» Convocatorias

  • invcongreso-559 II Congreso de Investigación. Instituciones, gobierno y sociedad »

    El Colegio de Sonora invita a participar con ponencias en el II Congreso de Investigación. Instituciones, gobierno y sociedad que se llevará a cabo el [...]

  • maestria-559 Maestría en Gestión Integral del Agua »

    El Colegio de Sonora, a través del Centro de Estudios en Gobierno y Asuntos Públicos (CEGAP) y el Cuerpo Académico Gestión Integral del Agua, inicia [...]

» Novedades Editoriales

  • rys62-564 región y sociedad 62 »

    región y sociedad número 62

  • pescadora-559 “Soy pescadora de almejas…” respuestas a la marginación en el Alto Golfo de California »

    Gloria Ciria Valdez-Gardea, El Colegio de Sonora (Segunda edición, 2014)

FOTO DE LA SEMANA: “Así me veo”

La imagen fue capturada por Jesús Morales.

Los invitamos a publicar fotografías de su agrado para esta sección semanal. Enviar fotos al correo: asanchez@colson.edu.mx

docus-566

Blanca Valenzuela comenta el libro “Educación, política y proyecto de vida en los jóvenes”

La obra Educación, política y proyecto de vida en los Jóvenes del autor Marcos Jacobo Estrada Ruiz, editada por El Colegio de Sonora y la Universidad Autónoma de Morelos, analiza el modo en que la escuela influye en la vida de los jóvenes.

La estructura del libro está compuesta por los apartados siguientes:

Introducción

I.- Los jóvenes, la escuela y el proyecto de vida.

II.- La emergencia de la formación ciudadana (Ciudadanía y campo político).

III.-  El proyecto de vida de los jóvenes: entre el estudio y el trabajo. Ámbitos de sentido sobre su realización (desrealización) como sujetos.

IV.- Representaciones de la escuela: presencia permanente en los campos prácticos.

V.- Las representaciones de la ciudadanía en los jóvenes; sobredeterminación de lo convencional.

VI.- Campo político y juventud.

Y cierra con conclusiones.

El contenido del texto convoca a hacer un análisis de cómo influye la escuela en la vida de los jóvenes, tomando en cuenta las condiciones para el análisis en la  representación hegemónica. Aborda datos sobre la situación específica de los jóvenes de Morelos, acerca de lo cual concluye que “a pesar de los datos que reflejan las condiciones en los niveles de escolaridad de los jóvenes morelenses, la escuela sigue predominando en sus horizontes”.

Los ejes principales de la investigación consisten en poner al descubierto si las representaciones sobre la escuela tienen relación con el proyecto de vida, la ciudadanía y el campo político. El investigador (Marcos Jacobo Estrada) muestra su interés por indagar acerca de lo que pensaban los jóvenes estudiantes, pero también por conocer qué pensaban los jóvenes que no estaban estudiando y que se dedicaban a trabajar, o que estaban desempleados, o que desempeñaban actividades en el hogar. Es así un estudio comparativo entre jóvenes del medio urbano y del medio rural, que se refiere a estudiantes de nivel preparatoria.

El autor plantea las siguientes interrogantes: ¿Cuáles son las representaciones sobre la escuela?, ¿Cuál es su contenido?, ¿Cuáles son las que existen acerca del proyecto de vida?, ¿Qué relaciones mantienen entre sí la ciudadanía y el campo político?, ¿Cuál es la similitud o diferencia entre los jóvenes estudiantes y entre los trabajadores?

En conclusión, el objetivo fue identificar y descubrir las representaciones y las valoraciones que los jóvenes estudiantes y los jóvenes trabajadores tienen de la escuela, así como comprender la manera en que las relacionan con sus proyectos de vida, con la ciudadanía y la política.

La riqueza metodológica de este libro logra un análisis de las representaciones sociales desde el abordaje hermenéutico, con técnicas cualitativas (discursos, análisis de contenido, estudio de caso) y desde la perspectiva de los sujetos participantes, el análisis y tratamiento de los datos que permitió identificar el estatus de representación social.

Estrada Ruiz acude así mismo a los trabajos de Rafael Segovia (1975), quien hizo un estudio acerca de la politización de los niños mexicanos (mandar y obedecer), como fuente inspiradora para su análisis. Este trabajo permite distinguir el puente entre dos campos en los estudios de juventud y el campo educativo.

A partir del diario de campo se determinan las técnicas y diseño de instrumentos para el acopio de datos en los espacios escolares (observación participante y entrevista a profundidad) y laborales (entrevistas abiertas y semiestructuradas) con estudiantes de tercer año de bachillerato (entre 17 y 22 años) del medio urbano y rural y con jóvenes que laboraban en espacios fáciles de acceder. La estrategia de campo utilizada fue el diario de campo, es decir, la observación “por eventos”.

 Los capítulos uno y dos corresponden al planteamiento del problema: Los antecedentes en el campo de la investigación educativa donde “se discuten proyecto de vida” y “juventud” en el primero,  y la descripción de las diferentes concepciones sobre educación y la finalidad de las instituciones educativas en la formación y acceso la ciudadanía (currículo – ciudadanía y campo político, formación cívica y educación en valores) en el segundo.

Del capítulo 3 al 6 se presentan los referentes de los jóvenes estudiantes y los jóvenes trabajadores del medio urbano, y luego de los jóvenes del medio rural, habida cuenta que este es un estudio comparativo:

El capítulo tres se dedica a los proyectos de vida de los jóvenes caracterizados, en términos generales, como el movimiento entre el estudio y el trabajo, realización y desrealización.

El capítulo cinco se posiciona ya dentro del campo político explícito y las representaciones sobre la ciudadanía. Tiene como componente esencial la sobredeterminación de la perspectiva convencional.

El capítulo seis es, de lleno, el de las representaciones sobre el campo político, caracterizado también por el componente formal, por la negociación del conflicto y las ambivalencias de la democracia, así como el estigma de transitar por el campo sin estar habilitado, cuestión que proviene de las representaciones de la escuela.

El libro termina con un análisis comparativo de las representaciones. A través de los contenidos de éstas se arriba a conclusiones, relacionando los espacios y los medios urbano y rural; además, se concluye también a partir de las preguntas de investigación y se finaliza con una serie de inferencias generales.

Recapitulando, la política se encuentra bajo representaciones concordantes con el proyecto de vida, la escuela y la ciudadanía para los jóvenes, siendo precisamente las de la escuela las que influyen en gran parte de sus otras representaciones.

En el medio urbano escolar, la representación fuerte es la formal. Lo político irrumpe en sus vidas por medio del ejercicio electoral, asociado al trámite de su credencial de elector. También se muestra la representación de la democracia como la que trasciende al campo y la representación del conflicto.

Las diferencias con los jóvenes que trabajan en el mismo medio urbano no son muy claras a primera vista, más bien son concordantes, pues su representación hegemónica es el conflicto.

Igualmente, los sujetos consideran que para actuar y desempeñarse en la escuela, así como en la política y la democracia, se necesita tener ciertas características y competencias. Así, y sin duda, la escuela conforma la representación fuerte para habilitar la actuación en los distintos campos y guiar todo este proceso. Existe también la representación sobre la democracia como externa e interna al campo político, que es una muestra de los dilemas a los que se enfrentan estos jóvenes.

El sentido sobre la política que cierra las representaciones de los estudiantes del medio rural que observamos, es el del servicio. La política se debe regir por la búsqueda del bien común “por el bien de todos” y, en este contexto comunitario, donde conocen claramente lo que les afecta, condicionan su participación a la posibilidad de contribuir a resolver dichas problemáticas.

Con los jóvenes trabajadores del medio rural, la concordancia con el medio urbano es el hallazgo, aunque en este medio predomina la figura del estigma, pues la vergüenza de hablar del campo y de involucrarse es lo que más alimenta esta representación.  Y el hecho es que, aunque lo nieguen, el campo político está presente y existe interés y reconocimiento de la importancia de participar. Este dilema se resuelva bajo otro orden.

La segunda representación es la democracia que trasciende los campos y, por último, la política como servicio, que provienen del dispositivo comunitario que acerca las relaciones. Ahí hay reconocimiento del otro, del vecino, el amigo, el hermano; ven las posibilidades concretas de resolver incluso las propias problemáticas que les afectan y esto lleva a que la relación con lo público sea más clara y a que se identifiquen los campos en los que se podría intervenir para resolverlos desde la política, así es que valoran positivamente al campo como servicio.

En la página 286 se presenta la figura 58, que representa los conceptos estructurales de los jóvenes estudiantes tanto del medio urbano como del medio rural. Esta figura permite hacer una lectura de los principales aspectos del estudio comparativo de las representaciones en los medios y los espacios. Información que permite concluir los principales aspectos abordados en este trabajo de investigación, realizado en el medio urbano y rural, acerca del proyecto de vida de la política y la educación en sus representaciones

Proyecto de vida

Para los jóvenes estudiantes de ambos medios se concluye que el proyecto de vida es un proceso que se centra en los estudios y a través de esto se espera conseguir éxito económico y sobrevivencia.

Para los jóvenes trabajadores de ambos medios se concluye que el proyecto de vida consiste en regresar a la escuela para darle un sentido a su vida y no quedar desrealizado, pero como esto es en la mayoría de los casos poco probable, entonces los proyectos de mayor peso, por factibles, son el de la familia y el lograr la realización de los otros.

Escuela

Para los jóvenes estudiantes de ambos medios se concluye que la escuela es un medio para lograr el reconocimiento social, para ser alguien en la vida. Para conseguirlo, la estrategia principal es la combinación de los campos: estudiar y trabajar.

Para los jóvenes trabajadores de ambos medios se concluye que el logro del reconocimiento social es una aspiración constante y por eso se espera regresar a la escuela, implementando también la estrategia de combinación de los campos para conseguirlo; sin embargo la vida en el trabajo lo imposibilita.

Los elementos comunes son el reconocimiento social y la estrategia de combinar los campos.

Ciudadanía

Para los jóvenes estudiantes de ambos medios se concluye que la ciudadanía es una práctica convencional en la que se espera que no haya conflicto.

Para los jóvenes trabajadores de ambos medios se concluye que la ciudadanía es una práctica convencional porque impera el desconocimiento de las implicaciones de ser ciudadano.

Los elementos comunes son los mismos.