» Novedades Editoriales

  • liberalismo-577 Los efectos del liberalismo en México. Siglo XIX. »

    Los efectos del liberalismo en México. Siglo XIX. (2015, COLSON) coordinado por Antonio Escobar Ohmstede, José Marcos Medina Bustos y Zulema Trejo.

  • crisiseco-577 Crisis económica y política antiinmigrante. Efectos en familias mixtas en Estados Unidos y México. »

    Crisis económica y política antiinmigrante. Efectos en familias mixtas en Estados Unidos y México. (2015, COLSON) coordinado por Gloria Ciria Valdéz Gardea y Alvaro Bracamonte [...]

  • sonora15-577 Sonora 2015 »

    Sonora 2015: Balance y perspectivas de la alternancia, coordinado por Alvaro Bracamonte Sierra, Gloria Ciria Valdéz Gardea y Álex Covarrubias (2015, COLSON)

FOTO DE LA SEMANA: “Gravedad”

La imagen fue capturada por Jesús Morales.

Los invitamos a publicar fotografías de su agrado para esta sección semanal. Enviar fotos al correo: asanchez@colson.edu.mx

vialibre-579

Crónica mínima de una elección (2a. parte)

Alvaro Bracamonte Sierra*

En el inicio de esta crónica, la semana pasada narraba los avatares previos a la instalación de la casilla 0474 básica ubicada en la escuela del barrio El Torreón.

Continúo en esta entrega comentando sobre lo sucedido en esa histórica jornada. Como era de esperarse, el arranque de la votación fue accidentado ya que armar urnas y mamparas, contar las boletas disponibles, llenar las actas de instalación, recibir a los representantes de partidos, checar los bolígrafos de tinta indeleble, sacar punta a los crayones que utilizarían los votantes, ubicar la perforadora de credenciales y organizar la abundante papelería no es cualquier cosa, sobre todo en medio de dudas y confusiones sobre el qué hacer que reinaba entre los funcionarios de casilla.

De acuerdo con el manual de capacitación, la casilla debe empezar a colocarse a partir de las 7:30 de la mañana y la votación no debe, por ningún motivo, iniciar antes de las 8:00. Se deduce, dada esta restricción, que todos los preparativos de instalación deben hacerse en media hora lo cual, si es improbable en condiciones normales, menos factible resulta tomando en cuenta que la escasa calidad de los materiales complicaba el montaje de urnas y mamparas, que en un principio la tinta indeleble no funcionaba y que otros avíos, como la perforadora, no aparecían por ninguna parte.

Ante esos detalles el inicio de la votación se vio demorado por unos minutos, que a los funcionarios de casilla nos parecieron eternos. En medio de tales tribulaciones el reloj marcó las 8:30 y no se veía cuándo empezaríamos, lo que no dejaba de estresarnos habida cuenta de que la fila de votantes madrugadores crecía notoriamente. Por fin, al filo de las 9:00 de la mañana, iniciamos, satisfechos de haber resuelto los múltiples pasos que contempla uno de los momentos más delicados de la jornada como es la apertura de casillas.

A lo largo del día todo fluyó tranquilo; no se registraron incidentes, de ahí que la votación se convirtiera en un ejercicio democrático tranquilo y armonioso. Queda para las buenas anécdotas la singular solidaridad que se genera tanto entre los funcionarios de casilla como entre los propios votantes y vecinos, quienes comedidamente ofrecen agua, refrescos, paletas, bocadillos, etcétera. Así transcurrió el día, sin pausas, hasta las 6:00 de la tarde, hora indicada para suspender la votación y proceder a la fase más emocionante de la jornada que es el conteo de los sufragios y el llenado de la abundante papelería electoral. Mientras los escrutadores separaban los votos obtenidos por partido, los secretarios llenaban las actas que luego se integrarían a la paquetería electoral.

Al margen de vicisitudes y apuros del final de la jornada y de la satisfacción de haber cumplido como ciudadanos, es interesante resaltar varios aspectos que nos llamaron poderosamente la atención:

1. Pese a que el PAN había designado tres representantes, no se apersonó ninguno. En cambio los del PRI y Verde estuvieron todos. Extrañó la ausencia blanquiazul, pues en la defensa del voto se revela la capacidad organizativa de los institutos políticos. Uno de los secretarios comentó que era una mala señal del PAN. Luego confirmaríamos que ese abandono anticipaba el severo descalabro panista. 2. En la casilla 0474 votaron casi dos terceras partes de los registrados en el listado oficial; es un porcentaje superior al promedio estatal y mucho mayor al nacional que no rebasó el 50 por ciento. Quiere decir que este seccional conforma una comunidad politizada para la cual votar es un ejercicio relevante; 3. El voto nulo, aunque importante, nunca rebasó las previsiones.

Cruzar toda la boleta fue la modalidad que la mayoría escogió para anular; hubo otros que optaron por escribir una leyenda aludiendo a algún político considerado corrupto o por denunciar en ese espacio que las elecciones son una farsa; 4. En la casilla 0474 perdió la candidata priista por un margen estrecho, de alrededor de 30 votos; en cambio, el aspirante tricolor a la alcaldía obtuvo una holgada victoria.

Esta misma situación se dio en la casilla contigua, lo que dio pie a conjeturar que habría voto diferenciado para gobernador y presidencia municipal. Se trató sólo de una efímera especulación pues para las 9:00 de la noche los trascendidos insinuaban el tsunami electoral que cambiaría radicalmente la correlación política de la entidad. De esto comentaremos la próxima semana.

*Doctor en Economía. Profesor-Investigador de El Colegio de Sonora