» Convocatorias

  • convo-desa-581 Convocatoria “Seminario sobre Desarrollo Humano en la Región Transfronteriza Sonora Arizona SDHT ” 2015-2016 »

    El Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo, El Colegio de Sonora, El Colegio de la Frontera Norte, El Colegio de la Frontera Sur, Universidad [...]

» Novedades Editoriales

  • liberalismo-577 Los efectos del liberalismo en México. Siglo XIX. »

    Los efectos del liberalismo en México. Siglo XIX. (2015, COLSON) coordinado por Antonio Escobar Ohmstede, José Marcos Medina Bustos y Zulema Trejo.

  • crisiseco-577 Crisis económica y política antiinmigrante. Efectos en familias mixtas en Estados Unidos y México. »

    Crisis económica y política antiinmigrante. Efectos en familias mixtas en Estados Unidos y México. (2015, COLSON) coordinado por Gloria Ciria Valdéz Gardea y Alvaro Bracamonte [...]

  • sonora15-577 Sonora 2015 »

    Sonora 2015: Balance y perspectivas de la alternancia, coordinado por Alvaro Bracamonte Sierra, Gloria Ciria Valdéz Gardea y Álex Covarrubias (2015, COLSON)

FOTO DE LA SEMANA: “Luces y música”

La imagen fue capturada por Ana Rosa Sánchez.

Los invitamos a publicar fotografías de su agrado para esta sección semanal. Enviar fotos al correo: asanchez@colson.edu.mx

ysin-583

¿Más vale el PRI conocido?

Nicolás Pineda*

En 2009, al asumir el PAN la gubernatura del estado de Sonora, un amigo priista me comentaba, con cierta sorna, que no percibía ninguna emoción social con la alternancia y el arribo de un nuevo partido al gobierno de Sonora. Creo que tenía razón. Ahora, en 2015, me lo volví a encontrar y le comenté que ahora yo no percibía tampoco ninguna emoción social con el regreso del PRI al gobierno del estado. Es más, yo me atrevería a decir que muchos sonorenses estamos preocupados con el regreso del PRI y la posible restauración de los viejos modos autoritarios.

El estilo de poder en los estados priistas
Hay siete estados de México en los que el PRI nunca ha perdido la gubernatura. En ninguno de ellos se puede ser periodista o ser analista crítico del gobierno con la misma libertad que hemos sido críticos de los gobiernos panistas. Esos estados son Campeche, Coahuila, Durango, Hidalgo, Estado de México, Quintana Roo y Veracruz.

Un coahuilense me comenta que el gobierno de ese estado tiene bien controlada a la oposición y no deja que prolifere la crítica en la prensa. La deuda de Moreira se trata muy superficialmente. A cualquier crítica al gobierno se le hace el vacío y no es reproducida por la prensa local. Priva la autocensura. Pero tampoco es extraño que el gobierno tome represalias y castigue a los críticos.

Hace unos meses estuve en Toluca y cuando pregunté sobre el suceso de Tlatlaya me comentaban lo mismo. Ahí no se habla de Tlatlaya y no hay críticas fuertes contra el gobierno local. La critica y la oposición son “administradas” desde el gobierno del estado. Es famoso el control que detenta el grupo Atlacomulco sobre la política, la economía y las obras públicas locales. La cabeza de este grupo es el ex gobernador Arturo Montiel a quien los mismos priistas acusaron de enriquecimiento inexplicable. El presidente Peña Nieto es también hechura de este grupo y, según Sergio Aguayo, su estilo ampuloso y su falta de tino se deben a este origen.

Ahora el tema de los estados priistas autoritarios vuelve a estar en la palestra con motivo del asesinato del periodista veracruzano Rubén Espinoza. Se dice que en Veracruz no se puede hacer periodismo crítico y que ese es el estado más peligroso para ejercer el periodismo. El día de la libertad de prensa, el gobernador aconsejó a los periodistas que “se porten bien”. Son ya ocho los periodistas veracruzanos asesinados.

Está claro que los modos ciudadanos y la cultura política democrática no son característicos de los estados en los que el PRI tiene la hegemonía.

Las libertades del pluralismo político
Hay libertades políticas que se consolidan cuando compiten varios partidos. La tolerancia y la cultura ciudadana florecen cuando no existe monopolio del poder. En Sonora lo hemos vivido. Y no es que el PAN haya sido muy liberal, sino que el pluralismo político no se lo permitió. El gobierno de Padrés gustosamente hubiera acallado las criticas y de hecho lo intentó en repetidas ocasiones, pero no pudo dominarlas.

Los medios se ganaron y arrebataron durante este sexenio una libertad de expresión que no habían conocido en gobiernos anteriores. La crítica al gobierno de Padrés fue feroz y pertinaz. No se le dejaba pasar una y la atención se centró en lo negativo. Los medios y comunicadores perdieron el miedo a criticar al poderoso.

Me pregunto ahora qué va a pasar con el regreso del PRI. ¿Seguirán siendo críticos rudos del gobierno priista o se volverán analistas comedidos listos para el elogio? ¿Asumirá la comunicación social del gobierno las mismas tácticas de otros estados priistas? Pronto lo sabremos.

*Profesor-investigador de El Colegio de Sonora.nicolas.pineda.p@gmail.com