» Convocatorias

  • maestria-559 Maestría en Gestión Integral del Agua »

    El Colegio de Sonora, a través del Centro de Estudios en Gobierno y Asuntos Públicos (CEGAP) y el Cuerpo Académico Gestión Integral del Agua, inicia [...]

» Novedades Editoriales

  • liberalismo-577 Los efectos del liberalismo en México. Siglo XIX. »

    Los efectos del liberalismo en México. Siglo XIX. (2015, COLSON) coordinado por Antonio Escobar Ohmstede, José Marcos Medina Bustos y Zulema Trejo.

  • crisiseco-577 Crisis económica y política antiinmigrante. Efectos en familias mixtas en Estados Unidos y México. »

    Crisis económica y política antiinmigrante. Efectos en familias mixtas en Estados Unidos y México. (2015, COLSON) coordinado por Gloria Ciria Valdéz Gardea y Alvaro Bracamonte [...]

  • sonora15-577 Sonora 2015 »

    Sonora 2015: Balance y perspectivas de la alternancia, coordinado por Alvaro Bracamonte Sierra, Gloria Ciria Valdéz Gardea y Álex Covarrubias (2015, COLSON)

FOTO DE LA SEMANA: “En clase”

La imagen fue capturada por Jesús Morales

Los invitamos a publicar fotografías de su agrado para esta sección semanal. Enviar fotos al correo: asanchez@colson.edu.mx

vialibre-580

¿Qué sigue?

Alvaro Bracamonte Sierra*

Nunca los panistas pensaron perder todo o casi todo; tampoco los priistas imaginaron ganar todo o casi todo. El estado se ha pintado de rojo y el azul que reinaba será, a partir de septiembre, sólo una pálida sombra con tímidas luces en algunos rincones del mapa sonorense. El 7 de junio mostró el poder transformador del voto ciudadano que juzgó, en su inmensa mayoría, que los problemas estatales tenían un responsable: el gobernador Padrés. Él es, evidentemente, el principal damnificado del tsunami electoral. Incluso podría decirse que no ganó Claudia Pavlovich sino que perdieron Padrés y su delfín.

La amplia victoria tricolor no dejó margen para la protesta poselectoral. Más de 70 mil votos separan a Claudia de Javier. Tal diferencia alejó el fantasma de la judicialización del proceso: Por mucho tiempo se anticipó que el margen entre el primero y el segundo lugar sería tan estrecho que el perdedor acudiría a los tribunales. No hubo necesidad y ocurrió lo impensable en nuestra precaria democracia: la aceptación de la derrota.

El triunfo priista fue también contundente en la Legislatura local: Obtuvieron 13 curules y el PAN sólo ocho. Aún más categórica fue la victoria en Hermosillo donde la fórmula tricolor arrolló a la blanquiazul: de las cinco diputaciones en disputa, el PRI se queda con cuatro. En Cajeme se las llevó todas.

Este cuasi carro completo tricolor genera preocupación; si tanto el Municipio, como el Congreso local y el federal, la gubernatura y la presidencia de la República estarán en manos del PRI, no es descabellado suponer un intento de restauración del viejo régimen priista cuyas negras historias nadie, o casi nadie, quisiera que se repitieran. Ojalá que el nuevo gobierno se coloque a la altura de los retos que impone el futuro de Sonora y sea capaz de sacudirse los fantasmas del autoritarismo que, ominosamente, siempre está por ahí agazapado, listo para hacer acto de presencia.

El mandato de las urnas es inobjetable: combatir la corrupción. La duda que salta es si el nuevo gobierno tendrá la voluntad suficiente para acometer tan delicada y urgente tarea. Los riesgos que supone son muchos y los resultados serán siempre motivo de suspicacias. Es posible, por ejemplo, que no se detenga o investigue a nadie, lo que se prestará a la sospecha de oscuras negociaciones que confirmarían la especie de que todos los políticos son iguales. Pero cabe la posibilidad de que, para satisfacer el reclamo ciudadano, se enjuicie a dos o tres altos funcionarios salientes. Los mal pensados preguntarán en este caso ¿por qué ellos y no otros? ¿Será fruto de otro tenebroso pacto?

Un escenario diferente sería que la justicia y el imperio de la ley se impongan tope donde tope, caiga quien caiga. Entonces, los maledicentes señalarán que se trata de una cacería de brujas inaceptable debido a que tal proceder está ligado a autoridades que politizan la justicia y que eso no es bueno para la democracia a la mexicana.

Cumplir el mandato dado en las urnas el 7 de junio no será una faena fácil. Estará lleno de riesgos y amenazas que demandarán el acopio de buen juicio que puedan lograr las autoridades entrantes. Pero también, y sobre todo, el involucramiento de los ciudadanos que deberemos estar vigilantes de que los asuntos públicos se resuelvan públicamente.

EVALUANDO LA ALTERNANCIA SONORENSE

El Colegio de Sonora recién acaba de publicar un libro que analiza los saldos de la primera alternancia política del “Estado de Sonora”. El texto “Sonora 2015. Balance y perspectivas de la alternancia” reúne un conjunto de artículos escritos por algunos de los mejores académicos de la entidad que abordan la situación de la economía y la democracia estatales, la transparencia gubernamental, los movimientos sociales y la impunidad, entre otros temas relevantes en esta coyuntura.

Es una obra oportuna que ayudará a comprender los problemas que enfrentó el panismo como gobierno estatal y servirá para que las nuevas autoridades decidan con información objetiva lo que mejor conviene al futuro de la entidad.

*Doctor en Economía. Profesor-Investigador de El Colegio de Sonora.