» Convocatorias

  • invcongreso-559 II Congreso de Investigación. Instituciones, gobierno y sociedad »

    El Colegio de Sonora invita a participar con ponencias en el II Congreso de Investigación. Instituciones, gobierno y sociedad que se llevará a cabo el [...]

  • maestria-559 Maestría en Gestión Integral del Agua »

    El Colegio de Sonora, a través del Centro de Estudios en Gobierno y Asuntos Públicos (CEGAP) y el Cuerpo Académico Gestión Integral del Agua, inicia [...]

» Novedades Editoriales

  • rys62-564 región y sociedad 62 »

    región y sociedad número 62

  • pescadora-559 “Soy pescadora de almejas…” respuestas a la marginación en el Alto Golfo de California »

    Gloria Ciria Valdez-Gardea, El Colegio de Sonora (Segunda edición, 2014)

FOTO DE LA SEMANA: “Sin título”

La imagen fue capturada por Esther Padilla Calderón.

Los invitamos a publicar fotografías de su agrado para esta sección semanal. Enviar fotos al correo: asanchez@colson.edu.mx

documentos-564

El uso de las TIC en el aula: retos y escenarios en la sociedad de la información.

Francisco Javier Landeros Jaime*

Las tecnologías de la  información y la  comunicación (TIC) han modificado las prácticas de las personas durante los últimos años; desde las relaciones sociales hasta el acceso a materiales específicos: texto, audio, video, audiovisual… Sin embargo, la utilización de las TIC en el aula muestra un desarrollo asincrónico con el alto consumo tecnológico por parte de los estudiantes de educación superior.

La falta aprovechamiento de las herramientas tecnológicas en el salón de clases,  impacta en la transmisión de nuevos conocimientos por parte del docente hacia el alumno en el contexto de la Sociedad de la Información (SI).
Las TIC y Sociedad de la Información

La última década se ha distinguido por el incremento exponencial de la utilización de diferentes herramientas tecnológicas que permiten a las personas mantener comunicación en todo momento; teléfonos celulares inteligentes, computadoras, tabletas; el común denominador de todos ellos es la facilidad que brindan para poder acceder a Internet, sin importar el lugar en el que el usuario se encuentre, de igual manera para quien recibe los mensajes emitidos a través de los diferentes canales de comunicación.

En primera instancia es pertinente retomar a Adell (1998), citado por Fernández (2001), quien define a las TIC como un “conjunto de dispositivos, herramientas, soportes, y canales para la gestión, el tratamiento, el acceso y la distribución basada en codificación digital y en el empleo de la electrónica y la óptica en las comunicaciones”.

Inmersos en un contexto que los teóricos de la comunicación definen como Sociedad de la Información (SI), y cuyos integrantes son aquellos que se encuentran conectados a la red, se encuentra el bajo aprovechamiento de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) por parte del docente dentro de su práctica laboral de enseñanza.

En la SI “la información pasa a convertirse en el factor decisivo (…) y genera con ello cambios profundos en todos los ámbitos de la vida: culturales, políticos y sociales, sobre todo determinados por la transformación de las condiciones espacio-temporales en las interacciones entre los miembros de esas sociedades” (Salvat y Serrano, 2011 p. 24).

No obstante, a pesar de las modificaciones que esto genera en la vida cotidiana, las prácticas en el aula continúan estáticas, al menos en el uso de las TIC por parte del profesorado. Dicha idea, Vaillant (2013, p. 7) la refuerza al señalar que “es probable que la escuela deba entender que se requieren nuevos modelos de educación para que el docente pueda incorporar TIC (…) para llevar a cabo procesos nuevos e innovadores que permitan explorar otras formas de pensar y hacer educación”.

Desde hace más de una década, Fernández (2001, p. 140) sentó las bases de la urgencia de Vaillant, al advertir que “la tecnología ha supuesto cambios considerables en el desarrollo de diferentes áreas de la actividad humana; sin embargo, la escuela no ha sido afectada de la misma manera”.

En ese sentido, los autores reconocen la rapidez y fluidez del desarrollo de las tecnologías, pero a la vez lamentan como éstas han rebasado sobremanera a los y las docentes, quienes a diario se topan con una realidad que los supera. Cabe señalar que la incorporación de las TIC se encuentra lejos de ser algo meramente material, en el entendido de que toda dinámica e interacción ─educativa─ debe ser fortalecida mediante un proceso teórico-metodológico que refuerce la práctica; que desarrolle la competencia.

Incorporando las TIC a las aulas

La interrogante que impera se relaciona con los motivos por los cuales los docentes siguen sin incorporar las TIC a los salones de clases, lo que supone una brecha en contraste con las dinámicas de los alumnos y sus nuevas formas de aprendizaje.

Se debe considerar que es insuficiente proveer a las instituciones educativas, como se hace en la actualidad bajo el argumento de implementación de políticas públicas novedosas en materia educativa, de la infraestructura tecnológica o TIC. “El uso exitoso y la integración de las TIC en las escuelas demanda mucho más que la provisión de la infraestructura básica (…) Cada escuela debe planificar el cambio guiado por las TIC” (Morrisey, 2006, p. 89). Proceso en el que de manera obligada se deberán incluir las capacitaciones docentes en el manejo, incorporación, actualización y motivación; para el uso de las Tecnologías de la Información y la Comunicación.

En la actualidad persiste ─en distintas escuelas─ personal docente que se resiste a utilizar las TIC como una herramienta dentro de sus planeaciones didácticas, lo que nos remite a la interrogante con la que inicia este apartado, cuyas respuestas pueden orientarse en dos sentidos: el primero, a la falta de oportunidades de capacitación por parte de las mismas instituciones educativas dirigida a la planta docente, sin importar la disciplina a la que ésta se enfoque. Y segundo, al desinterés por parte del profesorado ─por distintas razones─ a la actualización académica, aspecto de suma importancia en un escenario cambiante como en el que vivimos.

El éxito depende, de manera importante, de las actitudes de los docentes. Y aun cuando los docentes sean competentes en las TIC y tengan una actitud positiva hacia ellas, es frecuente que los maestros y los profesores no consigan integrarlas a sus actividades pedagógicas en el aula. La explicación de tal situación refiere a los procesos de formación inicial, continúa Vaillant (2013, p. 25).

En síntesis, las escuelas le han apostado a la infraestructura y a los espacios educativos orientados a la enseñanza del uso de las TIC para los alumnos. No obstante, en este proceso de aprendizaje de los estudiantes, es posible que el profesor ─si no es que ya lo está─ se estanque en un contexto de desventaja frente a quienes ocupan una silla para recibir información con el propósito de reforzar su andamiaje cognitivo.

El reto principal es diseñar e implementar estrategias de incorporación de las TIC a las planeaciones didácticas, en las que los profesores participen de manera activa ─previa capacitación, la cual deberá ser constante─ para facilitar de manera igualitaria la enseñanza y el aprendizaje.

En caso contrario, los dos escenarios que se podrían presentar son los siguientes:
Primero: el alumno rebasa al profesor en el uso de la tecnología ─específicamente en cuestiones pedagógicas─ lo que impactará de manera negativa, al provocar desinterés en el estudiante, en relación a los aportes que el docente pudiese proporcionar para la mejora de los productos a realizar.
Segundo: El nivel educativo se estanca debido a la poca capacidad de reacción frente a las necesidades de la sociedad, la cual poco a poco se va “digitalizando” y exigiendo nuevas formas de enseñanza ante las nuevas maneras de aprender.
Bibliografía

Fernández, M. (2001). Aplicación de las nuevas tecnologías en la educación.
Morrisey, J. (2006). El uso de TIC en la enseñanza y el aprendizaje. Cuestiones y desafíos.
Salvat, G. y Vicente Serrano. (2011). La revolución digital y la Sociedad de la Información. Comunicación Social Ediciones y Publicaciones.
Vaillant, D. (2013). Integración de TIC en los sistemas de formación docente inicial y continua para la Educación Básica en América Latina. UNICEF.

*Maestro en Ciencias Sociales por El Colegio de Sonora. Profesor del Departamento de Psicología y Ciencias de la Comunicación de la Universidad de Sonora.