» Convocatorias

  • invcongreso-559 II Congreso de Investigación. Instituciones, gobierno y sociedad »

    El Colegio de Sonora invita a participar con ponencias en el II Congreso de Investigación. Instituciones, gobierno y sociedad que se llevará a cabo el [...]

  • maestria-559 Maestría en Gestión Integral del Agua »

    El Colegio de Sonora, a través del Centro de Estudios en Gobierno y Asuntos Públicos (CEGAP) y el Cuerpo Académico Gestión Integral del Agua, inicia [...]

» Novedades Editoriales

  • rys62-564 región y sociedad 62 »

    región y sociedad número 62

  • pescadora-559 “Soy pescadora de almejas…” respuestas a la marginación en el Alto Golfo de California »

    Gloria Ciria Valdez-Gardea, El Colegio de Sonora (Segunda edición, 2014)

FOTO DE LA SEMANA: “Tarde en la Sierra”

La imagen fue capturada por Anahí Apodaca.

Los invitamos a publicar fotografías de su agrado para esta sección semanal. Enviar fotos al correo: asanchez@colson.edu.mx

tiempos-569

Las flores de “peace and love”

Zulema Trejo Contreras*

Con el reciente fallecimiento de Cynthia Powell, mejor conocida como Cynthia Lennon la primera esposa de John Lennon, ha regresado a las páginas de los medio de comunicación impresos, digitales y televisivos la historia de la agitada vida musical y personal de Los Beatles. Se podría decir que Cynthia Powell no tuvo personalidad por sí misma; durante y después de su matrimonio con Lennon fue conocida por ser la esposa o ex esposa del fundador de los Beatles. Con el paso de los años, al tiempo que su hijo Julian fue creciendo, Cynthia pasó de ser la primera esposa de John Lennon, a ser la madre del cantante y fotógrafo Julian Lennon. De hecho, causa tristeza leer las declaraciones de la propia Cynthia cuando, después de un segundo matrimonio, declaró que había retomado el apellido Lennon por cuestiones meramente financieras, es decir, porque con ese apellido se le abrían más fácilmente las oportunidades de negocios. La tristeza a la que hago referencia tiene como origen el hecho mismo de que esta mujer, Cynthia, no fue capaz de crearse una imagen propia. Esta rosa inglesa de los años sesenta no tuvo aroma propio ni al momento de morir. Surgió ante el público mundial como la esposa de John Lennon y murió como la madre de Julian Lennon.

Todo lo contrario sucedió con Linda Eastman, también mejor conocida como Linda McCartney después de su matrimonio con el integrante de Los Beatles, Paul McCartney. A diferencia de Cyntia Powell, Linda Eastman ya tenía una carrera como fotógrafa reconocida cuando conoció a Paul. Luego de su matrimonio, Linda continúo desarrollando su faceta profesional. Sin dejar la fotografía, formó parte de la banda The Wings creada por su esposo en 1971. Ahí cantó y compuso algunas canciones. Al desintegrarse The Wings, Linda se enfocó al activismo como defensora de los derechos de los animales; impulsó un estilo de vida vegetariano, y creó tiendas de comida de este tipo que tuvieron éxito tanto en Estados Unidos como en Inglaterra. Linda murió a fines de la década de los noventa en Tucson, Arizona.

Al igual que a Cynthia, a Linda sin duda el apellido de su esposo le abrió puertas; a diferencia de ella, la personalidad de Linda no se diluyó en la de Paul. Al menos lo que se veía en los medios fue que ambos consiguieron amalgamar sus carreras y sus vidas sin perder cada uno su propia personalidad. La rosa de New York floreció al lado del ídolo de Liverpool.

En cuanto a Yoko Ono, hubo una época en la que prácticamente nadie ignoraba quién era ella; se decía que en cierta ocasión John Lennon dijo que su esposa era la artista más conocida del mundo, pero su obra era la menos conocida. Con aquella frase Lennon daba a entender que la faceta artística de Yoko estaba oculta bajo la sombra que proyectaba sobre ella su propia fama, pues la popularidad de Yoko a nivel mundial estaba ligada a su relación y matrimonio con Lennon. Hasta la fecha la figura de Yoko Ono sigue considerándose el símbolo de la separación, pues es a ella a quien durante mucho tiempo se le ha adjudicado la culpa de la separación del cuarteto de Liverpool.

La imagen de Yoko acompañando a Lennon en su protesta por la guerra desde una cama es emblemática, de la misma forma que lo es el paseo de ambos por Central Park, imágenes que sirven para el video de la canción Woman. Y así como esas, hay muchas imágenes más de la pareja, que han pasado a la historia, incluyendo aquellas en las que Yoko aparece abriendo ventanas mientras John interpreta al piano y canta Imagine. Sin embargo, ¿quién puede decir que conoce los cuadros, fotografías, canciones de Yoko Ono?, probablemente sean menos de quienes conocen su nombre y su historia con Lennon. La rosa oriental aún vive, tan públicamente misteriosa como la primera vez que apareció al lado de John Lennon.

*Profesora-investigadora en El Colegio de Sonora.