en que las representaciones de la escuela o la educación en general que tenían los jóvenes condicionaba o determinaba su participación en otros campos prácticos, como es la elaboración de su proyecto de vida, la idea de ciudadanía que tenían, en su posible participación en el amplio campo político.

Lo que terminamos encontrando es que la idea que se forman de estudiar o no estudiar va condicionando la perspectiva que tienen en esos distintos campos prácticos. Por ejemplo, la idea que tienen sobre proyecto de vida está centrado exclusivamente en la continuación de los estudios, se imaginan una línea así tal cual, directa, sin posibles salidas o abandono escolar, sino como el único proyecto posible que es seguir estudiando, en los que ya están estudiando.

También el trabajo da cuenta no solo de aquellos jóvenes que ya estaban en la escuela sino de aquellos que ya se encontraban afuera, que se encontraban trabajando, los que estaban desempleados, quienes están como amas de casa. En los que ya no estaban en la escuela, la idea de los estudios seguía teniendo mucho peso por una razón principal que nosotros encontramos que el asistir a la escuela los habilita para decir cualquier cosa en los distintos espacios, es decir, quien no está en la escuela está deshabilitado para poder participar en la política, no tienes los elementos suficientes para ejercer la política pero no es que no la tenga, esa es la representación que tienen los jóvenes y sobre todo su futuro económico, social se ve muy imposibilitado por no continuar sus estudios.
Entonces el peso que tiene asistir o no a la escuela, les va formando la idea de que pueden tener éxito, pueden tener intervención o no en esos distintos campos prácticos y nos referimos a la posible elaboración de un proyecto de vida, qué es lo que van a hacer a futuro, su participación como ciudadanos y en el ejercicio más amplio de lo que sería el campo político.

Para el ejercicio de la ciudadanía y en el campo político, finalmente quienes no continuaron estudiando, ven imposibilitada esa participación porque dicen no saber lo que es democracia, lo remiten al saber formal, se sienten con pocas habilidades para participar y lo que continuaron si ven posibilidades de intervención pero tienen una postura un poco más crítica hacia el campo político y dicen no querer participar por ser campo de confrontación de peleas y asumen una perspectiva convencional, de participación formal de más bien ir y emitir su voto pero no hay, por este aparente espacio de conflicto que es la política y la ciudadanía general, no hay un interés por participar en los jóvenes que todavía estudian.

Estamos ante un dilema, la escuela no parece propiciar capacidades o habilidades para que los jóvenes se involucren de manera crítica y sin embargo, en los jóvenes que no continuaron estudiando y que se enfrentan al desempleo, sobre todo en espacios comunitarios, si hay posibilidades de participación porque se enfrentan a temáticas más concretas como son desde el presidente municipal hasta el vecino que tiene una determinada problemática y ven la manera de irlo resolviendo pero esa participación no la conciben como política sino como participación comunitaria, siendo una participación política la sacan bajo la idea del campo porque dicen que el campo político está muy corrompido, entonces no lo consideran como participación política sino como ayuda a alguien con un rostro concreto.

E: ¿Quiénes fueron el sujeto de estudio?

MJER: Fueron jóvenes estudiantes de los últimos años de bachillerato, elegimos dos municipios, uno urbano y uno rural y dentro de esos municipios también un bachillerato urbano y uno rural, en el espacio escolar y en los itinerantes a jóvenes trabajadores y los que se encuentran en el desempleo. Lo que hicimos fueron entrevistas, observaciones, básicamente fue un trabajo etnográfico. Fue realizado en Morelos, pero yo creo que los datos dan también para pensar otro tipo de realidades, diferentes estudios han ido mostrando que estas mismas representaciones o ideas que tienen sobre la elaboración de su proyecto de vida, la importancia que le dan a lo escolar o a la idea que se forman sobre el campo político está presente en muchas partes del País. Yo creo que sí da para pensar una realidad como la de Sonora.

E: ¿A quién va dirigido?

MJER: El libro puede resultar de interés para los jóvenes porque está expresada ahí una generación importante de jóvenes, estábamos en el cambio de sexenio en el 2006, había una arena y un espacio de conflicto interesante, esa generación está ahí presente y puede interesar porque toca temáticas como el abandono escolar, los jóvenes, cuestiones de vulnerabilidad. Puede interesar a los propios maestros de educación media, a los tomadores de decisión que atienden este subsistema de educación media, a los padres de familia puede también interesarles porque están expresadas ahí las condiciones por las cuales estos jóvenes se van formando la idea de posibilidad o no de un proyecto de vida y creo que en general a quienes estén interesados en temáticas educativas puede resultarles interesante.

E: La investigación se realizó en Morelos, es un diferente contexto pero de esta manera, ¿cuál es la principal aportación que puede traer para los jóvenes o quienes lean este libro?

MJER: Habría varias, el libro da cuenta de cómo los jóvenes logran conformar o no su proyecto de vida, por qué es importante el proyecto de vida, pues elaborarlo o no permite trazar un camino a la persona, en el libro van a encontrar la imagen de los jóvenes como una especie de veleta que se va moviendo para dónde va el viento, dicen que no elaboran un proyecto porque piensan que dadas las condiciones no se puede, agarran lo que sea posible, en cambio sí elaborarán uno no tomarían esto que les va presentando la realidad si no que buscan aquello que se trazaron en un principio.
Creo que el libro es una aportación para reflexionar sobre ese aspecto para contribuir desde las instituciones educativas para que en las escuelas se logre elaborar el proyecto. En general hay poca crítica de los jóvenes que están en las escuelas para determinar si un proyecto es vigente, es posible o no, se plantean el proyecto escolar únicamente y quienes dejan la escuela, curiosamente, logran desarrollar un perspectiva más crítica al enfrentarse a situaciones adversas como el empleo, eso debería contribuir a que las escuelas en México, en general, miren la importancia de crear un proyecto de vida y que las instituciones haya alguien especializado encargado para ir contribuyendo a que los jóvenes logren elaborar el mismo.

Otra parte tiene que ver con la formación ciudadana o la educación en valores, la mayoría de los jóvenes en ese aspecto estaban mostrando una tendencia a negar lo distinto, lo diverso por una razón: lo asociaban con el campo político, es decir, si en el campo político está la confrontación, está la pelea, la disrupción, entonces en la vida personal yo no quiero eso y piensan: ¿Quiénes son los que generan conflicto? Pues los que se salen de la moral convencional, los que nos suscriben las normas, esa es la idea general que tienen de ciudadanía, el respeto a las normas y a las leyes por el hecho de ser eso, es decir, no hay un ejercicio crítico para ver si el proceso de ley está funcionando o no. En la educación media sobre todo hay una ausencia importante para la formación de la ciudadanía y creo que el libro pone un acento importante en eso, en otros niveles hay todavía ciertas asignaturas o materias que hacen que reflexiones sobre el ejercicio ciudadano pero en la educación media parece que son dejados a su suerte, creo que eso se ve reflejado en el libro y eso sería una aportación, por una parte lo importante de la elaboración de los proyectos de vida y por la otra el si es necesario o no que en la educación media se vuelva a plantear la necesidad de seguir formando para la ciudadanía a los jóvenes.