» Convocatorias

  • invcongreso-559 II Congreso de Investigación. Instituciones, gobierno y sociedad »

    El Colegio de Sonora invita a participar con ponencias en el II Congreso de Investigación. Instituciones, gobierno y sociedad que se llevará a cabo el [...]

  • maestria-559 Maestría en Gestión Integral del Agua »

    El Colegio de Sonora, a través del Centro de Estudios en Gobierno y Asuntos Públicos (CEGAP) y el Cuerpo Académico Gestión Integral del Agua, inicia [...]

» Novedades Editoriales

  • rys62-564 región y sociedad 62 »

    región y sociedad número 62

  • pescadora-559 “Soy pescadora de almejas…” respuestas a la marginación en el Alto Golfo de California »

    Gloria Ciria Valdez-Gardea, El Colegio de Sonora (Segunda edición, 2014)

  • educacion-554 Educación, política y proyecto de vida en los jóvenes »

    Marcos Jacobo Estrada Ruiz. El Colegio de Sonora- Universidad Autónoma del Estado de Morelos (2014)

FOTO DE LA SEMANA: “Valente”

La imagen fue capturada por José Martín Aguirre Villalvazo y se nombró Valente al pequeño porque nació el 14 de febrero.

Los invitamos a publicar fotografías de su agrado para esta sección semanal. Enviar fotos al correo: asanchez@colson.edu.mx

ysinembar-567

Los ricos y la política

Nicolás Pineda*

Una cosa que ha llamado la atención en este proceso electoral es la alta participación de las elites económicas del estado. Desde que llegó Bours a la gubernatura en 2003, noté el cambio hacia perfil empresarial adinerado en la clase política. Ahora en este proceso, si incluimos los apellidos de los conyuges tenemos a Gándara Fernández, Pavlovich Torres, Gándara Camou y Astiazarán. En Cajeme compiten Bours y Félix. Además, desde hace varios sexenios en los altos círculos de la política es muy influyente un Mazón. Es como que la página de sociales se brincó a las columnas políticas. Me pregunto: ¿A qué se debe este cambio en el perfil de la clase política? ¿Qué consecuencias tiene para los asuntos de gobierno? ¿Qué pasó con la movilidad social?

La teoría de las elites
Para tratar de contestar mis preguntas recurro a revisar las ideas de los teóricos de las elites. Ahí me encuentro primeramente la llamada “ley de hierro de la oligariquía” de Robert Michels. Ésta es una teoría que dice que las oligarquías son inevitables y que en toda organización diferenciada tiende a haber dos grupos: los que gobiernan y los gobernados. Los intereses y puntos de vista de los gobernantes tienden a ser diferentes de los de los gobernados. Esto se observó en los sindicatos en donde los dirigentes detentaban intereses diferentes a los de los agremiados. En Sonora se trata de que las elites económicas ya no quieren ser gobernados sino gobernantes.

Sin embargo, los mismos politólogos dicen que el hecho de que sea inevitable no exime a los partidarios de la democracia de la necesidad de luchar contra la oligarquía. Aquí es donde plantean diversas maneras de luchar contra las elites. Gaetano Mosca plantea lo que llama la “defensa jurídica” que más o menos quiere decir que a las oligarquías hay que controlarlas y amarrarles las manos con leyes. Mosca habla de un conjunto de mecanismos sociales y legales para regular la disciplina y el sentido moral de los oligarcas. Esto lleva a reflexionar sobre qué puede hacer la defensa jurídica cuando el estado de derecho es tan precario. Por otro lado, Pareto habla de la necesidad de la circulación de las elites. No debe de permitirse que se estacionen en el poder. Hay que mantenerlas en movimiento para que no se apropien del poder y se vuelvan una monarquía.

Mosca es el que más desarrolla el tema en su teoría de la clase política. Él pone atención en los requisitos que se practican para tener acceso a la clase política gobernante y que son: el valor militar, la riqueza, el nacimiento y el mérito personal. En Sonora, el valor militar hace mucho que dejó de ser factor y el mérito personal vale en todos los casos. Lo que se observa en Sonora es la emergencia de los requisitos de riqueza y de nacimiento.

Qué significa para Sonora
No estoy seguro si este fenómeno se repite en otros estados, pero me da la impresión de que en Sonora es especialmente claro y notorio. En otros estados se da en alguna medida pero no con la misma claridad ni tan evidente como en Sonora. ¿A qué se deberá? ¿Será que ahora el mejor negocio es la política? ¿O será un impulso altruista y filantrópico de querer ayudar al prójimo? ¿Estarán dejando sus negocios a un lado para dedicarse a la política o ahora es cuando más van a tratar de que les vaya bien a sus negocios? ¿Significará que ahora en Sonora se va a combatir más la pobreza y vamos a ser más igualitarios o más bien que ahora va a haber mayor diferenciación social y clases sociales más marcadas? ¿Qué piensa usted?

Algo que se ve evidente es que se da tanto en el PRI como en el PAN (y que la izquierda está coptada y pulverizada). El asalto de las clases altas al poder se hace tanto a través del partido que todavía se dice revolucionario como del que es más conservador. Esto nos habla de que las diferencias de agenda política entre los dos partidos en realidad no son tan marcadas y más bien las elites, independientemente del partido, comparten y privilegian sus intereses de clase.

Entre las explicaciones posibles de este fenómeno está la de que la competencia electoral vuelve muy costosas las campañas y sólo los ricos pueden financiar una campaña. Ningún pobre puede darse el lujo de arriesgar su poco dinero a buscar ser candidato. Esto es vigente en Estados Unidos pero también en México en donde a pesar de que hay financiamiento público a los partidos y campañas, se denota claramente que los gastos de campaña comienzan realmente mucho antes y exceden con mucho los topes legales establecidos. Cuando se ven obligados, muchos candidatos declaran que reciben ayuda de sus amigos empresarios. La pregunta que surge entonces es cómo les pagan o compensan la deuda. O incluso, cómo recuperan los mismos candidatos sus propias inversiones.

En resumen, esta es una paradoja de nuestra democracia sonorense. Ahora que los votos cuentan y que hay más competencia electoral, los candidatos provienen de la clase social alta.

*Profesor-investigador de El Colegio de Sonora. nicolas.pineda.p@gmail.com