» Convocatorias

  • maestria-559 Maestría en Gestión Integral del Agua »

    El Colegio de Sonora, a través del Centro de Estudios en Gobierno y Asuntos Públicos (CEGAP) y el Cuerpo Académico Gestión Integral del Agua, inicia [...]

» Novedades Editoriales

  • rys63-573 región y sociedad 63 »
  • rys62-564 región y sociedad 62 »

    región y sociedad número 62

FOTO DE LA SEMANA: “Pensando en ti”

La imagen fue capturada por Antonio Morales.

Los invitamos a publicar fotografías de su agrado para esta sección semanal. Enviar fotos al correo: asanchez@colson.edu.mx

tiempos-575

Historia, ¿para qué?

Zulema Trejo Contreras*

La frase que da título a esta columna es el título de un libro en el cual se compila una serie de artículos que, desde diversas perspectivas, responden a esa pregunta. El libro, desafortunadamente, es poco conocido fuera del ámbito de la investigación histórica, pues los textos que contiene brindan una respuesta muy clara a esa pregunta que seguido aparece en la mente de las personas cuando alguien les dice que estudia historia o quiere estudiar historia. Es comprensible que cueste trabajo imaginarse no sólo qué hace un historiador, sino para qué sirve lo que hace.

Es de todos conocido que el objeto de estudio de los historiadores es el pasado; tan claro tenemos este dato que nuestra imaginación reproduce automáticamente el estereotipo que nos ha brindado el cine y la literatura de los historiadores, esto es, la imagen de un hombre pulcramente vestido, con lentes y sabio, al punto de saberlo todo acerca de toda época pasada. Esa imagen no tiene parecido con la realidad. De la imagen del historiador pasamos a otra parte del estereotipo, la cuestión memorística que va asociada a esa idea de que los historiadores lo saben todo acerca del pasado. Generalmente suele asociarse el conocimiento histórico con la memorización y esto ha hecho que la mayor parte de los estudiantes en los niveles pre universitarios sientan disgusto por las materias con contenido histórico, y no tiene nada de asombroso que lo sientan, incluso a muchos se les dificulta memorizar cosas. Sin embargo, el conocimiento histórico no es memorizar, sino comprender los sucesos del pasado, conocerlos sin necesidad de recitar fechas, lugares o personajes como si se tratase de una serie numérica.

¿Qué sentido tiene ser historiador?, el mismo sentido que tiene ser físico, matemático, ingeniero, esto es, generar conocimiento a partir de la recolección y el análisis de datos. ¿Qué es lo que produce un historiador?, textos que se publican en forma de libros, artículos, ponencias, capítulos de libros. Las conferencias, pláticas y mesas redondas con tema histórico son también producto del trabajo de los historiadores. Yendo más allá del texto, el historiador también puede fungir como asesor para la elaboración de documentales, películas, obras de teatro y novelas de corte histórico. Hay muchos ejemplos de esta colaboración entre historiadores y cineastas, ejemplos más o menos recientes son la película mexicana “5 de mayo”, el documental “Bacatete”; otras producciones que han recibido el asesoramiento de historiadores son la película “1492” que versa sobre el descubrimiento de América, la telenovela “El vuelo del águila”, la mini serie “Josefina y Napoleón”, etcétera.

Con lo reseñado hasta aquí puede verse que el trabajo de historiar es dinámico, brinda la posibilidad de desenvolverse en varios campos, no requiere capacidades memorísticas extraordinarias, ni permanecer todo el tiempo aislado en el rincón de una habitación con la cabeza inclinada sobre un libro. Lo que sí requiere la investigación histórica es curiosidad por saber qué paso en épocas anteriores, gusto por la lectura, ánimos para aventurarse en esos repositorios del pasado que son los archivos, disposición para utilizar el internet en la consulta de archivos y bibliotecas digitales sin renunciar. Eso es imposible para la juventud actual, a las redes sociales, se pide solamente compartirle a la investigación una parte del tiempo que se les dedica a ellas.

En estos meses El Colegio de Sonora tiene abierta la convocatoria para quienes estén interesados en cursar un posgrado. El Colegio ofrece una maestría y un doctorado en ciencias sociales, con cuatro líneas de investigación, una de ellas es la de Estudios Históricos de Región y Frontera. Los invito a visitar la página web del colegio para conocer más acerca de la convocatoria y la línea de historia.

*Profesora-investigadora de El Colegio de Sonora.