» Convocatorias

  • maestria-559 Maestría en Gestión Integral del Agua »

    El Colegio de Sonora, a través del Centro de Estudios en Gobierno y Asuntos Públicos (CEGAP) y el Cuerpo Académico Gestión Integral del Agua, inicia [...]

» Novedades Editoriales

  • liberalismo-577 Los efectos del liberalismo en México. Siglo XIX. »

    Los efectos del liberalismo en México. Siglo XIX. (2015, COLSON) coordinado por Antonio Escobar Ohmstede, José Marcos Medina Bustos y Zulema Trejo.

  • crisiseco-577 Crisis económica y política antiinmigrante. Efectos en familias mixtas en Estados Unidos y México. »

    Crisis económica y política antiinmigrante. Efectos en familias mixtas en Estados Unidos y México. (2015, COLSON) coordinado por Gloria Ciria Valdéz Gardea y Alvaro Bracamonte [...]

  • sonora15-577 Sonora 2015 »

    Sonora 2015: Balance y perspectivas de la alternancia, coordinado por Alvaro Bracamonte Sierra, Gloria Ciria Valdéz Gardea y Álex Covarrubias (2015, COLSON)

FOTO DE LA SEMANA: “En clase”

La imagen fue capturada por Jesús Morales

Los invitamos a publicar fotografías de su agrado para esta sección semanal. Enviar fotos al correo: asanchez@colson.edu.mx

fuera-580

La guerra de posición de Morena

Óscar Alejandro Sánchez Parra*

El teórico italiano Antonio Gramsci se refiere a la guerra de posición como la forma de obtener la hegemonía. Es decir, la dirección política, intelectual (en las ideas) y moral (en los valores) que se ejerce sobre la sociedad civil por parte de un grupo o grupos. Ésta es convencida y acepta ser dirigida.

La idea es establecer una política de alianzas basada en la persuasión y el consenso donde la hegemonía tiene un papel más relevante que la fuerza. Lo anterior, frente a lo que sería la guerra de movimiento, la toma del poder político de manera violenta que, por lo mismo, termina siendo más efímera.

Así, para este autor lo más importante es lograr la hegemonía como paso previo a la toma del poder político.

En este sentido, el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), encabezado por Andrés Manuel López Obrador, ha tenido una estrategia que podemos enmarcar en la guerra de posición, porque ha logrado una cierta hegemonía, aunque no a nivel nacional, pero sí en un lugar estratégico como es el caso del Distrito Federal.

Aparte de haber ganado cinco delegaciones (su equivalente en el resto del país son los municipios): Azcapotzalco, Cuauhtémoc, Tláhuac, Tlalpan y Xochimilco, también obtuvo la mayoría en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF). Con ello, el Partido de la Revolución Democrática (PRD), que anteriormente se impuso al resto de los partidos políticos, queda en segundo lugar.

Hay que recordar que tiempo atrás López Obrador comenzaba una campaña, a nivel nacional, a través de un movimiento que desde el inicio prometía buenos resultados. Gracias a una amplia participación ciudadana, éste ha logrado formalizarse en el partido político Morena. Precisamente aquí se ejemplifica la importancia que tiene la construcción de hegemonía como paso previo, en este caso, a la formación y consolidación de un partido político.

Habrá que ver si de aquí a las elecciones presidenciales de 2018 este partido logra construir una hegemonía más amplia entre los ciudadanos. Por ello, su principal reto será tener una mayor presencia en varias zonas del país, donde prácticamente no figura.

Al margen de todo lo anterior, una muy buena noticia es que Morena obtuvo, en cantidad y porcentaje, más votos a nivel nacional que el Partido Verde Ecologista de México (PVEM), al que también se le conoce como el “partido de las cuatro mentiras”. Una muy buena definición, por cierto.

*Estudiante del Doctorado en Ciencias Sociales de El Colegio de Sonora. Correo electrónico: osanchez@posgrado.colson.edu.mx