» Convocatorias

  • convo-desa-581 Convocatoria “Seminario sobre Desarrollo Humano en la Región Transfronteriza Sonora Arizona SDHT ” 2015-2016 »

    El Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo, El Colegio de Sonora, El Colegio de la Frontera Norte, El Colegio de la Frontera Sur, Universidad [...]

» Novedades Editoriales

  • liberalismo-577 Los efectos del liberalismo en México. Siglo XIX. »

    Los efectos del liberalismo en México. Siglo XIX. (2015, COLSON) coordinado por Antonio Escobar Ohmstede, José Marcos Medina Bustos y Zulema Trejo.

  • crisiseco-577 Crisis económica y política antiinmigrante. Efectos en familias mixtas en Estados Unidos y México. »

    Crisis económica y política antiinmigrante. Efectos en familias mixtas en Estados Unidos y México. (2015, COLSON) coordinado por Gloria Ciria Valdéz Gardea y Alvaro Bracamonte [...]

  • sonora15-577 Sonora 2015 »

    Sonora 2015: Balance y perspectivas de la alternancia, coordinado por Alvaro Bracamonte Sierra, Gloria Ciria Valdéz Gardea y Álex Covarrubias (2015, COLSON)

FOTO DE LA SEMANA: “Observatorio Tolteca”

La imagen fue capturada por Janeth Schwarzbeck en Tula, Hidalgo.

Los invitamos a publicar fotografías de su agrado para esta sección semanal. Enviar fotos al correo: asanchez@colson.edu.mx

ysinembar-585

El PRI contra el PRI

Nicolás Pineda*

 Para ser congruente y para sobrevivir, el PRI está obligado a cambiar sus viejas prácticas y renegar de su antiguo corporativismo y clientelismo.

Hasta ahora, el PRI ha cooptado sindicatos, ejidos y gremios a base de prebendas y privilegios. Al hacerlo ha creado monstruos insaciables. Ahora tiene que combatirlos y acabar con ellos. Si no lo hace así, la distancia entre el PRI y la ciudadanía, ese conglomerado de electores que emite de manera consciente su voto, será cada vez más grande, los problemas crecerán y el PRI será un partido cada vez más obsoleto y descontinuado. Veámos los casos de la educación y de Sonora.

La lucha por la educación y contra la CNTE

Durante muchas décadas los gobiernos del PRI concedieron privilegios al sindicato de maestros. Les dieron plazas heredables, les dieron los puestos de dirección, les entregaron el mismo presupuesto educativo a cambio de sus votos y de su apoyo político; pero a costa de la educación. Ahora el monstruo creció, es insaciable y quiere comerse al Estado mexicano. La CNTE  de Oaxaca, Guerrero y otros estados se niega a entrar a un sistema de evaluación como mecanismo de promoción y permanencia, y amenaza con boicotear el año escolar. Para mantener sus privilegios ha acampado en el monumento de la Revolución, ha hecho marchas y tomado aeropuertos. Ante el duelo de fuerza, la SEP trató de dar marcha atrás en la evaluación elevada a rango constitucional, pero grupos ciudadanos le reclamaron, lo pensó mejor y tuvo que emprender de nuevo esta batalla contra los maestros y obligarlos a entrar al carril. Para ello ha tenido que rescatar a la Secretaría y al presupuesto de Educación de Oaxaca de las manos de los dirigentes magisteriales y ordenar, incluso, la aprehensión de sus líderes. El duelo entre maestros y el Estado mexicano continúa y seguramente quedan muchas batallas por librar, pero parece que es un hecho que al menos este gobierno priista de Peña Nieto ya no tiene punto de retorno y está obligado a seguir adelante y a tratar de ganar esta lucha por la educación.

Lo raro de este asunto no es solamente que el PRI está combatiendo los comportamientos que él prohijó, sino que esos mismos comportamientos los sigue practicando en muchas otras áreas.

El gobierno entrante del PRI en Sonora

En Sonora, el PRI enfrenta un reto parecido, pero en otra área. Ante el rechazo a un gobierno panista que no sólo adoptó las viejas prácticas patrimonialistas (entiéndase como abuso de los recursos públicos para beneficios privados) del PRI sino que las superó y las llevó a un nivel de cinismo, el PRI ofreció simplemente ser honesto. Ahora que ganó con esta promesa, para ser congruente con su propio compromiso, está obligado a ser honesto. Pero, ¿qué es eso? ¿con qué se come la honestidad? ¿dónde comienza y dónde acaba?

Tenemos entonces a un PRI enfrentado contra sí mismo, contra sus viejas mañas y costumbres. Para ser congruente, el gobierno entrante no sólo va a tener que castigar y meter a la cárcel a los defraudadores del gobierno panista, sino convencer a sus propios miembros de que los puestos ya no son para hacer negocios y enriquecerse, y a sus contratistas de que no tienen que darles mochada ni construirles casa ni prestarles aviones. Desde sus primeros nombramientos tendrá que demostrar que no se trata sólo de cuotas, premios y “ponerlos donde hay”, sino de que se nombrará a personas honorables, honestas y competentes para luchar por sacar adelante el estado y hacer eficaces sus políticas públicas. Yo, como Santo Tomás, ver para creer.

Profesor-investigador de El Colegio de Sonora.nicolas.pineda.p@gmail.com