» Convocatorias

  • maestria-559 Maestría en Gestión Integral del Agua »

    El Colegio de Sonora, a través del Centro de Estudios en Gobierno y Asuntos Públicos (CEGAP) y el Cuerpo Académico Gestión Integral del Agua, inicia [...]

» Novedades Editoriales

  • liberalismo-577 Los efectos del liberalismo en México. Siglo XIX. »

    Los efectos del liberalismo en México. Siglo XIX. (2015, COLSON) coordinado por Antonio Escobar Ohmstede, José Marcos Medina Bustos y Zulema Trejo.

  • crisiseco-577 Crisis económica y política antiinmigrante. Efectos en familias mixtas en Estados Unidos y México. »

    Crisis económica y política antiinmigrante. Efectos en familias mixtas en Estados Unidos y México. (2015, COLSON) coordinado por Gloria Ciria Valdéz Gardea y Alvaro Bracamonte [...]

  • sonora15-577 Sonora 2015 »

    Sonora 2015: Balance y perspectivas de la alternancia, coordinado por Alvaro Bracamonte Sierra, Gloria Ciria Valdéz Gardea y Álex Covarrubias (2015, COLSON)

FOTO DE LA SEMANA: “También en NYC”

La imagen fue capturada por Evguenin Lerma.

Los invitamos a publicar fotografías de su agrado para esta sección semanal. Enviar fotos al correo: asanchez@colson.edu.mx

observatorios-577

Elecciones y parques urbanos

Cristina Martínez*

Existe acuerdo en que los parques figuran como elementos estructuradores de las ciudades por su papel en el paisaje y en la vida de sus habitantes, esto es, son el referente clave del medio ambiente y uno de los espacios fundamentales de recreo y/o de interacción social. Sin embargo, es un hecho el déficit de estos espacios en la mayoría de las ciudades mexicanas y particularmente sonorenses.

Hoy como nunca los candidatos a distintos puestos de elección popular han tomado como bandera la creación y el rescate de parques y áreas verdes como respuesta a las demandas de salud y seguridad en la ciudad de Hermosillo. Con esto, parece tomarse en serio un problema denunciado permanentemente por la ciudadanía y retomado insubstancialmente por las autoridades municipales dada su centralidad, pues apenas en la administración actual adquiere primacía.

Hermosillo es la ciudad capital del estado de Sonora con casi 800 mil habitantes y 17 mil hectáreas de superficie; aquí existen 547 áreas verdes  (y son consideradas como tales según el gobierno municipal, los parques, plazas, jardineras y camellones de manera indistinta), de las cuales se destacan por su centralidad al menos diez. La Organización Mundial de la Salud recomienda 9 m² de áreas verdes por persona.

La promesa de los candidatos en sus campañas ha sido un jonrón, en el lenguaje beisbolero, pero no hay que perder de vista su concreción debido a los mecanismos dispuestos para cumplirla en el sistema actual. Para efectos de comprender la producción de parques en la ciudad, es importante tener en cuenta que la política municipal se ha encargado de trasladar esa responsabilidad a las constructoras de vivienda al reglamentar la donación de terreno para las áreas verdes donde estos operan. Se trata de parques vecinales de tamaño pequeño pero no de parques urbanos con dimensiones acordes a la ciudad.

Académicos locales y extranjeros han realizado estudios que demuestran no solo déficit sino inaccesibilidad e inequidad de los espacios actuales. Uno de estos estudiosos es Francisco Lara que comprueba la necesidad de mayores áreas verdes y ofrece los resultados de la siguiente manera: identifica 222 espacios abiertos que suman 107.5 hectáreas lo que significa 2.3 m2 por habitante.

En términos de accesibilidad de la población a los parques en Hermosillo, dice que la zona norte y el centro de la ciudad concentran la mayor parte de los parques urbanos y plazas concurridas por grupos sociales de las distintas colonias. Solamente 4% de la población cuenta con un parque en la colonia.

Lo polémico está en que la zona norte y el centro de la ciudad poseen las colonias de clase media y alta, mientras que el sur y la periferia las colonias de bajos ingresos. En las primeras, los espacios públicos son de mayor calidad y son mejor atendidos por el gobierno municipal, mientras que los pocos parques de las colonias periféricas están descuidados y son poco atractivos para los vecinos. Aún más, resultan ser espacios inseguros y por lo mismo poco visitados.

Nunca está de más recordar que en atención a las recomendaciones de los organismos supranacionales, los tres niveles de gobierno han implementado acciones tales como el Programa de Rescate de Espacios Públicos de la Secretaría de Desarrollo Social, el Proyecto Adopta un Parque o Área Verde de la Secretaría de Infraestructura y Desarrollo Urbano de Sonora, y el Programa de Construcción y Remodelación de Áreas Verdes del gobierno municipal de Hermosillo. A la vista está, que son insuficientes o quizá ineficientes.

Seguramente por lo anterior, se han sumado las acciones coyunturales de los candidatos que desean sobresalir en la próxima justa electoral centrando su atención en la creación y rehabilitación de los parques hermosillenses. La gran ventaja de la ciudadanía es comprobar en breve la autenticidad de las promesas de campaña de los candidatos.

*Profesora-investigadora de El Colegio de Sonora. cmartin@colson.edu.mx