» Convocatorias

  • invcongreso-559 II Congreso de Investigación. Instituciones, gobierno y sociedad »

    El Colegio de Sonora invita a participar con ponencias en el II Congreso de Investigación. Instituciones, gobierno y sociedad que se llevará a cabo el [...]

  • maestria-559 Maestría en Gestión Integral del Agua »

    El Colegio de Sonora, a través del Centro de Estudios en Gobierno y Asuntos Públicos (CEGAP) y el Cuerpo Académico Gestión Integral del Agua, inicia [...]

» Novedades Editoriales

  • rys62-564 región y sociedad 62 »

    región y sociedad número 62

  • pescadora-559 “Soy pescadora de almejas…” respuestas a la marginación en el Alto Golfo de California »

    Gloria Ciria Valdez-Gardea, El Colegio de Sonora (Segunda edición, 2014)

FOTO DE LA SEMANA: “¿Hacia dónde?”

La imagen fue capturada por Jesús Morales.

Los invitamos a publicar fotografías de su agrado para esta sección semanal. Enviar fotos al correo: asanchez@colson.edu.mx

observatorios-570

El mundo post Ucrania

Cristian Solís*

Estamos a menos de un mes de que comiencen los festejos del setenta aniversario del fin de la Segunda Guerra Mundial y el inicio de una Europa dividida por una “cortina de hierro”. Una vez más aquel continente se encuentra divido casi por los mismos protagonistas, pero en un mundo diferente. El panorama que predomina no es el de una celebración, sino el de un posible conflicto mundial, pues desde abril del año pasado comenzó una fase de guerra continua en las regiones ucranianas de Donetsk y Lugansk que ha desarrollado una crisis que ha dividido la región en varios frentes y con la capacidad de desencadenar una guerra global.

Cada frente tiene sus propios intereses y las alianzas aún no están definidas, pero irán configurándose si el enfrentamiento sigue creciendo. El frente ruso está decidido a mantener la hegemonía en el espacio post soviético y evitar la influencia de Estados Unidos (EU) y de la Unión Europea (UE). En occidente se encuentra el frente franco-germano (dirigido principalmente por Alemania), cuya postura quizá es la más moderada y complicada, pues aunque rechazan las intervenciones militares de Rusia, no desean un conflicto con ese país ni tampoco un divorcio, pues hay muchos intereses comerciales. El frente estadunidense tiene una decisión clara: expandir su influencia militar y económica para limitar el crecimiento de Rusia. En el frente ucraniano la paciencia ya no es su aliada; si la UE no le da un apoyo total, buscará a Estados Unidos para emprender una ofensiva.Es claro que Poroshenko es antiruso y no admitirá fácilmente la pérdida de las regiones de Donetsk y Lugansk, que prácticamente ya  están controladas por los separatistas.

La iniciativa de Merkel y Hollande en la segunda reunión de Minsk nos revela que no desean un conflicto con Rusia ni la injerencia de Estados Unidos en esa zona. Aliarse a Estados Unidos militarmente, si es que Rusia avanza en su agresión, es el último recurso al que quieren llegar, ya que significa entregarle a Estados Unidos el liderazgo de la mayoría del continente. Fue la amenaza de Estados Unidos en apoyar con armas pesadas a Ucrania, la que impulsó de manera urgente a los alemanes y franceses a volar hacia Moscú y hacer una segunda reunión en Minsk,  esta vez  sin la presencia de las repúblicas separatistas de Donetsk y Lugansk. Desgraciadamente los enfrentamientos continúan y parece que no habrá una paz definitiva.

Rusia intensificó los ataques una vez que cayeron los precios del petróleo. La pregunta es si Putin logrará controlar siempre a estas milicias con el armamento ya proporcionado, pero Putin pretende evitar a cualquier precio los planes de balcanización por parte de Estados Unidos. Los estadunidenses ya tienen tropas en las regiones norte del Báltico aprovechando muy bien la rusofobia que se ha desatado a raíz de este conflicto.

La tibia respuesta contra el Estado islámico por parte de Estados Unidos es tal vez porque éstos esperan que esa organización avance hacia el norte en el Cáucaso y genere una nueva fase conflictiva en Chechenia o Georgia, por lo que Rusia tendría que dividir sus fuerzas. El mejor aliado de EU siguen siendo el océano Pacífico y el Atlántico, pero China se postula como beneficiario de todos estos conflictos.

Los festejos del Día de la Victoria el próximo 9 de mayo en la Plaza Roja serán muy tensos, la canciller alemana ya anunció que no asistirá al evento, por lo que Francia seguirá esa medida; Polonia, Eslovaquia y República Checa tampoco asistirán en solidaridad con Ucrania, seguramente Estonia no asistirá tampoco, y Estados Unidos probablemente tampoco se presentará si es que pretende arrastrar a su causa a los franco-germanos.

La guerra lleva ya un año y según la cifras oficiales de Kiev van cerca de cinco mil muertos, pero una fuente alemana (Sicherheitkreise) estima que las bajas son diez veces más, o sea de cincuenta mil. Esta es la Europa y el mundo setenta años después de la Segunda Guerra Mundial.

*Maestro en Ciencias Sociales por El Colegio de Sonora