» Convocatorias

  • invcongreso-559 II Congreso de Investigación. Instituciones, gobierno y sociedad »

    El Colegio de Sonora invita a participar con ponencias en el II Congreso de Investigación. Instituciones, gobierno y sociedad que se llevará a cabo el [...]

  • maestria-559 Maestría en Gestión Integral del Agua »

    El Colegio de Sonora, a través del Centro de Estudios en Gobierno y Asuntos Públicos (CEGAP) y el Cuerpo Académico Gestión Integral del Agua, inicia [...]

» Novedades Editoriales

  • rys62-564 región y sociedad 62 »

    región y sociedad número 62

  • pescadora-559 “Soy pescadora de almejas…” respuestas a la marginación en el Alto Golfo de California »

    Gloria Ciria Valdez-Gardea, El Colegio de Sonora (Segunda edición, 2014)

  • educacion-554 Educación, política y proyecto de vida en los jóvenes »

    Marcos Jacobo Estrada Ruiz. El Colegio de Sonora- Universidad Autónoma del Estado de Morelos (2014)

FOTO DE LA SEMANA: “Valente”

La imagen fue capturada por José Martín Aguirre Villalvazo y se nombró Valente al pequeño porque nació el 14 de febrero.

Los invitamos a publicar fotografías de su agrado para esta sección semanal. Enviar fotos al correo: asanchez@colson.edu.mx

documentos-567

La doctora Emilia Castillo Ochoa (Unison) comenta “Educación, política y proyecto de vida en los jóvenes”

El presente libro de Educación, Política, y proyecto de vida en los jóvenes de Marcos Jacobo Estrada Ruiz, es producto de una investigación que aporta conocimientos a la línea Estudios de juventud y educación, y también a la línea del Consejo Mexicano de Investigación (COMIE) Actores de la educación, en la que entran alumnos, estudiantes en todas sus modalidades.

Se aborda la influencia de la escuela en el proyecto de vida de los jóvenes; cómo perciben esta influencia los propios estudiantes tanto al interior de la institución escolar o fuera de ella en su proyecto vital y como una meta que, en prospectiva, tendrían que lograr. Una meta que es parte de su imaginario, pero que cuyo cumplimiento no se puede medir de manera objetiva.

Posteriormente, estas representaciones sobre la escuela y el proyecto de vida se relacionan con la ciudadanía y el campo político.

Los actores de la investigación son estudiantes de educación media-superior adscritos a una institución escolar y se enfoca también a aquellos que se dedican solo a trabajar u otras actividades. Se incluyen jóvenes del medio urbano en el contexto rural.

El paradigma de investigación fue eminentemente cualitativo, con método de estudios de casos.

Es un estudio descriptivo de las representaciones que los jóvenes, hombres y mujeres, estudiantes y jóvenes trabajadores tienen de la escuela y permite la comprensión de la relación entre proyecto de vida, ciudadanía y la política.

El abordaje de las representaciones fue hermenéutico, con énfasis en las percepciones y los significados a partir de los actores. El análisis se lleva a cabo a partir del discurso de entrevistas semi-estructuradas y a profundidad. Se acude a la metodología de observación participante, lo que algunos autores definirían como paquete metodológico.

El campo de investigación estuvo representado por dos preparatorias. Una de contexto urbano y otra rural, igual que dos espacios laborales. Se abordaron las representaciones de jóvenes estudiantes y jóvenes trabajadores en edad de 17 a 22 años, con criterios de inclusión, desde la perspectiva cualitativa.

El análisis de resultados fue posible por la investigación básica previa, que permite abordar antecedentes de estudios, teorías y modelos que han abordado la dimensión en el campo social, y el planteamiento de variables de Marcos Jacobo Estrada, el cual se realiza de manera interdisciplinaria. Este enfoque demanda preguntas de investigación, su dimensión y variables, objetivos de estudio.
El libro nos ofrece un recorrido teórico pasando por la problematización hasta llegar al abordaje comparativo de las percepciones y significados de los jóvenes estudiantes del medio urbano y rural, jóvenes trabajadores del medio urbano y rural al exponer su proyecto de vida, su realización como estudiantes y su desrealización, como lo señala Marcos, por no haberse incorporado a la escuela, ya que ésta se percibe como la que otorga oportunidades, habilitación, adquirir saberes, mejorar nivel de vida, oportunidades laborales y económicas.

A la distancia, es percibida por el joven trabajador como la oportunidad que no se tuvo y la que se añora para pasar de un proceso de “desrealización” a la realización de este proceso como parte del proyecto de vida. Este último hallazgo es más acentuado en los jóvenes trabajadores del medio rural. El joven estudiante del medio rural percibe en su proyecto de vida la escolarización para la supervivencia y, fundamentalmente, para el trabajo.

Los jóvenes que integran los casos de este estudio hacen la distinción entre estudiar y trabajar, y le dan una valoración más positiva al estudiar como parte de lo aprendido en su habitus. Es por su influencia —como política educativa hegemónica relacionada con educación movilidad social y reconocimiento social— que los estudiantes ponen en el centro de su proyecto de vida los estudios, como móvil económico y sobrevivencia. Los jóvenes trabajadores, en su imaginario, proyectan regresar a la escuela, pero en ambos casos (estudiantes y trabajadores) si el logro educativo no es posible, su asidero casi per se es el proyecto familiar.

La escuela es una posibilidad de avance social y se considera que puede ser posible la combinación del campo escolar y laboral para los estudiantes. Los trabajadores también lo consideran así, aunque el proyecto queda inconcluso en la medida en que el contexto laboral influye en el abandono escolar.

La ciudadanía es percibida por los jóvenes estudiantes como una práctica convencional. Esto determina el nivel de participación vinculado al respeto de normas y leyes. A los estudiantes la ciudadanía se les presenta en la escuela como un escenario. Los jóvenes trabajadores coinciden con los jóvenes estudiantes y restringen la práctica de ser ciudadano a procesos formales como el voto. Su incidencia es de participación comunitaria y de casi nula participación.

Para los estudiantes la política se relaciona con la propensión al conflicto, y la valoración de su uso práctico se vincula con la participación en comunidad, con un valor comunitario y no político. Usando el concepto de democracia, se vincula con una participación formal en procesos de emisión de voto.

Los jóvenes trabajadores por su parte, también perciben la política con una práctica vinculada con el conflicto. Relacionan el uso de la democracia —al igual que los estudiantes— con la participación en comunidad. En este caso, la prioridad es de participación y solidaridad comunitaria.

Para los jóvenes estudiantes del medio urbano la ciudadanía significa algo convencional, que pasa necesariamente por un proceso homogéneo. El joven trabajador también la representa de manera convencional, pero restringida al proceso de votar.

El presente proyecto de investigación aporta un análisis comparativo de las representaciones donde las categorías estudiadas tienen influencia de los espacios (escuela-trabajo) y los medios (urbano y rural). Esto permite conocer aspectos que coinciden y difieren entre los casos que se abordan.

A partir de su descripción, el autor señala otros procesos para responder a las interrogantes que se desprenden como futura agenda de investigación:
• Transferir el modelo teórico-metodológico que se construye a otros contextos como es el caso de los jóvenes de educación media-superior en Sonora para iniciar procesos comparativos.
• Analizar las dimensiones y variables desde una perspectiva cuantitativa que permita un análisis mixto o mixto integrado.
• Profundizar en hallazgos desde la perspectiva de género.
• Abordaje desde la mirada de otros actores sociales como son los padres de familia.
• Indagar sobre la relación control parental, escuela, y el ser joven trabajador.